Cuba aboga por mayor democracia en la ONU - Cuba

Cuba aboga por mayor democracia en la ONU

Recibe canciller Bruno Rodríguez Parrilla a Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas

Autor:

Marylín Luis Grillo

Mogens Lykketoft, presidente de la Asamblea General de la ONU en su período 70, intercambió este viernes sobre el papel y las funciones de este órgano de Naciones Unidas, «el más democrático de todos», como bien coincidió con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla.

«He tratado, con la ayuda de todos los miembros, de fortalecer el papel de la Asamblea General», comentó Lykketoft, «en especial en lo que se refiere a la selección del próximo secretario general, pero también en el fortalecimiento de todos los demás instrumentos del organismo, en particular el Consejo de Seguridad y la puesta en práctica de un programa tan visionario como es el de Desarrollo Sostenible».

En tanto, el canciller cubano resaltó que «para nuestro país, la Asamblea General es el órgano más universal y democrático de la ONU, por lo tanto, estamos profundamente interesados en su trabajo y en que esta ejerza todos los poderes que le confiere la Carta».

Nos resulta indispensable la defensa del multilateralismo y de la Organización de las Naciones Unidas, aseveró.

El titular de Relaciones Exteriores estableció también la necesidad de avanzar aún más en su funcionamiento: «al defender a la ONU reconocemos que necesita una profunda reforma que democratice la organización y refleje mejor los intereses de los pueblos, en particular de los países del Sur», dijo.

El diplomático de origen danés reconoció que se debe avanzar todavía en muchos temas, al tiempo que puntualizó la prioridad de promover el desarrollo, así como ser más eficientes en la contención de conflictos y en el ejercicio de los derechos humanos, porque «no podrá haber desarrollo sin paz ni derechos humanos, no habría paz sin desarrollo ni respeto a los derechos humanos».

Con respeto a la labor de la Isla aseguró que el país caribeño ha contribuido en muchos años en el desarrollo sostenible, dado el nivel de igualdad que existe en su sociedad. «Creo que Cuba está muy bien posicionada para convertirse en ejemplo en muchas esferas y en especial, por supuesto, en la social».

Subrayó además la prioridad dentro del órgano que dirige de los problemas vinculados con el cambio climático; del éxito en esa esfera, refirió, depende que existan suficientes recursos para todo. «Esta es la agenda que espero promover», concluyó.

Rodríguez Parrilla elogió la labor del presidente y de la Asamblea, a la cual reconoció como una plaza central en el reclamo del levantamiento del bloqueo de los Estados Unidos impuesto a Cuba.

Sin embargo, el bloqueo persiste, pese a los progresos en la relación con la nación norteña, por esta razón, «probablemente este año pondremos nuevamente a consideración de la Asamblea General el proyecto de resolución», anunció.

Durante el diálogo, desarrollado en la sede de la Cancillería cubana, Lykketoft felicitó a Cuba por «el papel desempeñado para ponerle fin al último conflicto militar de la región a través de la negociación», referido a la firma de los acuerdos por el cese al fuego en Colombia.

Igualmente resaltó la importancia que Naciones Unidas le confiere a los documentos rubricados y explicó que el organismo multilateral seguirá «contribuyendo en la puesta en práctica de los mismos».

Mogens Lykketoft, presidente de la Asamblea General de la ONU en su período 70, intercambió este viernes sobre el papel y las funciones de este órgano de Naciones Unidas, «el más democrático de todos», como bien coincidió con el ministro cubano de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla.

«He tratado, con la ayuda de todos los miembros, de fortalecer el papel de la Asamblea General», comentó Lykketoft, «en especial en lo que se refiere a la selección del próximo secretario general, pero también en el fortalecimiento de todos los demás instrumentos del organismo, en particular el Consejo de Seguridad y la puesta en práctica de un programa tan visionario como es el de Desarrollo Sostenible».

En tanto, el canciller cubano resaltó que «para nuestro país, la Asamblea General es el órgano más universal y democrático de la ONU, por lo tanto, estamos profundamente interesados en su trabajo y en que esta ejerza todos los poderes que le confiere la Carta».

Nos resulta indispensable la defensa del multilateralismo y de la Organización de las Naciones Unidas, aseveró.

El titular de Relaciones Exteriores estableció también la necesidad de avanzar aún más en su funcionamiento: «al defender a la ONU reconocemos que necesita una profunda reforma que democratice la organización y refleje mejor los intereses de los pueblos, en particular de los países del Sur», dijo.

El diplomático de origen danés reconoció que se debe avanzar todavía en muchos temas, al tiempo que puntualizó la prioridad de promover el desarrollo, así como ser más eficientes en la contención de conflictos y en el ejercicio de los derechos humanos, porque «no podrá haber desarrollo sin paz ni derechos humanos, no habría paz sin desarrollo ni respeto a los derechos humanos».

Con respeto a la labor de la Isla aseguró que el país caribeño ha contribuido en muchos años en el desarrollo sostenible, dado el nivel de igualdad que existe en su sociedad. «Creo que Cuba está muy bien posicionada para convertirse en ejemplo en muchas esferas y en especial, por supuesto en la social».

Subrayó además la prioridad dentro del órgano que dirige de los problemas vinculados con el cambio climático; del éxito en esa esfera, refirió, depende que existan suficientes recursos para todo. «Esta es la agenda que espero promover», concluyó.

Rodríguez Parrilla elogió la labor del presidente y de la Asamblea, a la cual reconoció como una plaza central en el reclamo del levantamiento del bloqueo de los Estados Unidos impuesto a Cuba.

Sin embargo, el bloqueo persiste, pese a los progresos en la relación con la nación norteña, por esta razón, «probablemente este año pondremos nuevamente a consideración de la Asamblea General el proyecto de resolución», anunció.

Durante el diálogo, desarrollado en la sede de la Cancillería cubana, Lykketoft felicitó a Cuba por «el papel desempeñado para ponerle fin al último conflicto militar de la región a través de la negociación», referido a la firma de los acuerdos por el cese al fuego en Colombia.

Igualmente resaltó la importancia que Naciones Unidas le confiere a los documentos rubricados y explicó que el organismo multilateral seguirá «contribuyendo en la puesta en práctica de los mismos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.