Jóvenes contra el Aedes - Cuba

Jóvenes contra el Aedes

Más de 1 500 jóvenes entre estudiantes de Medicina, Estomatología y tecnólogos de la Salud formarán parte del focal destructivo

Autor:

Yunet López Ricardo

San José de las Lajas, Mayabeque.— Más de 1 500 jóvenes entre estudiantes de Medicina, Estomatología y tecnólogos de la Salud formarán parte del focal destructivo, una actividad de higienización que ocurrirá durante la última semana de marzo en la provincia.

Es esta otra de las acciones que comprende la campaña intensiva antivectorial para enfrentar y prevenir enfermedades como el zika, el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla, transmitidas por los mosquitos del género Aedes.

«Los muchachos, pertenecientes a la Facultad de Ciencias Médicas y las sedes universitarias, visitarán en dúo las viviendas con la intención de revisar y echar abate a todos los depósitos posibles en los 11 municipios de Mayabeque», explicó Eddy Gil Hernández, jefe del Departamento de Vectores del Centro de Higiene y Epidemiología en el territorio.

La labor de los alumnos se fundamenta, sobre todo, en la vigilancia epidemiológica y la prevención de los padecimientos que ocasiona el mosquito. «Los educandos ganarán más cultura en esa área y transmitirán su conocimiento a la comunidad», precisó Maytel Domas Montes de Oca, jefa del Departamento de Extensión Universitaria de la Facultad de Ciencias Médicas.

En el focal participarán también los implicados en la campaña actual, cifra que alcanza las 1 500 personas, entre ellas trabajadores del sector de la Salud y reservistas y oficiales de las FAR, señaló Gil Hernández.

En cuanto a la situación epidemiológica en Mayabeque, aunque ningún territorio escapa al riesgo existente, los municipios más afectados son Nueva Paz, Güines, Quivicán y Bejucal. Inciden, entre otras causas, los problemas de saneamiento ambiental, como la insalubridad de fosas, desbordamientos y salideros, manifestó Anadieska Molina Abad, jefa de departamento en el Centro Provincial de Higiene y Epidemiología.

«También influye nuestra cercanía a La Habana, zona de mayor peligro por la cantidad de habitantes y el tránsito de personas allí», comentó.

Por último, señaló que «es vital en la casa, el trabajo y sus alrededores, revisar depósitos donde se pueda acumular agua y, por tanto, crecer el Aedes, como en vasos espirituales, tanques o bandejas de refrigeradores», acotó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.