Pescadores cubanos nadan siete horas tras ataque de tiburón - Cuba

Pescadores cubanos nadan siete horas tras ataque de tiburón

El agresivo escualo tenía la misma longitud que la embarcación, casi cinco metros, y cuando fue arponeado se sumergió bajo la lancha, la viró con un brusco empujón, y comenzó a arrastrarla, aseguran los testigos

Autor:

Juventud Rebelde

Santiago de Cuba, junio 24.— En la costa sur de la oriental provincia de Santiago de Cuba tres pescadores continuaban este viernes buscando su embarcación volcada por un tiburón toro de unos cinco metros y después de 12 días del inusual suceso solo han logrado recuperar un remo.

Yoandri López, marinero de 35 años en la base de pesca de Aserradero, del municipio costero de Guamá, relató que en aguas oceánicas y en plena faena de captura con palangre, el agresivo escualo volteó la lancha dejando a sus pasajeros a la deriva.

Según los pescadores, todo sucedió muy rápido. El impresionante pez tenía el mismo largo que la embarcación, casi cinco metros, y cuando fue arponeado se sumergió bajo la lancha, la viró con un fortísimo brusco movimiento, y comenzó a arrastrarla, narran los testigos del inusitado incidente.

En pocos segundos, los hombres solo pudieron agarrar los salvavidas y la nevera, que por estar forrada de poliespuma podía ayudarlos a flotar.

«Todos pensamos que el tiburón regresaría para atacarnos. Entonces nadamos unas siete horas hasta que otra embarcación de nuestra propia base nos rescató», explicó el patrón del bote accidentado, Amauri Martínez, de acuerdo con una información de la ACN.

Bertha Lidia González, representante de la Empresa Pesquera Santiago, dijo que los 76 obreros de la cooperativa aún conservan esperanzas de encontrar el medio de trabajo, por eso se mantienen muy atentos en cada salida al mar.

El colectivo santiaguero utiliza ocho embarcaciones con motores, para la llamada pesca de altura, y cinco de remos. Entrega sus capturas a pescaderías del territorio y las especies más frecuentes son agujas, rabirrubias, pargo, jurel, macabí y tiburón.

Las 12 cooperativas de este tipo en Santiago de Cuba recibieron nuevos artes de pesca, cinco barcos con motores japoneses y otros materiales que permitieron construir muelles adicionales, entre ellos el de Aserradero.

Un proyecto de la Asociación Cubana de Protección Animal para mitigar los daños del huracán Sandy, del año 2012, permitió las mencionadas mejoras que se revierten en más alimentos para la comunidad.

El tiburón toro es una especie abundante en esa zona del oriente cubano, se le puede encontrar también en aguas salobres y dulces, incluso ríos y afluentes, apuntó González.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.