Santiago no sufrió daños significativos

La noticia de su inminente paso por este territorio puso en alerta a sus habitantes, en cuyas mentes el recuerdo de Sandy, «el terrible», causa todavía gran espanto

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Todavía no podría decir si fue cuestión de suerte, o fueron solo factores meramente climatológicos, pero lo cierto es que Matthew no pudo imponer su fuerza destructiva en Santiago de Cuba.

La noticia de su inminente paso por el territorio puso en alerta a sus habitantes, en cuyas mentes el recuerdo de Sandy, «el terrible», causa todavía gran espanto.

Ante semejante augurio, pudiera haber sido la fuerza de tantas mentes lo que hizo que el saldo principal del ciclón en esa tierra fueran muy pocas lluvias, concentradas en Segundo Frente y la cabecera provincial, y algunas penetraciones en las zonas costeras de Palma Mocha, Guamá y Siboney.

No obstante, las mismas penetraciones habían dejado incomunicados a los pueblos de La Plata, La Magdalena y Chivirico.

Según Luis Daniel Roger Martínez, jefe del Centro de Dirección del Consejo de Defensa Provincial, las mayores afectaciones materiales se localizan en el servicio eléctrico, debido a la rotura de varios transformadores en Santiago y en Songo-La Maya.

Roger Martínez apuntó que las pérdidas en ese sentido fueron muy pocas, gracias a toda la serie de medidas que se tomaron para proteger esos recursos.

Aun así, el factor humano fue siempre centro de las preocupaciones de la Defensa Civil, motivo por el cual ya desde el sábado habían sido evacuadas las poblaciones de todos los litorales, entre las que se incluyen Ciudad Mar, Cayo Granma, Caracoles, La Socapa y Aguadores, ubicadas al este, y Baconao y el poblado de Siboney, localizadas en el oeste.

En la mañana de hoy, tras el paso definitivo de la «tormenta», queda claro que no fueron solo la suerte y la fuerza de voluntad, sino la preparación y la experiencia, los que terminaron por hacer que Matthew fracasara en sus intentos por «doblegar» a Santiago de Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.