Santiago fiel al recuerdo de Frank - Cuba

Santiago fiel al recuerdo de Frank

Este 30 de julio una multitud solidaria, remedo de aquella otra que 58 años atrás llevara en hombros el cadáver del entrañable Frank País García, jefe de Acción y sabotaje del Movimiento 26 de Julio, elevó el recuerdo del joven maestro

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Otra vez la ciudad toda abandonó sus quehaceres a las tres de la tarde, para que estudiantes y obreros, retoños y abuelos, se confundieran en un haz hasta la necrópolis local.

Este 30 de julio una multitud solidaria, remedo de aquella otra que 58 años atrás llevara en hombros el cadáver del entrañable Frank País García, jefe de Acción y sabotaje del Movimiento 26 de Julio, elevó el recuerdo del joven maestro; de Raúl Pujol Arencibia, el leal compañero que «cumplió su compromiso con la Revolución de protegerlo hasta la muerte...», y de todos los mártires de la Patria.

De nuevo ardieron las gargantas en un coro inmejorable de voces claras, voces roncas, repitiendo: «Revolución. Revolución. Revolución. Viva Fidel y el M-26-7», y llovieron los pétalos de rosas desde balcones y ventanas.

Las máximas autoridades del Partido y el Gobierno local y algunos de los compañeros de lucha de Frank encabezaron el homenaje.

Santiago tiene muy buena memoria. Fueron 14 cuadras completas. San Pedro, Martí, Crombet... continúan matando el silencio aunque el tiempo se deshoje. No hay ocaso para una estrella. La semilla sembrada «para asegurar la felicidad de los hijos» ha germinado.

Por eso el día fue un homenaje intenso desde los primeros rayos del Sol. Ofrendas florales a nombre del pueblo de Cuba llegaron al clarear hasta el Callejón del Muro, en la misma acera que le vería caer un 30 de julio de 1957.

«Frank, tú continúas caminando por las calles de Santiago, sigues siendo el maestro, el líder estudiantil…», le diría la pionera María Karla Ponce Piñera, de la Ciudad Escolar 26 de Julio, en singular carta en la que también contaría al héroe «que su ciudad está más bonita que nunca…».

Luego, el mismo recorrido de pasos conspiradores hasta la Placita de los Mártires: «Siempre el lugar para el luchador de la noble causa», y otra vez las flores, el recuerdo de sus compañeros de lucha, el compromiso de los continuadores. Hasta el Cementerio Patrimonial de Santa Ifigenia llegarían también las flores. Ofrendas a nombre del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro; del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro; de los Consejos de Estado y de Ministros, y del pueblo de Cuba serían depositadas ante la tumba de la familia País García, en el Panteón de los Mártires del Moncada y Caídos en la Insurgencia, y ante el sepulcro de Raúl Pujols.

Igualmente se depositaron sendas ofrendas en la tumba de los hermanos Díaz y en el monumento que desde la barriada de Los Olmos rinde homenaje a René Ramos Latour, quien sustituyera a Frank en sus responsabilidades en Movimiento 26 de Julio y cayera en combate también un 30 de julio, pero de 1958, en el Jobal, en plena Sierra Maestra.

La casa natal de la familia País García, en San Bartolomé 226; la colina de Punta Gorda, que supo de sus pasos de joven amante de la naturaleza, las aventuras y la meditación, en fin, todo su Santiago, que le llevará por siempre en el corazón y la memoria como uno de sus hijos entrañables, se hizo al recuerdo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.