Medicina nuclear al servicio del corazón

Una amplia presencia de especialistas y empresas norteamericanas privilegia el VII Congreso Iberoamericano de Cardiología Nuclear e Imagen Cardiaca

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

El papel de la cardiología nuclear entre las modalidades emergentes en imagen en el mundo de hoy, será uno de los temas centrales del VII Congreso Iberoamericano de Cardiología Nuclear e Imagen Cardiaca que, en cooperación con la Agencia Internacional de Energía Atómica, sesionará en el capitalino Hotel Nacional de Cuba del 14 al 16 de abril.

El encuentro, primero de su tipo que incluye como temática central a la imagen cardiaca, contará con alrededor de 70 especialistas extranjeros entre los que destacan 30 profesores norteamericanos y representantes de más de 18 países latinoamericanos como México, Argentina, Bolivia, Chile y Costa Rica.

Conferencias magistrales y posteres impresos reunirán a especialistas en medicina nuclear, cardiólogos nucleares e interesados en temas como la multimodalidad en técnicas de imagen en cardiología, tanto para diagnóstico como para estratificación de riesgos en pacientes con enfermedades coronarias; el efecto corto-beneficio de este tipo de tratamiento; y el aseguramiento de la calidad en el resultado de los exámenes.

Además participarán ponencias sobre el proceder guiado por el monto de la isquemia que ayuda al cardiólogo intervencionista a llegar hasta las lesiones donde el tratamiento podrían reportar un mayor beneficio; y sobre la ecocardiografía, la tomografía axial computarizada (TAC) y la resonancia magnética mundial, principales técnicas utilizadas en pacientes de todo el país.

Una exposición de importantes empresas como la Sociedad Americana de Cardiología Nuclear, la Jubilan Drax Image, la Hemo-Diagnostica, la Mec Murphil, la Mediso y la Syntermed, principales comercializadores de los equipos utilizados en esta modalidad médica, también estará a disposición de los participantes al evento.

«Este Congreso resulta muy importante en tanto sentará las bases para integrar todas las modalidades de la medicina nuclear y, en el caso de Cuba, reconocerlas como una especialidad independiente. Además, contribuirá con la integración regional y la introducción de nuevas técnicas y tecnologías en el tratamiento de afecciones cardiacas en la región», aseguró la Doctora en Ciencias Amalia Peix González, presidenta del Comité Organizador.

En la actualidad la primera y más frecuente aplicación de los estudios nucleares es, en este orden, en el tratamiento de enfermedades oncológicas, cardiacas y neurológicas, pero también tiene muchas indicaciones en las nefrológicas y de la sangre. Asimismo, en la Isla se desarrollan  investigaciones muy interesantes con la aplicación de células madre en diferentes tratamientos que implican estudios de medicina nuclear para evaluar cuán respondedor es el órgano en el que se ha hecho el implante.

«Dentro de ese marco, y donde hasta el momento ha predominado la versión oncológica de la medicina nuclear que es un por ciento muy importantes, la cardiología nuclear se ha desarrollado a pasos lentos debido a la limitante de acceder a equipos con componentes norteamericanos, pero este encuentro permitirá abrirnos a nuevos horizontes y mejorar la calidad de nuestros servicios», concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.