El desafío de dibujar a Cuba

Visión colectiva, inclusiva y participativa garantizarán una proyección más completa y certera de la sociedad próspera y sostenible a la que aspiramos. En ello coincidieron los asistentes al III Pleno del Comité Nacional de la UJC, tras proponer importantes adiciones o modificaciones a la Conceptualización del Modelo Económico y Social cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030

Autores:

Susana Gómes Bugallo
Yuniel Labacena Romero

Proyectar la Cuba de los próximos años es una tarea desafiante, bien lo saben las nuevas generaciones, quienes deberán asumir la continuidad de la Revolución y el socialismo. Sin embargo, cuando se hace desde una visión colectiva, inclusiva, participativa, la proyección es más completa y certera, sobre todo si el objetivo es la búsqueda de una sociedad próspera y sostenible, como la programada por el Partido Comunista de Cuba en sus últimos congresos.

Así lo demostró la última jornada del III Pleno del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), que entre otros relevantes asuntos, debatió la Conceptualización del Modelo Económico y Social cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030: Propuesta de Visión de la Nación, Ejes y Sectores Estratégicos.

La vanguardia política juvenil se convirtió así en la primera de todas las organizaciones cubanas en someter a discusión, entre sus dirigentes al más alto nivel, esas dos importantes propuestas, que fueron presentadas, debatidas y aprobadas en principio en el 7mo. Congreso del Partido, donde se recomendó la más amplia y democrática consulta, cuyo inicio está fijado para la venidera semana.

Antes de realizar la presentación de ambos documentos, Julio César García Rodríguez, funcionario del Comité Central del Partido, destacó que lo que se realiza ahora no es nuevo, pues el país ha vivido experiencias similares, por ejemplo, con el debate de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, que fueron aprobados en el 6to. Congreso de esa instancia y actualizados en el 7mo.

No se trata de una consulta tan masiva como aquella, pero también es importante, e involucra a los militantes de la máxima instancia política nacional, la UJC, representantes de las organizaciones de masas y amplios sectores de la sociedad, dijo el dirigente, quien destacó que cada propuesta debe ser escuchada, aun cuando no se lleva a votación.

Cada propuesta de modificación, adición, supresión y duda debe quedar registrada en el acta de la consulta para su posterior entrega a la Comisión de Implementación, que trabajará en la propuesta final de los documentos, para luego de la consulta aprobarlos definitivamente en el Pleno del Comité Central del Partido, tal como aprobaron los delegados en su 7mo. Congreso.

Ambos documentos tienen una marcada importancia y relación entre sí, la Conceptualización porque expresa, con una visión de futuro, el modelo económico y social que resultará del proceso de actualización y el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo, porque expone sus bases, cuyo cumplimiento contribuirá a alcanzar, en el largo plazo, dicho modelo.

Sobre la Conceptualización del Modelo Económico y Social cubano de Desarrollo Socialista, García Rodríguez destacó que este no conceptualiza el modelo político, aunque tiene un alto contenido de ese aspecto en toda su concepción. El mismo, dijo, refleja los principios de nuestro socialismo, que resumen la continuidad de los conceptos básicos y características fundamentales del ideal de sociedad socialista forjado por la Revolución.

Igualmente refleja el ser humano como centro de todo, la existencia de un Partido único de la nación, la esencia humanista de nuestro proyecto social, así como aquellos cambios que se refieren a la consolidación de la existencia de la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción, junto al reconocimiento y diversificación de diferentes formas de propiedad y de gestión.

En el texto se puntualiza, además, sobre los conceptos de sostenibilidad y prosperidad, los derechos económicos y sociales, y el trabajo como fuente de bienestar y prosperidad, entre otros. También refleja la economía planificada a la que aspiramos, que implica mantener altos ritmos de crecimiento con una estructura adecuada de distribución de las riquezas, a la vez que busca que se materialicen el proyecto individual y colectivo, apuntó el dirigente partidista.

Yusuam Palacio Ortega, presidente del Movimiento Juvenil Martiano, habló de la importancia histórica que tiene definir teóricamente nuestro modelo económico y social. Apuntó que es trascendental que en la introducción del documento, que tiene como basamentos esenciales el concepto de Revolución de Fidel y los Lineamientos…, esté también el concepto de política de José Martí, pues ello rige lo que estamos haciendo hoy, y el nos ha enseñado como actuar, sobre todo ante el adversario.

