La Operación Carlota constituyó una extraordinaria hazaña de nuestro pueblo (+ Fotos)

Más de 300 000 combatientes cubanos participaron en la liberación de la República de Angola, al igual que  más de 50 000 civiles trabajaron en diversas tareas

Autor:

Hugo García

TRIUNVIRATO. Limonar. Matanzas.— La Operación Carlota constituyó una extraordinaria hazaña de nuestro pueblo, afirmó aquí el General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, al concluir el acto político-cultural y parada militar en ocasión del aniversario 40 del inicio de la Misión Militar Internacionalista de Cuba en la República de Angola, la cual fue denominada Operación Carlota.

Rememoró la ayuda cubana al movimiento de liberación de África, iniciada desde fecha tan temprana como 1961 y destacó el heroísmo de los instructores militares cubanos, los únicos presentes en Angola durante la guerra de independencia, ante la masiva invasión extranjera a la que fue sometido ese país tras declararse independiente.

La Operación Carlota comenzó una vez que en decisión soberana Cuba decidió enviar tropas regulares para enfrentar la amenaza del apartheid, y constituye la más prolongada y exitosa misión internacionalista cubana, abundó.

Fuimos testigos del nacimiento de un estado libre, soberano e independiente el 11 de noviembre de 1975, continuó el viceministro de las FAR, aseveró. Luego en marzo de 1976 el gobierno racista de Sudáfrica comenzó una delirante carrera armamentista que lo llevó a utilizar las armas repetidamente contra Angola.

A finales de 1987 se produjo la última gran invasión sudafricana a suelo angolano en circunstancias que ponían en peligro la estabilidad de esa nación, continuó. Cuba no dudó en enviar hacia Angola todo lo necesario para revertir la situación, y así ocurrió con una celeridad tal que el enemigo no tuvo tiempo para percatarse del embotellamiento que se había metido.

El enemigo no tuvo más remedio que sentarse a la mesa de negociaciones. La misión internacionalista estaba cabalmente cumplida. Nuestros combatientes regresaron solo con la amistad de los angolanos y con los restos gloriosos de los caídos, a los cuales estamos eternamente agradecidos y no olvidaremos jamás, afirmó.

En esta lucha resultó decisiva la semilla sembrada por los mambises y nuestros guerrilleros en la Guerra de Liberación, continuada por los combatientes en activo y de la reserva tras el triunfo de la Revolución. El ejemplo y la experiencia acumulada resultan imprescindibles para el futuro, subrayó.

El nombre de esta operación propuesta por el General de Ejército Raúl Castro es un símbolo y homenaje a los cientos de esclavos que fallecieron en las sublevaciones libertarias, entre ellas la negra lucumí Carlota, un paradigma de la lucha por la liberación y parte del patrimonio cubano de rebeldía contra la dominación.

Hace hoy 40 años, fue como si los huesos de Carlota y sus compañeros se juntaran nuevamente para servir en la liberación de sus compañeros africanos, afirmó el General de Cuerpo de Ejército.

En este aniversario 40 queremos transmitir un especial reconocimiento a los familiares de nuestros internacionalistas que infundieron ánimos a cada combatiente, dijo más adelante. Sin excepción han estado a la altura del sacrificio supremo del ser querido. Supieron transformar su profundo dolor, ese dolor que estremeció a toda Cuba durante la Operación Tributo, cuando se trasladaron los restos mortales de los caídos en combate, en mayor respeto a la causa en la que entregaron sus vidas.

Nos llena de regocijo ver al hermano pueblo angolano que trabaja incansablemente en la liberación de su país y celebra con gran júbilo los 40 años de su independencia. Cada día se consolidan más las relaciones entre nuestros pueblos, sentenció Espinosa Martín, quien además tuvo una destacada participación en la dirección  y conducción de acciones combativas en defensa del pueblo angolano.

Presidieron el acto Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y miembro del Buró Político del Comité Central del Partido; Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; el General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, Viceministro Primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y Jefe del Estado Mayor General; el General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, Viceministro de las FAR.

Como invitados especiales a esta conmemoración asistió una delegación de la hermana República de Angola encabezada por el General Cándido Van Dunen, Ministro de Antiguos Combatientes y Veteranos de la Patria.

