El día que todos buscamos una Plaza

Ya es Primero. A pura marcha sacaremos al sol la punta de otro Mayo proletario. En la Plaza de la Revolución, de La Habana, el Maestro mismo nos dará a las 7 en punto la arrancada, pero los caminantes por Cuba marcarán de taller todos los pueblos. Hoy no habrá bandera sin brisa, ni palma quieta, ni cartón sin letras, ni mensaje que no aliente: está prohibido en decreto proletario. Cuba puede andar, unida, la senda de los guerreros que han triunfado porque hacen batallas al andar

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Calles, avenidas y plazas de la Mayor de las Antillas respiran desde hace varios días un ambiente diferente. La fiesta proletaria llega este viernes a todos los sitios y como un mar de pueblo andará la nación para festejar la llegada de este 1ro. de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

La histórica Plaza de la Revolución José Martí de La Habana será testigo otra vez del mayor desfile del país. Las lluvias de este miércoles en la tarde no aguarán la fiesta de todo un pueblo, que no saldrá a las calles en reclamo de sus derechos o de huelgas como las de los obreros de Chicago en mayo de 1886.

En ese sitio estarán también más de mil compatriotas de 68 naciones que ya confirmaron su asistencia a la gran marcha. Y junto a nosotros alzarán las banderas de la verdad y la justicia, esas que defendieron Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, y quienes igualmente estarán marchando este viernes junto a nosotros.

La marcha habanera la encabezarán más de 50 000 trabajadores de la Salud Pública, entre ellos un centenar de colaboradores de la Brigada Médica Internacionalista Henry Reeve, quienes desde octubre del pasado año combatieron la epidemia del Ébola en África Occidental, y regresaron con la misión cumplida.

Unidos en la construcción del Socialismo —como el lema que preside esta conmemoración—, el desfile está organizado de nuevo en bloques, por los 17 sindicatos. Al de la Salud seguirán los de Educación, la Ciencia y el Deporte, Construcción, y el ya tradicional de Comunales.

Según lo previsto, continuarán los de Comunicaciones, la Ciencia, Civiles de la Defensa, Hotelería y Turismo, Industrias, Transporte, Administración Pública, los de Comercio, Gastronomía y Servicios y Tabacaleros, Cultura, Alimentación y Pesca, Azucareros, Agropecuario y Energía y Minas.

En esta multitudinaria fiesta participará el pueblo de los 15 municipios capitalinos, bien por los sindicatos a los que pertenecen, o incorporados a los colectivos laborales de sus barriadas. En el caso de los trabajadores asociados a otras formas de gestión no estatal, marcharán como parte integrante de los sindicatos a los que se encuentran afiliados.

Serán otra vez las nuevas generaciones las que cierren el desfile capitalino. Más de 50 000 jóvenes, futuros obreros, estudiantes, campesinos, combatientes, intelectuales… protagonizarán esta fiesta. El bloque estará encabezado por 700 deportistas preseleccionados para los Juegos Panamericanos Toronto 2015.

A ellos los seguirán los miembros de la FEEM, con una gigantografía de los rostros de Chávez y Fidel, como solidaridad con el pueblo y Gobierno de Venezuela. Luego vendrán los estudiantes universitarios con una gigantografía del logo del X Congreso de la UJC y otros carteles, que hacen alusión a esa importante evento.

Cerrarán los jóvenes trabajadores y combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior. Ellos portarán cinco banderas gigantes: la cubana, la de la Unión de Jóvenes Comunistas y de las organizaciones estudiantiles, así como otras 1 000 enseñas nacionales.

El Día Internacional de los Trabajadores seguirá haciendo historia. La disciplina, el colorido, el empuje y la creatividad una vez más se adueñará de los desfiles en cualquier sitio del país, pues se reafirma que la gran fiesta obrera es de todos los que se sienten comprometidos con el futuro de la Revolución y su Socialismo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.