Cuba fortalecida ante el peligro nuclear

Para que la frontera cubana sea segura y se les brinde a los pasajeros la posibilidad de un flujo rápido y un trato de excelencia, el personal aduanero eleva cada vez más sus niveles de exigencia y profesionalidad

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Cuba es pionera en el Caribe en la puesta en marcha y explotación de una Arquitectura de Detección de la Seguridad Nuclear desde enero de 2014, cuando comenzó a funcionar en la terminal de contenedores del puerto del Mariel y en las terminales aéreas de carga y pasajeros del aeropuerto internacional José Martí un sistema de detección para el tráfico ilícito de materiales radioactivos y nucleares fuera del control regulador.

Estos medios, donados por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), del que Cuba es miembro fundador, garantizan una alta seguridad y protección de los viajeros y las cargas que operan en esas instalaciones, aseguró a JR el oficial superior Ernesto Aris Azcuy Carrillo, instructor líder y responsable de Protección Radiológica de la Aduana General de la República (AGR).

El servicio prestigia a la Aduana cubana y permite que se trabaje en el proyecto del Plan Integrado de Seguridad Física Nuclear, auspiciado por el OIEA, con el asesoramiento de expertos del Centro Internacional de Seguridad Nuclear, la Dirección de Protección Física del Ministerio del Interior, el Ministerio de Salud Pública y otros órganos especializados en el enfrentamiento al terrorismo no convencional.

En el marco de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la No proliferación de las armas de destrucción en masa: químicas-biológicas y nucleares, donde Cuba es signataria, la Arquitectura de Detección mencionada eleva la capacidad de nuestro país para contener el flagelo de esta amenaza nuclear, aportando al área su compromiso de zona de paz.

«Hasta el momento solo hemos detectado a pasajeros que arriban al país luego de ser sometidos a tratamientos con isótopos radioactivos, lo cual es constatado en su historia clínica, así como materiales radioactivos contaminados con fuentes radioactivas clasificadas como NORM (conocidas en el lenguaje técnico como materiales radioactivos de origen natural). No hemos registrado casos de tráfico ilícito de este tipo de materiales ni alguno fuera del control regulador», agregó el también experto internacional para la seguridad nuclear.

¿Quiénes podrían detectar los intentos de introducción al país de materiales radioactivos y nucleares? Los Oficiales de Primera Línea, especialistas de la Aduana que garantizan en frontera la seguridad nacional y evitan el despliegue del contrabando y el narcotráfico.

La técnica vale lo que vale el hombre, recordó Azcuy Carrillo, «por lo que la preparación sistemática y la superación profesional del personal aduanero a partir de los procedimientos internacionales estandarizados es esencial para cumplir con las misiones de nuestro órgano regulador y garantizar, por ejemplo, que se frustren los intentos por introducir drogas y materiales explosivos al territorio nacional».

Para que la frontera cubana sea segura y se les brinde a los pasajeros la posibilidad de un flujo rápido y un trato de excelencia, nuestros especialistas deben elevar cada vez más sus niveles de exigencia y profesionalidad, aseguró Azcuy Carrillo.

La especialidad de Radiología en la AGR abarca diferentes técnicas de detección y niveles de categorización de las fuerzas, tales como los radiólogos A,B,C y la máxima, Instructor, explica Azcuy Carrillo. «Más del 60 por ciento de los radiólogos están categorizados, a partir de su experiencia acumulada y las habilidades desarrolladas».

El especialista acotó que la realización de competencias regionales y nacionales en la institución estimulan a los aduaneros a estudiar y lograr su superación profesional continua en las técnicas principales para el control aduanero.

«Tenemos equipos de rayos X instalados para el control de bultos, ya sean postales, equipaje de los viajeros, cargas no comerciales o comerciales, así como para el control de los contenedores y el control humano con fines no clínicos.

«Es necesario potenciar de forma sistemática la preparación de nuestras fuerzas en un contexto internacional caracterizado por el incremento de las acciones terroristas y del número de pasajeros que llegan a Cuba, cuya cifra ascendió a tres millones el pasado 10 de octubre, 32 días antes de haber recibido esa misma cantidad de arribos en 2015».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.