CO8RCP, una «extraña» combinación de amor

Cuando no quedaba un modo para saber de Baracoa, Maisí, San Antonio del Sur o Imías… ahí estaban las frecuencias de los radioaficionados cubanos

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Cuando no quedaba un modo para saber de Baracoa, Maisí, San Antonio del Sur o Imías, y los caminos se hacían tan esquivos que solo conducían a escombros… ahí estaban las frecuencias de los radioaficionados cubanos, quienes, con entrega y pasión sacan sus equipos para convertirse en conexión con el peligro lejano.

Al pie de los ríos que podían desbordarse, cerca de aquellas zonas más próximas al desvelo o ubicados en empresas y otros puntos estratégicos, una combinación de letras y números, rara para algunos (mezcla de país, categoría, región e indicativo propio), se mantuvo expectante de lo que sacudía Matthew y dispuesta a dar noticias sobre el desconocido estado de cada paraje.

Todavía hoy, cuando Maisí es solo un punto en la recóndita geografía de lo incomunicado, CO8RCP o Ray Manuel Castellanos Parra partió este viernes hacia ese lugar para enlazarlo con el resto del país y con el Puesto de Dirección del Consejo de Defensa Provincial.

Maisí, Imías, San Antonio del Sur y Baracoa fueron de los municipios con radioaficionados en estas jornadas, pero solo en el último de estos se logró la comunicación en medio del paso de Matthew, con un radioaficionado que transmitió desde debajo de su cama, pues los otros tuvieron problemas de diversa índole.

Así lo cuenta a JR Nora Rodríguez (CO8NRR), coordinadora del Sistema Informativo en la Filial guantanamera de la Federación de Radioaficionados de Cuba.

Con la Ciudad Primada la vía de la radioafición fue la única disponible en un momento. Todavía en algunos puntos permanecen estos apasionados, según Rodríguez, quien abundó en que mediante estas ondas se ha conocido de los daños materiales y las necesidades más urgentes por estos lares.

Nunca habíamos tenido un evento como este, asegura Nora, quien explicó a JR cómo se preparan para tener las habilidades necesarias ante estos fenómenos. El resto es corazón y dinamismo… y eso a los radioaficionados cubanos les sobra.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.