Congreso decisivo para la investigación

Un joven investigador delegado al Congreso del Partido pretende imprimirle la pasión y creatividad que caracterizan al alma científica de esta nación

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

BAUTA, Artemisa.— Voluntad, entrega y pasión por el conocimiento y la innovación, creatividad y empeño en materializar cada idea, son algunas de las características que puede una asociar a un joven como Daysbel Toledo Díaz con apenas escucharle hablar, y que se ratifican al conocer cuánto ha logrado desde su puesto de investigador en el Instituto de Investigaciones de Granos.

Y es que este muchacho, a sus 30 años, está plenamente convencido de la importancia que tiene para la producción de alimentos el uso de semillas de calidad, con buenos rendimientos, resistentes a plagas y capaces de adaptarse a las condiciones climáticas de cada región del país.

«Aunque esa siempre fue la razón de ser de este centro, los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución vinieron a reforzar esos preceptos. Asumimos eso con más seriedad y abrimos el diapasón a mayor cantidad de granos y variedades, pues en un inicio era mayormente arroz, frijol y maíz», destaca Daysbel, quien fue seleccionado como delegado al 7º Congreso del Partido.

Considera que será un Congreso trascendental, donde se revisará lo ya logrado y se trazarán nuevas metas en pos del avance económico del país. «Los Lineamientos referentes a las semillas deben mantenerse, como ya discutimos en los debates previos de los documentos, no porque no se hayan cumplido, sino porque es de vital importancia seguirlos implementando, pues de las semillas de calidad dependen en un elevado por ciento los resultados productivos».

«La política agroindustrial y el desarrollo económico serán temas importantes dentro del debate por lo que significa la soberanía alimentaria, definida por el propio General de Ejército Raúl Castro Ruz como un asunto de seguridad nacional. En ello los investigadores desempeñamos un papel decisivo, no solo con nuestros estudios, sino en la generalización después y en la capacitación a los campesinos».

Con solo 29 años y una corta experiencia laboral, este muchacho fue electo secretario general del Comité del Partido de su centro. Más de 40 militantes con un promedio de edad sobre los 40 años creyeron en él para dirigir el trabajo del Partido y depositaron un voto de confianza para que también fuera su voz en la magna cita.

«El centro se caracteriza por su armonía. Fusionamos perfectamente juventud y experiencia, y la militancia sabe el compromiso que tenemos con el universo juvenil, que ha crecido bastante. En parte hoy he llegado hasta aquí por nutrirme de esas voces experimentadas que nunca pueden desestimarse».

Este joven es, además, el coordinador general de un proyecto de cooperación internacional con Vietnam y lidera el Programa de Mejoramiento Genético de la Soya. Cuenta entre los logros de su equipo de investigación el haber inscrito ocho variedades de esa leguminosa, cuyo cultivo han contribuido a que se generalice en el país con buenos resultados entre productores que lo emplean como alimento animal.

Daysbel sabe que estas citas son fundamentales, pues en ellas se aprende mucho y se trazan líneas que pautan el desarrollo económico y social del país, de ahí que el compromiso y la responsabilidad crezcan en estos días en que se siente la voz de los jóvenes investigadores cubanos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.