Cuando el Planeta Cuba es órbita

Cuando se contabilizan votos para expulsar al cuerpo satelital extraño que insiste en nombrarse bloqueo, el universo junta sus fuerzas para que no haya lugar a inventos

Autor:

Juventud Rebelde

Valor como oxígeno, resistencia cual piernas y un amor que es combustible de cualquier pensamiento: el Planeta Cuba tiene todo lo que se necesita.

Aquí también se dan con facilidad las palmas, para que la justicia ande tan alta como ellas, como sugirió el Apóstol con su grandeza para trazar el rumbo.

Y lo que no aparece, se inventa con el ingenio natural de estos parajes. Para eso están también los apretones de manos vecinas. Porque, por si fuera poco, el resto de los astros de este sistema celeste aman estar en total conexión con tanta verdad. Y en un día como hoy consiguen que reine más la armonía cósmica.

Cuando se contabilizan votos para expulsar al cuerpo satelital extraño que insiste en nombrarse bloqueo (pero podría llamarse genocidio, cobardía o injerencia), el universo junta sus fuerzas para que no haya lugar a inventos.

Entonces el Planeta Cuba se hace órbita de cualquier estrella. Y no hay cuerpo extraño que valga. Porque quien se une a la dignidad, crece. Como las palmas de la justicia y la cantidad de manos que las sostienen, las esgrimen, las salvan... se salvan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.