Leonel Rodríguez Cedeño, oficial del Ministerio del Interior, señaló que el documento no solo debe referirse al genocida bloqueo económico, financiero y comercial del Gobierno de Estados Unidos, sino también a otras políticas de hostilidad hacia Cuba.

El historiador Elier Ramírez Cañedo, fundamentó también la importancia de la inclusión de las organizaciones que integran la sociedad civil en uno de los párrafos del documento, vinculado a los principios del socialismo que sustentan el modelo; en particular en lo relacionado con la democracia socialista, pues sin ello se reduce el concepto.

En el capítulo 2: La propiedad sobre los medios fundamentales de producción, Yailin Orta Rivero, subdirectora del periódico Juventud Rebelde, aludió a que en el párrafo que aborda que ello se logra principalmente con el eficiente desempeño de las unidades presupuestadas y del sistema empresarial en sus diferentes formas de gestión, debe agregarse que ese sistema deberá ser siempre «socialista de todo el pueblo». Igualmente mostró preocupación por cuáles serán los límites que se pondrán a la concentración de la riqueza y la propiedad.

Una propuesta de modificación al capítulo 4, referido a la política social, realizó Yosvany Montano Garrido, profesor de la Escuela Pedagógica Tania La Guerrillera de Pinar del Río. Propuso que además de recoger que el sistema de educación asegura la formación de fuerza de trabajo calificada, lo cual es una visión reduccionista, extremadamente economicista, debe agregarse que garantiza la formación de ciudadanos revolucionarios para la vida.

Gran intercambio suscitó la necesidad de no descartar a ninguno de los actores que intervienen activamente en la integralidad de la formación en valores de las nuevas generaciones: familia, escuela y comunidad, pues en esa cadena cada eslabón desempeña un rol protagónico. De ahí que el Estado propicie entre ellos un nexo permanente y en constante consolidación.

Durante el debate de la Conceptualización, donde se hicieron 25 intervenciones, igualmente se propuso agregar el respeto al patrimonio medioambiental, que se proclame no solo el derecho a la defensa de la independencia y la patria socialista, sino también a participar en ella, incluir términos como sociedad socialista irreversible y derechos culturales. En lo referido a la atención priorizada a la situación demográfica, se pidió adicionar «especialmente en el sector juvenil», pues son un eslabón en este aspecto.

Sin espacio para la improvisación

El Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030 también suscitó el análisis de los 103 miembros del máximo órgano de dirección de la UJC entre congresos, quienes ponderaron su importancia para dejar atrás las soluciones coyunturales y diseñar un proyecto de país a largo plazo, pues no puede haber espacio para la improvisación cuando se decide el futuro de la nación.

En tal sentido Julio César García Rodríguez planteó que en este Plan se establece la Visión de la Nación, entendida como el estado que se desea alcanzar y definida como Soberana, Independiente, Socialista, Democrática, Próspera y Sostenible, sintetizados en la Conceptualización. También se definen los Ejes Estratégicos como los pilares y las fuerzas motrices que permitirán estructurar y concretar el Plan, y en consecuencia alcanzar la Visión de la Nación.

Apuntó que en esta proyección a largo plazo, que no será estática ni rígida, sino que conllevará un proceso de actualización periódica, se identifican, de forma preliminar también, los sectores económicos estratégicos, que con su desempeño serán capaces de impactar y arrastrar al resto de la economía. Además de que el Plan constituirá la herramienta principal para lograr los objetivos esenciales que se enuncian en la Conceptualización.

Al referirse a aspectos de este documento, Yailin Orta Rivero dijo que en el aspecto relacionado con propiciar el perfeccionamiento y la expansión del mercado interno, hay que hacerlo en función de satisfacer la demanda. Y lo argumentó en el sentido de que hoy en Cuba no existe un instituto de estudio de la demanda, para reflejarse con una adecuada base científica.

Jenniffer Bello Martínez, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, en el párrafo relacionado con diseñar programas de estudio y potenciar el otorgamiento de becas de formación de estudios avanzados para jóvenes talentos en las universidades e institutos tecnológicos, propuso adicionar también el tema relacionado con estimular la movilidad académica.

La dirigente estudiantil planteó modificar también lo relacionado con continuar fomentando el desarrollo de investigaciones en el campo de las ciencias sociales y humanísticas sobre los asuntos prioritarios de la sociedad, dejando claro que no se trata de perfeccionar los métodos en ese sentido, sino de estimular el empleo de esas indagaciones para la toma de decisiones a los diferentes niveles.

