Historia joven que forja el presente

Más de un centenar de jóvenes anduvo este sábado por la colosal historia que ha tejido la Revolución Cubana

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Más de un centenar de jóvenes anduvo este sábado por la colosal historia que ha tejido la Revolución Cubana. Así, la nueva generación de oficiales del Ministerio del Interior (Minint), de la Universidad de las Ciencias Informáticas y trabajadores civiles de la Defensa, para su cita con la historia escogieron El Cacahual, lugar que guarda los restos del Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales y su ayudante, el capitán Francisco Gómez Toro, así como los de otros patriotas cubanos.

Al llegar al sitio —luego de reeditar la marcha de 16 kilómetros que recuerda el trayecto seguido por el coronel Juan Delgado González y un grupo de mambises para trasladar en secreto los restos mortales de Maceo y Panchito desde San Pedro, donde cayeron en combate—, Kenny Vicente De León, segundo jefe de la sección UJC en el Minint, ratificó el compromiso de preservar la historia de la Patria y aprender cada día de ella, sobre todo, para entender los tiempos difíciles que se avecinan.

Aseguró que esta cita era un regalo a Fidel, en su 90 cumpleaños, por las enseñanzas que ha aportado a Cuba y a las nuevas generaciones, quienes han de aprender como nunca antes de su pensamiento. Además, añadió que con ella se recordaba también los 120 años de la Invasión de Oriente a Occidente, liderada por Maceo y Máximo Gómez, el reinicio de las luchas por la independencia y la muerte de Carlos Manuel de Céspedes, este 27 de febrero.

Minutos después, los bisoños «mambises» compartieron con el Historiador del lugar pasajes de la vida del Titán de Bronce y su papel en las luchas por la libertad. Un grupo de ellos recibió el carné que los acredita como militantes de la Juventud Comunista, y a todos se convocó a continuar el ejemplo de Juan Delgado, quien al llamar a sus hombres para el rescate de los cuerpos de Maceo y Panchito, expresó: «El que se sienta cubano y tenga valor, que me siga».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.