Estudian inhibidor del desarrollo del Aedes aegypti

Alertan especialistas que, no obstante, la misión fundamental hoy es contribuir a sacar los mosquitos de las casas y sus entornos

Autor:

Luis Hernández Serrano

La obtención de un inhibidor del desarrollo del mosquito Aedes aegypti, para evitar que llegue a ser adulto, la búsqueda de un modo de provocar que estos insectos sean estériles y el empleo de una bacteria que los inhiba en su acción contaminante, están entre las proyecciones de la ciencia cubana en la lucha contra el zika, el dengue y otras enfermedades transmitidas por estos vectores.

Lo anterior lo informó el licenciado Omar Fuentes, entomólogo del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en un panel sobre zika, efectuado en la tarde de este miércoles en el capitalino hospital Hermanos Ameijeiras. El evento fue auspiciado por la mencionada entidad médica, la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología, y el Instituto de Medicina Tropical.

Fuentes dijo que, no obstante esas previsiones, la misión fundamental de la ciudadanía, junto al resto de los actores de la intensa campaña nacional en marcha, es contribuir a sacar los mosquitos de las casas y sus entornos, pues se ha demostrado que las enfermedades provocadas por la hembra de este insecto se propagan desde esos espacios.

Explicó que es más fácil, más rápido y más económico el control larval del mosquito Aedes aegypti, que acabar con el insecto adulto. «Antes de que el mosquito vuele, tenemos siete días para destruirlo dentro de nuestra propia casa», aseguró.

La doctora María Guadalupe Guzmán Tirado, presidenta de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología, quien  hizo la apertura del panel, aclaró que el objetivo del encuentro fue actualizar a médicos y especialistas desde los puntos de vista clínico, epidemiológico, de diagnóstico, vectorial y de laboratorio, sobre la experiencia acumulada en Cuba y en el mundo en el enfrentamiento a este virus que, por vez primera, llega a las Américas.

Belkis Galindo Santana, epidemióloga del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, comentó que el virus del Zika apareció en Uganda, África, en 1947 —cuando se hacía un monitoreo de la fiebre amarilla— y que ya está presente en 51 países del mundo, de ellos 33 de las Américas, de ahí la emergencia mundial. Por ello, comentó, se trabaja arduamente en la campaña nacional para acabar lo más posible con el mosquito del género Aedes.

El pediatra Eric Martínez Torres, también del IPK, expuso que todo lo que hagamos para enfrentar los daños que pueda causar este virus es poco, y resaltó que en el país hay especialistas de muy alto nivel preparados para diagnosticar el zika, así como los casos de dengue, de chikungunya o de fiebre amarilla.

Argumentó que el zika y el dengue son arbovirus parecidos, pero tienen características diferentes, y que los médicos cubanos están dispuestos a acorralar la enfermedad y detectar a cualquier paciente sospechoso de haberla contraído.

La doctora Mayling Álvarez Vera, jefa del Laboratorio Nacional de Referencia de Arbovirus del IPK, significó que se han conocido 545 arbovirus, y de ellos 134 provocan enfermedades en el hombre, pero el del zika —con un genotipo africano y otro asiático— ha sido uno de los de mayor y más rápida expansión geográfica.

Ofreció numerosos detalles y datos sobre las investigaciones de laboratorio, y aseguró que se han propuesto realizar análisis moleculares, no solo con el zika, sino también con los casos de dengue y chikungunya.

La doctora María Guadalupe Guzmán afirmó, al concluir el panel, que nuestro sistema de salud vigila la introducción de estos virus.

«Lo más importante es reducir al mínimo posible el nacimiento del mosquito Aedes aegypti, una lucha que hay que mantener, por lo que el país ya comenzó el segundo ciclo de este noble y abnegado esfuerzo en bien de la salud de nuestros niños y de todo nuestro pueblo».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.