Dentro del Plan uno de los principales temas de reflexión fue el de políticas sociales para la juventud. En tal sentido, Bello Martínez propuso adicionar un objetivo específico al eje estratégico Desarrollo humano, equidad y justicia, relacionado con fortalecer la protección a la población joven desde las políticas sociales, para contribuir a la construcción y materialización de los proyectos de vida y profesionales.

En consonancia con esa visión, varios asistentes al Pleno, como Elier Ramírez Cañedo, manifestó que la anterior propuesta ya se había planteado en otros ámbitos de debate de estos documentos, por lo que debía considerarse con mayor acento.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, quien condujo el análisis de los textos, consideró que esta propuesta debe enfocarse también en proyectos colectivos, a la vez que ponderó los deseos de los jóvenes de seguir contribuyendo para transformar y mejorar el país al que todos estamos aportándole.

Luego de casi tres horas de debate, el Comité Nacional de la UJC refrendó los documentos del 7mo. Congreso del Partido. En consonancia Julio César Rodríguez elogió la profundidad y sabiduría de cada una de las intervenciones, así como la visión de futuro y el peso de las propuestas.

Al destacar el estudio profundo de los documentos y la preparación previa de los asistentes al Pleno, apuntó que su contribución se hará efectiva, también, en la orientación a los miembros de los comités de base, sobre el contenido de los documentos mencionados, para posibilitar que los cuadros y funcionarios que conducirán la consulta, tengan la debida preparación.

Tal como afirmó el General de Ejército Raúl Castro, en la clausura del 7mo. Congreso, se ha previsto aprobar estos documentos antes de que finalice el presente año, incluyendo las modificaciones resultantes del proceso de consulta. Por ello apuntó entoces, en un asunto de esta naturaleza es esencial lograr el apoyo consciente de la gran mayoría, para ello es imprescindible escuchar, razonar y tener en cuenta la opinión de la militancia y del pueblo en general.

Acordarse de los acuerdos

Las cifras no lo dicen todo, pero son ilustradoras y realistas. De los 59 acuerdos que resultaron de la discusión (en julio pasado) del 10mo. Congreso de la vanguardia política juvenil hasta la fecha, 14 se encuentran cumplidos en su totalidad, 40 están en ejecución y cinco quedan pendientes.

Tal vez como nunca antes, este proceso de seguimiento de los acuerdos ha estado marcado por una organización y un diálogo capaz de transformar y hacer con verdadera conciencia y creatividad. Sobre todo porque, como abordó Julio Cesar García Rodríguez, estos acuerdos son las políticas de juventud del país.

Apenas llevamos un año de trabajo. Se ha avanzado organizadamente y usando métodos más originales. Además es significativa la periodicidad con la que se discuten las acciones para la consecución de los acuerdos, enfatizó García Rodríguez, y apuntó que ya los jóvenes están informados y orientados; solo falta el cumplimiento con calidad, pero se ve el compromiso y el espíritu.

En información al Pleno, Susely Morfa González, segunda secretaria del Comité Nacional de la UJC, explicó el modo en el que se ha trabajado desde julio pasado hasta hoy, a casi un año de labor luego de la máxima cita de la organización. Según abordó, el Buró Nacional puso en marcha acciones para asegurar divulgación, estudio y materialización de los acuerdos, entre ellas, la realización de los poscongresos en el 91 por ciento de las organizaciones de base.

La Segunda Secretaria afirmó que una de las medidas que más impactó fue la participación de los cuadros en todas las reuniones de secretarios generales de comités de base del país y el encuentro con alrededor de 27 000 de estos dirigentes, estrategia que quedará como parte del sistema de trabajo de la UJC.

Otros momentos que han marcado este período de materialización de acuerdos son las reuniones del Buró Nacional con los líderes juveniles de cada provincia, y la participación activa en los Consejos de Dirección de los Ministerios y Organismos de la Administración Central del Estado. Asimismo, se han visitado varias provincias del país para chequear sus métodos de trabajo con la militancia.

Morfa González resaltó que se ha intensificado la vinculación a la base con métodos novedosos más interactivos, sobre todo en centros priorizados y de alta concentración de jóvenes. Además, se trabaja en un proyecto para transformar la imagen de la organización, dijo.

