Los 95 años de un joven martiano

Cintio Vitier fue recordado por familiares, intelectuales y amigos en un acto homenaje en el Centro de Estudios Martianos, este jueves

Autor:

Susana Gómes Bugallo

¿Cómo sustentar una raíz o iluminar una estrella? Esos son desafíos imposibles: los únicos que obsesionaban a mi abuelo. Con estas palabras Adrián, nieto de Cintio Vitier, se sumó al homenaje al inolvidable intelectual por sus 95 años, recordados este jueves en el Centro de Estudios Martianos (CEM), donde Cintio se desempeñó como responsable de la edición crítica de las Obras Completas del Apóstol.

Su ejemplo es para todos los jóvenes que quieren adentrarse en la poesía y el mundo del conocimiento; también para aquellos que se lanzan a la búsqueda del bien, comentó Enrique Saínz, discípulo de Cintio y destacado escritor e investigador, quien dedicó palabras de elogio a una de las figuras más destacadas del pensamiento filosófico y literario cubano, autor de clásicos como Ese sol del mundo moral, imprescindible texto sobre la ética.

Fina García Marruz, su eterna cómplice intelectual e íntima, asistió a la actividad. Junto a ella estuvieron Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano y presidente de la Sociedad Cultural José Martí; María Elena Salgado, viceministra de Cultura, y Roberto Fernández Retamar, director de la Casa de las Américas.

De Cintio aprendimos cómo la fe se unió al sentido patriótico, destacó Ana Sánchez Collazo, directora del CEM, quien además convocó al Premio de la Crítica Martiana Cintio Vitier, para ensayos y artículos sobre el Apóstol.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.