Salvar la cultura y las esencias de la Brigada

La Brigada de Instructores de Arte José Martí en la provincia de Holguín realizó el balance de su labor durante los últimos tres años y se pronunció por consolidar la superación profesional, política e ideológica de sus miembros

Autor:

Héctor Carballo Hechavarría

HOLGUÍN.— Integrantes de la Brigada de Instructores de Arte José Martí en esta provincia coincidieron en la urgencia de repensar algunas maneras de hacer que son susceptibles de mejoras respecto a su encargo social y, sobre todo, acordaron no perder de vista en las actuales circunstancias las motivaciones esenciales que dieron origen a ese movimiento, ideado por Fidel hace 12 años.

Al intervenir en el plenario, el profesor de la Universidad de Holguín Milton Reyes consideró trascendental perfeccionar las vías para la superación profesional e integral de los instructores. para eso sugirió organizar cursos especializados y poner a su disposición toda la experiencia acumulada durante años por el claustro de ese centro en la formación de profesionales.

El también miembro de honor de la brigada José Martí, recordó que en su misión de propiciar la asimilación de juicios críticos y gustos estéticos cultos desde la más temprana edad, los instructores son, además, formadores de patriotas y de las futuras excelencias del arte.

Héctor Niles, presidente del Movimiento Juvenil Martiano en Holguín, señaló que en el justo reconocimiento del cometido del instructor de arte se debe acabar de desechar la visión errónea de algunos de que el papel de este se limita a una mera presentación artística en una Casa de Cultura, y continuar favoreciendo, entre todas las instituciones, el trabajo formativo con el ser humano, que es lo esencial.

El igualmente instructor de arte expresó que en el objetivo de incentivar el gusto por lo verdaderamente estético, culto y enriquecedor del espíritu se demanda aun una mayor difusión de las experiencias de los instructores, y de acentuar su labor en las comunidades que poseen desventajas en relación con los principales núcleos urbanos.

Indira Fajardo, presidenta nacional de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, afirmó que, pese a las insatisfacciones, el movimiento realiza el actual proceso asambleario en un momento de madurez y crecimiento en el que, también, se ratifica la voluntad política de mantenerse como una fuerza para continuar contribuyendo a la consolidación de la actividad cultural en las comunidades.

La dirigente juvenil significó que la actual subordinación de la Brigada al Ministerio de Cultura, de conjunto con la atención de la UJC, ha devenido una fortaleza.

En el encuentro quedó constituida la nueva presidencia de la brigada en la provincia, al frente de la cual fue ratificado el instructor Yanielkis Batista Casquero.

La asamblea en Holguín estuvo presidida por Ernesto Santiesteban, miembro del Buró Provincial del Partido, Joan Cabo Mijares, integrante del Buró Nacional de la UJC, y la viceministra de Cultura Kenelma Carvajal, entre otros dirigentes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.