De los acuerdos, resultan cumplidos los relacionados con el establecimiento de la Conexión Necesaria como espacio de debate en los comités de base, aunque se pretenden intencionar en fechas conmemorativas de la UJC.

En respuesta a otra inquietud, Morfa González precisó que está cumplido el acuerdo que encarga al Movimiento Juvenil Martiano la promoción del estudio de la historia, asunto en el que ha existido mucha motivación.

Sobre la recreación y el debate de este tema en las distintas instancias del Poder Popular, varias realidades muestran que se avanza en su cumplimiento, además de que se siguen divulgando experiencias positivas en los diferentes territorios del país, y próximamente se presentarán en la Asamblea Nacional las acciones de fiscalización de los diputados sobre la recreación sana.

Ha avanzado satisfactoriamente la creación de un movimiento productivo para el impulso a la recuperación cañera en el país que motive y estimule a los jóvenes. Sin embargo, se continúa evaluando por las provincias la repercusión de las acciones desarrolladas, entre las que se cuentan los 58 activos municipales en 13 provincias con la participación de más de 5 300 jóvenes del sector azucarero y los administrativos de los organismos relacionados. La sistematización de los activos como espacio de debate debe perfeccionarse llegando a los sectores de la ciencia, turismo y salud así como al sector no estatal.

El Grupo Empresarial Azcuba, como respuesta a la demanda de mecanismos de atención para el control y estabilidad de la fuerza de trabajo juvenil en la industria azucarera, aprobó 13 medidas relacionadas con la capacitación y reconocimiento de los jóvenes del sector.

Entre los avances luego del Congreso, resaltan también la creación de una Resolución del Citma para atender la reserva científica joven. Esta norma responde a la petición de la juventud de este campo de ser seguida en su ubicación laboral, y estimulada para su formación y superación.

Morfa González comentó que el perfeccionamiento de la atención a los planteamientos y preocupaciones de los jóvenes desde la base hasta el nivel nacional debe seguir siendo revisado para asegurar mayor efectividad, una demanda mayoritaria de los militantes en la que se ha trabajado durante este tiempo.

Yuniasky Crespo Baquero argumentó que los planteamientos relacionados con las modificaciones a los Estatutos y Reglamentos de la organización se estudian con más detenimiento, puesto que conllevan transformaciones profundas.

La Primera Secretaria destacó, además, que en esta ocasión el método para garantizar el cumplimiento de los acuerdos ha estado centrado en la discusión con organizaciones y ministerios para convertir planteamientos en propuestas y, de este modo, lograr cambios objetivos.

Por ejemplo, apuntó, el Ministerio de Educación incluyó en su preparación del curso escolar un aspecto relacionado con el cumplimiento de los acuerdos del 10 mo. Congreso de la UJC y la responsabilidad institucional de hacerlos realidad.

Crespo Baquero destacó que los cambios de la UJC en la comunicación han sido definitivos para actualizar la organización. Entre estos resaltan la creación de perfiles en redes sociales de los miembros del Buró Nacional de la UJC, la actualización de la página web de la organización (que deberá estar on line próximamente).

Importante resulta el hecho de que cada organización y movimiento juvenil ha puesto en su plataforma de discusión los acuerdos del Congreso relacionados con su función social. En este punto, Rubiel García González, presidente de la Asociación Hermanos Saíz, llamó a adoptar como método de seguimiento de los acuerdos de la UJC el mismo que llevan organizaciones como la FEU y la propia AHS, que continúa atendiendo cada planteamiento como si estuviera aún en ejecución, pues existen acuerdos permanentes que hay que garantizar cada año con mayor calidad.

El joven periodista camagüeyano Jorge Enrique Jerez abordó la pertinencia de que cada dirigente juvenil sepa aprovechar su perfil en redes sociales, pues de nada valen los contenidos que se publican si no los gestionan adecuadamente y no llegan a la mayoría del universo juvenil.

Elier Ramírez Cañedo sostuvo que es necesario que los militantes participen en estos sitios de debate, debido a que ellos son la vanguardia política y requieren, además de capacitación, enterarse del modo en el que piensa la juventud cubana. Intencionalidad, sistematicidad e inmediatez son las tres palabras fundamentales de una batalla ideológica, recalcó, y arguyó que esa es la razón fundamental por la que hay que comunicarse directamente con la juventud, sobre todo en los temas más polémicos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.