No pensar que el peligro ha pasado - Cuba

No pensar que el peligro ha pasado

Una buena parte de la Isla continúa expectante tras el paso del huracán Matthew por el oriente cubano, pues todavía no se descartan otros efectos y posibles daños

Autores:

Nelson García Santos
Juan Morales Agüero
Yahily Hernández Porto
Osviel Castro Medel
Héctor Carballo Hechavarría
Luis Raúl Vázquez Muñoz
Lisandra Gómez Guerra

Al cierre de esta edición, lluvias y fuertes rachas de viento se percibían fundamentalmente en varios territorios costeros del este cubano, entre estos el municipio portuario e industrial de Moa, donde ante el peligro de las penetraciones del mar se procedió a la evacuación de más de 10 000 personas residentes en las zonas más bajas de esta ciudad holguinera.

En un recorrido realizado por diferentes territorios en la tarde-noche de este martes, el presidente del Consejo de Defensa Provincial en Holguín, Luis Torres Iríbar, acompañado por el general de brigada Roberto Reyes La O, jefe de la región militar de Holguín, y otros dirigentes de la Defensa Civil, llamó a seguir organizando la recuperación, para la entrada en acción de las brigadas conformadas en los barrios, junto a las fuerzas especializadas, tras el cese de las inclemencias del huracán.

Más de 265 000 holguineros han sido evacuados de sus hogares hacia sitios más seguros, la mayoría de ellos en casas de vecinos, familiares o amistades.

Observar la situación de cada comunidad

Las calles semivacías durante toda la jornada del martes parecieron advertir que, pese a las lluvias a intervalos, en la ciudad de Bayamo las personas conocen los riesgos de andar fuera de las viviendas en tiempos de huracán.

Esas precauciones nunca estarán de más ante cualquier evento meteorológico, una filosofía que ha manejado constantemente el Consejo de Defensa Provincial, encabezado por su presidente, Federico Hernández Hernández, quien ha señalado que, aún cuando este miércoles Matthew se aleje de Cuba, hay que observar la situación puntual de cada comunidad y no se pueden incumplir las orientaciones emanadas desde los distintos órganos de dirección.

En consonancia con ese pensamiento, en la mañana de ayer se habían protegido, por indicaciones del Consejo de Defensa, a más de 132 820 personas, de ellas 13 156 en albergues, y el resto en casas seguras. Estas cifras pueden haber variado a la hora de salir a la luz esta publicación, teniendo en cuenta que en horas de la madrugada se esperaban precipitaciones.

Hernández Hernández orientó que después del paso de Matthew no deben desmontarse las medidas organizativas y que, por ejemplo, era importante asegurar, por todos los medios, el abasto de agua potable a la población y la producción de alimentos para el pueblo.

Granma es una provincia sumamente compleja para afrontar meteoros, pues posee numerosas zonas bajas (hacia algunas de estas escurren aguas de otras provincias), una extensa llanura y montañas, en las que son comunes lluvias intensas y hasta deslizamientos de tierra.

Por eso en varias ocasiones después del paso de un huracán se ha mantenido la vigilancia en regiones tradicionalmente afectadas por las avenidas de agua procedentes de Holguín y Santiago de Cuba. Esa costumbre no se perderá ahora al paso del poderoso Matthew.

Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila aún alertas

Camagüey aumenta la cifra de evacuados a más de 60 000 personas a causa de las inundaciones costeras en la zona norte y por las intensas lluvias asociadas a Matthew, las que deberán escurrir hacia el sur, a través de los afluentes que atraviesan la ciudad agramontina.

«El riesgo persiste», aseguró aquí Jorge Luis Tapia Fonseca, presidente del Consejo de Defensa Provincial en este territorio.

Ante la difícil situación climatológica, Tapia Fonseca llamó a la disciplina de la población y a no confiarse.

Comunicó que están tomadas todas las medidas y se aplican otras en las zonas bajas y de posibles inundaciones como las de las comunidades de Camalote y Santa Lucía, en Nuevitas, y varios pueblos de Sierra de Cubitas y Esmeralda.

La observancia del comportamiento de las intensas lluvias es permanente porque también constituyen un riesgo.

En la vecina provincia de Las Tunas comenzaba a llover intermitentemente en todos los municipios del territorio.

Casi un millar de toneladas de arroz, pertenecientes a Santiago de Cuba, llegaron hasta esta provincia para ser evacuadas y protegidas en almacenes tuneros. Los centrales azucareros que estaban en reparaciones detuvieron sus labores y pusieron a buen recaudo toda la tecnología susceptible de sufrir daños. Todos los evacuados tuneros están en buenas condiciones, con garantías de alimentación y de asistencia médica, según información ofrecida en el Consejo de Defensa Provincial.

En la provincia de Ciego de Ávila se movieron 1 027 turistas y 174 trabajadores de la Construcción de Cayo Guillermo para Cayo Coco. Se puntualizaron todas las medidas en los municipios norteños de Bolivia, Chambas y Morón, con especial atención al poblado de Punta Alegre. La clínica Internacional de Cayo Coco se mudó para el hotel Blaus Colonial. Hacia ese lugar también se llevó una unidad quirúrgica.

Ajetreo inusual en yaguajay

Ni un solo minuto se ha perdido en el municipio espirituano de Yaguajay tras conocerse la nota informativa número 4 del Consejo de Defensa Nacional. Inmediatamente un ajetreo inusual se gestó en las comunidades más vulnerables por las posibles inundaciones que pueden provocar las lluvias y penetraciones del mar.

Más de 600 personas de diferentes localidades fueron albergadas, tanto en los centros habilitados con todas las condiciones para garantizar la protección de la población, su alimentación y los servicios médicos, como en las viviendas de tipología I. Igualmente, cerca de 40 estudiantes del centro mixto Raúl Ferrer, de ese norteño territorio de Sancti Spíritus, retornaron a sus hogares.

El presidente del Consejo de Defensa Municipal de Yaguajay, Julio Antonio Pérez Ruiz, instó a preservar, además, los recursos económicos, muchos de los cuales desde días antes ya se habían resguardado.

Se ha trabajado intensamente en la recolección de los cultivos en cosecha y se trasladaron hacia lugares seguros más de 4 000 cabezas de ganado. Al cierre de esta información la presa Aridane, principal acuatorio de Yaguajay, estaba a un 26 por ciento de su capacidad total, por lo que las precipitaciones pudieran ser muy provechosas en ese sentido.

Atento el norte de villa clara

Las personas residentes en asentamientos costeros de siete municipios villaclareños se estaban evacuando desde horas de la tarde de este martes, ante la posible penetración del mar como consecuencia del azote del huracán Matthevv.

En esas zonas, pertenecientes a los territorios de Corralillo, Quemado de Güines, Sagua la Grande, Encrucijada, Camajuaní, Remedios y Caibarién, serían protegidas más de 7 000 personas, la mayoría ubicadas en instalaciones estatales.

En reunión del Consejo de Defensa Provincial, encabezada por su presidente, Julio Lima Corzo, se subrayó también que se aplicaron medidas para el resguardo de los recursos materiales en los asentamientos referidos, incluidos los pertenecientes a los evacuados.

En el polo de la cayería del nordeste de la provincia, igualmente, se ejecutaron las disposiciones para la seguridad de los turistas e instalaciones.

Se espera la intensificación de las lluvias en el territorio a partir de este miércoles, según las previsiones del Centro Meteorológico de la provincia. Ante esta posible situación, igualmente, otras zonas bajas de la provincia están preparadas para minimizar su impacto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.