La buena comunicación, una constante

La asamblea provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en todo Sancti Spíritus propició constructivos debates y proyectó las líneas a seguir por esa institución

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

Sancti Spíritus.— Debemos pensar en cómo hacer cultura con lo que contamos y sin faltarle el respeto al público, fue la frase que centró el criterio de Anisley Miraz Lladosa, de la célula de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), en Trinidad, durante la asamblea de la filial provincial de la organización que agrupa la vanguardia artística joven en estos predios.

Con problemas tecnológicos y con un escaso presupuesto, no se han detenido las acciones en nuestra sede, que realizamos con el concurso de nuestros miembros, dijo.

Tópicos como la recreación, la política cultural, el funcionamiento interno, la divulgación y promoción, así como las posibilidades de la AHS para contribuir a formar el gusto estético en parte de la sociedad, resultaron los puntos de mira de los debates de la asamblea provincial de la AHS en Sancti Spíritus, en la que Alexander Hernández Chang fue elegido como nuevo presidente.

Al igual que la experiencia trinitaria, otra que conmocionó al auditorio fue la vivida en Jatibonico, donde un grupo de jóvenes, encabezados por Yosvel Martínez, líder de la banda de rock Cancerbero, apuesta por el proyecto de reanimación cultural en su municipio.

Para el director del grupo, hoy se precisa desterrar el divorcio que existe entre el discurso y la práctica, y sobre todo, hacerlo desde las propias potencialidades culturales de cada comunidad, donde median instituciones y organismos decisivos del panorama sociocultural del territorio.

Por ello, al decir de la escritora Saylí Alba, se deben potenciar aquellos elementos culturales que identifican las raíces. Eso no significa, alertó, borrar exponentes de otras idiosincrasias o culturas, sino proponer opciones inteligentes que formen a públicos capaces de decidirse por las propuestas adecuadas.

Para lograrlo, acotó Jairo Alberto Pacheco, miembro del ejecutivo provincial de la AHS en tierra yayabera, se requiere una adecuada promoción cultural, algo que hoy falta en la provincia.

«Si quienes cobran por eso no lo hacen, nos corresponde a nosotros mismos acercarnos a los medios de prensa e instituciones para darnos a conocer», acotó.

Igualmente, instó a los asociados a conocer sobre las becas que les ofrece la organización, y sugirió que se creara una que beneficiara la creación de los jóvenes radialistas cubanos.

En esa misma línea de pensamiento, Ángel Luis Méndez llamó a que cada uno de los miembros analizara cuánto han hecho por vincularse al trabajo interno de la Asociación, porque muchos de los problemas aún persisten en el territorio, al no asumirse a la organización con su verdadera razón de ser.

«Nos toca servirle como asociado, para luego, desde dentro, procurar que se defienda nuestra libertad creadora y obras», expresó.

Entre las problemáticas de mayor hondura en predios espirituanos, de acuerdo con Maikel Rodríguez Calviño, está la inexistencia de una editorial de la filial que permita la publicación no solo de libros, sino de artículos especializados sobre la obra de los asociados en sus diferentes manifestaciones.

Todo ello se agudiza por la crisis que arrastra la casa editora de la provincia, el limitado espacio del periódico provincial y las pocas publicaciones de su suplemento cultural.

En la asamblea espirituana, en la que participaron Deivy Pérez Martín, miembro del Buró Provincial del Partido; Teresita Romero, presidenta del Gobierno en Sancti Spíritus, y otros dirigentes, Rubiel García González, presidente de la AHS en el país, reconoció el empeño de los jóvenes artistas por apostar por la educación de un público más crítico como contrapartida de las instituciones y llamó a que la comunicación entre todos debe ser constante, para evitar arrastrar problemas que pueden ser resueltos en breves períodos de tiempo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.