Acuerdan Cuba y EE.UU. vuelos regulares directos

Firman en La Habana el Memorando de Entendimiento entre los Gobiernos de los dos países

Autor:

Juana Carrasco Martín

Un importante paso para el establecimiento de vuelos regulares comerciales entre los Estados Unidos y Cuba se dio en La Habana con la firma del Memorando de Entendimiento en materia de transporte aéreo internacional entre los Gobiernos de ambos países.

Luego de un intenso proceso de conversaciones técnicas bilaterales iniciadas en marzo del pasado año, la adopción de este documento permitirá realizar hasta 20 vuelos regulares diarios entre aeropuertos estadounidenses y el de La Habana, y hasta otros diez vuelos diarios hacia y desde cada uno de los otros nueve aeropuertos internacionales de Cuba (Camagüey, Matanzas, Cienfuegos, Santa Clara, Holguín, Manzanillo, Santiago de Cuba, Cayo Coco y Cayo Largo).

En la mañana del martes, en el salón Vedado, del emblemático Hotel Nacional de Cuba, rubricaron el compromiso el ministro de Transporte cubano, Adel Yzquierdo Rodríguez, y el secretario de Transporte de EE.UU., Anthony R. Foxx, así como el presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, Alfredo Pablo Cordero Puig, y el secretario adjunto para Asuntos Económicos y de Negocios del Departamento de Estado, Charles H. Rivkin.

El Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de los Estados Unidos de América y el Gobierno de la República de Cuba tiene por objetivo aplicar sobre la base del respeto mutuo y la reciprocidad, disposiciones para el transporte aéreo internacional entre ambas naciones, y amplía las posibilidades que estaban limitadas a los vuelos chárter, los cuales se mantienen.

En sus palabras luego de las firmas, el secretario Foxx destacó que era un día histórico en las relaciones Cuba-Estados Unidos, conforme a lo anunciado por el presidente Barack Obama en diciembre de 2014, al establecer esa vía y servicio por primera vez en más de cinco décadas y daba fe de la voluntad de fortalecer los lazos.

Agregó que al mismo tiempo en Washington se daba a conocer la orden de abrir un plazo de 15 días, para que las aerolíneas estadounidenses puedan presentar sus solicitudes de ruta para dar ese servicio próximamente a familias y otras personas autorizadas.

Rivkin expresó, en nombre del secretario de Estado John Kerry, el placer de ver el avance en el camino que han recorrido y citó sus palabras en La Habana durante la ceremonia de izar la bandera estadounidense en la Embajada, cuando dijo que debían enfocarse en las oportunidades y en el futuro. Esta decisión de reanudar el servicio de transporte aéreo, consideró Rivkin, facilita el intercambio entre los ciudadanos de Cuba y de EE.UU.

Ambos funcionarios estadounidenses señalaron que desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas se ha incrementado el número de ciudadanos de su país que viajan a la Isla.

Por su parte, el ministro Adel Yzquierdo destacó también la importancia del establecimiento de los vuelos regulares entre dos países que son signatarios del Convenio de Aviación Civil Internacional y reiteran la voluntad de actuar de conformidad con ello en la seguridad de la aviación, «en los principios referidos al reconocimiento de la soberanía de los Estados sobre su espacio aéreo, el derecho a la igualdad de oportunidades y derechos comunes entre las Partes, así como el uso pacífico de la aviación civil».

Con «la puesta en vigor de este instrumento —puntualizó el titular cubano de Transporte— las aerolíneas de ambos países podrán, además, concertar acuerdos comerciales de colaboración, tales como códigos compartidos y contratos de arrendamiento de aeronaves entre ellas o con aerolíneas de terceros países».

La rúbrica del Memorando de Entendimiento da inicio a una nueva etapa en las relaciones de transporte aéreo entre Cuba y Estados Unidos, «lo cual contribuirá al avance de los vínculos entre nuestros países», concluyó el ministro Adel Yzquierdo.

Con este acuerdo se abren mejores facilidades a las 12 categorías de viajeros estadounidenses a Cuba que su país autoriza, aunque las leyes del bloqueo mantienen la prohibición para los viajes turísticos, lo que solo puede ser levantado por el Congreso de EE.UU.

Cuando firmaba el Memorando en La Habana, en Washington el Departamento de Seguridad Interna de EE.UU. anunciaba que eliminará las barreras legales que pesan sobre los vuelos con Cuba, que antes solo podían partir o llegar de 22 aeropuertos estadounidenses, pero ahora estarán sujetos a las mismas reglas que cualquier otro vuelo internacional, según reportó EFE.

«Estamos ejecutando la visión del presidente Barack Obama en nuestra relación con Cuba», destacó en una nota el subsecretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorkas, añadió la agencia noticiosa, que citó al funcionario diciendo: «Al eliminar una regulación obsoleta, estamos eliminando una barrera para los viajes autorizados y beneficiando a la gente de nuestras dos naciones».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.