Nadie está por encima del talento colectivo

Por tratarse de construir el futuro contando con todos y para el bien de todos, el Pleno número cien de la Central de Trabajadores de Cuba, al analizar los documentos del 7mo. Congreso del Partido, defendió que en este país prevalecerá la propiedad social sobre los medios de producción

Autor:

Marianela Martín González

La economía próspera y sostenible que necesitamos precisa del aumento de la productividad, del uso racional de los recursos y de la participación de los jóvenes en las transformaciones de la sociedad cubana. Sin este trinomio es imposible transformar la economía en un modelo que beneficie a la mayoría, sin comprometer el futuro. Mucho menos cotejar la pirámide invertida de la que tanto renegamos, porque no remunera siempre a cada cual según su trabajo.

La reflexión surge luego de que el Consejo Nacional número cien de la Central de Trabajadores de Cuba sesionara este sábado, para contribuir al enriquecimiento de los documentos Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030: propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos.

Jorge Cuevas Ramos, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, recordó que ambos documentos fueron discutidos y aprobados durante el 7mo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, concluido en abril, en el que se acordó que fueran sometidos hasta septiembre venidero a un proceso de consulta con militantes de las organizaciones políticas, miembros de organizaciones de masas y amplios sectores de la sociedad.

Cuevas resaltó que en su elaboración participaron especialistas de centros de investigación, universidades y otras instituciones de alto prestigio, y que contiene la voluntad del Partido Comunista de Cuba, bajo la conducción del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Primer Secretario del Partido.

Aclaró que estos textos serán aprobados finalmente por el Pleno del Comité Central del Partido y tendrán un carácter legal que le otorgará la Asamblea Nacional del Poder Popular como máximo órgano legislativo.

Tras casi seis horas de análisis minucioso, el secretario general de la CTC y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, Ulises Guilarte De Nacimiento, coincidió en que justamente uno de los escenarios más provechosos para analizarlos y enriquecerlos fue este Pleno, donde se encontraban dirigentes sindicales de todos los municipios.

Ambos dirigentes reconocieron que son los trabajadores quienes conocen los intríngulis de los talleres, las empresas, la minas… El leguaje y los códigos para poder enriquecer los textos presentados luego de que en sus centros laborales se analicen.

 

El Pleno estuvo presidido por Ulises Guilarte De Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la CTC, y Jorge Cuevas Ramos, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido.

 

El Pleno estuvo presidido por Ulises Guilarte De Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la CTC, y Jorge Cuevas Ramos, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido.

Los delegados hicieron varias propuestas para enriquecer los documentos sometidos a consulta.

Por ese motivo no se desestimó la explicación del joven dirigente sindical Jorge Ocaña Calviño, secretario general de la CTC en Moa, Holguín, cuando casi al término del Pleno defendió que el níquel podía incluirse entre los sectores estratégicos, aun cuando no apareciera en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030: propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos.

Con elementos refrendados en el mismo texto, donde se propone el Plan hasta 2030, Ocaña leyó todas las fortalezas que tiene el sector niquelífero, las cuales coinciden con las exigencias para incluirse entre los sectores estratégicos.

Sustentó su criterio en yacimientos casi vírgenes fuera del territorio holguinero, así como en lo que reza en el párrafo 235: «…el potencial económico de un sector depende de una serie de características, muchas de las cuales pueden ser construidas a lo largo del tiempo, a partir de un adecuado diseño de políticas, y de la consolidación de un marco regulatorio que asegure el funcionamiento ordenado y eficiente de los mercados».

Por tratarse de construir el futuro contando con todos y para el bien de todos, el Pleno analizó meticulosamente cada palabra, se preocupó por cada elipsis, y se expuso de modo enfático que prevalecerá la propiedad social sobre los medios de producción. Que el sector empresarial debe estar sujeto al control popular, al igual que el presupuestado. Que la cultura junto a la familia, la escuela y la comunidad desempeñan un papel importante en la integralidad de la formación de valores en las nuevas generaciones.

Mirar al 2030, o quizá un poco más, con mayores esperanzas, como se evidenció, no significa relegar la historia. Por eso, cuando se analizaba el eje estratégico: Desarrollo humano, equidad y justicia, José Antonio Alonso Monterrey, secretario general de los Trabajadores Civiles de la Defensa, propuso dejar constancia de la necesidad de fortalecer la memoria histórica.

Asimismo se patentizó que el sector no estatal no tendrá rupturas con los principios de la Revolución, ni con sus dirigentes, como expresó el cuentapropista Ernesto García Ramos, dirigente sindical en Villa Clara, quien recordó que el 80 por ciento de los que trabajan en el sector privado están organizados en sus respectivos sindicatos.

También por tratarse de un proyecto que aunque se redacta en presente mira a lo lejos y es dialéctico, como señaló Rubén Toledo, miembro de la Comisión de Implementación de los Lineamientos para la Política Económica y Social, la profesora Mayda Díaz, secretaria del Buró Sindical de la Universidad de La Habana, sugirió dejar clara la definición de clase obrera.

Según la docente, no son los mismos tiempos en que Marx conceptualizó esta clase. Vivimos en un contexto donde junto con los obreros trabajan profesionales, intelectuales, artistas, campesinos y trabajadores por cuenta propia. Por lo tanto, sugirió que habría que revisar ese término que en la conceptualización se maneja.

De manera conclusiva, Cuevas aseguró que los análisis y discusiones suscitados hasta el momento, para entre todos buscar los cómo, y así alcanzar una sociedad próspera y sostenible, son muestras de que nadie está por encima del talento colectivo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.