Cándido Van Dunen recorre áreas del museo Foto: Hugo García

Además, dirigentes del Partido y del Gobierno; jefes principales de las FAR y del Ministerio del Interior (MININT), y de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana. También participó una representación de combatientes que cumplieron misión en la República Angola; familiares de combatientes caídos en el cumplimiento de misiones; el Cuerpo Diplomático Africano y el Cuerpo diplomático Militar acreditados en Cuba. Asimismo, Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando, Héroes de la República de Cuba.

Tony Guerrero deposita flores ante monumento al esclavo rebelde Foto: Hugo García

Gerardo Hernández deposita flores ante monumento al esclavo rebelde Foto: Hugo García

Fernando González deposita flores ante monumento al esclavo rebelde Foto: Hugo García

Al comienzo de la ceremonia fueron colocadas en la base del Monumento al Esclavo Rebelde tres ofrendas florales, una a nombre del Líder Histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y otra del pueblo de Cuba, acompañadas por pioneros, estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de Matanzas, y combatientes internacionalistas.

Ofrendas florales por el 40 Aniversario de la Operación Carlota Foto: Hugo García

«Estamos eternamente agradecidos», sostuvo a la prensa el General Cándido Van Dunen, Ministro de Antiguos Combatientes y Veteranos de la Patria, quien recorrió emocionado las salas dedicadas a la Operación Carlota o la Operación Tributo.

Van Dunen añadió que la ayuda internacionalista de Cuba comenzó en los albores de la lucha de liberación del pueblo angolano con una estructura cada vez más sólida: «Es sin duda alguna la base que sustentó la independencia de Angola, que se obtuvo el 11 de noviembre de 1975».

Incluso, precisó el dirigente angolano, antes de ser instrumentada la Operación llamada Carlota, los angolanos mantuvieron siempre relaciones con los internacionalistas cubanos.

«Quisiéramos afirmar, sin temor a errar, que es gracias a esta ayuda internacionalista, que se fue estructurando hasta lograr la organización de esta Operación, que Angola, en la voz de su Presidente Agostinho Neto, pudieron proclamar la independencia el 11 de noviembre de 1975. Consideramos que además de ser un momento que la historia no podrá borrar, tenemos la responsabilidad de manifestar ante el pueblo junto al gobierno de Cuba, nuestra indefectible gratitud, sabiendo que no habrá forma de pagar el derramamiento de sangre de nuestros hermanos cubanos», resumió Van Dunen.

El coronel de la Reserva Emir Ávila Valdivia, quien cumplió misión internacionalista en la República de Angola, formando parte del primer grupo de cubanos que despedidos por Fidel arribaron en 1975 a tierras angolanas para ayudar a este pueblo hermano en su lucha contra la invasión extranjera, participando en la defensa de la provincia de Benguela y en diversas acciones combativas. Este valeroso combatiente recordó las conversaciones e instrucciones de Fidel antes de partir y cuando solo 17 instructores cubanos y unos 200 reclutas angolanos sostuvieron el primer combate contra los invasores sudafricanos, y que por primera vez sangre angolana y cubana era derramada en combate frente al apartheid.

Gerardo Hernández Nordelo, a nombre de los Cinco Héroes de la República de Cuba, expresó a la prensa que haber participado en la contienda angolana les sirvió de mucha preparación, porque como en su caso nunca ni había estado becado, poder convivir con jóvenes y combatientes que estaban alejados de sus familiares teníamos que hermanarnos en medio de aquellas dificultades y fue una verdadera escuela desde el punto de vista militar y humano: «Siempre llevamos en un lado especial de nuestros corazones el orgullo de haber participado en la lucha por la libertad del continente africano», expresó Gerardo.

El momento cultural contó con la actuación de Patricia Marrero Hernández, quien junto a la agrupación Los Muñequitos de matanzas interpretó de su autoría el poema África.

También la solista Carmen Lidia Maden junto al Grupo Danza Espiral interpretó la canción Cualquier lugar es mi tierra, del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

En el ingenio Triunvirato Monumento al Esclavo Rebelde fue inaugurado el pasado día tres el museo a la gesta internacionalista de los cubanos en Angola, y a la Operación Tributo, como homenaje a quienes dando muestras de altruismo ayudaron a los hermanos angolanos para su completa independencia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.