Superan la centena réplicas del sismo

Directivos del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas explicaron la diferencia entre la situación sísmica anómala de hace un año y lo ocurrido este martes

Autores:

Osviel Castro Medel
Yilena Héctor
Gabriela Orihuela

Hasta las cuatro de la tarde de este martes se habían registrado más de cien réplicas del sismo de 5.8 grados en la escala de Richter ocurrido en la madrugada de ese día en el municipio santiaguero de Guamá, de las cuales dos fueron perceptibles. Así declaró Bladimir Moreno Toirán, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas de Cuba (Cenais) a JR.

Manifestó Moreno Toirán que el epicentro se ubicó a diez kilómetros de profundidad y que la primera réplica tuvo lugar a las 4:28 a.m., mientras que la segunda se registró a las 10:46 a.m.

El sismo, ocurrido exactamente un año después de que comenzara la situación sísmica anómala de 2016, se sintió en toda la región oriental del país.

Moreno Toirán comentó que la diferencia entre el mencionado fenómeno y los ocurridos el 17 de enero del pasado año radica en que en esta ocasión hubo un sismo y varias réplicas, mientras que el año anterior no se logró definir el sismo principal, debido a la similitud de sus magnitudes.

También planteó que no se tienen evidencias científicas para explicar la causa de la elevada actividad sísmica en esta época del año y añadió que se espera continúen las réplicas durante los próximos dos o tres meses.

Juventud Rebelde contactó también vía telefónica con el Puesto de Mando del Partido Provincial de Santiago de Cuba, y conoció que la situación permanece estable. Hasta el momento no se reportan daños humanos ni materiales.

La Defensa Civil recomienda que la población se mantenga alerta y acate las medidas de seguridad orientadas en estos casos. Asimismo sugirió permanecer en lugares abiertos y conservar la calma.

Sin pánico ni olvido

«¿Qué es eso? ¡Se está moviendo la puerta!». Así gritó Víctor Rosales, un poblador del municipio granmense de Jiguaní, cuando en la madrugada del 17 de enero sintió estremecerse su casa durante unos segundos que le parecieron eternos.

No lejos de esa morada, Joaquina corrió hasta la cama de su madre, de 85 años. La despertó y ambas salieron a la calle. Varios vecinos estaban afuera y hablaban sobre la sacudida vivida antes del amanecer.

Empezaron las llamadas telefónicas. Ella quiso saber de los suyos, en la localidad de Vado del Yeso, en el municipio de Río Cauto, el más cercano a la provincia de Las Tunas. «Seguro allá no lo sintieron», se dijo. Sin embargo, estaba equivocada; el sismo fue perceptible en todos los municipios de Granma. Por eso miles se despertaron forzosamente antes de las 5:00 a.m.

Después del temblor, los alumnos de varias escuelas internas fueron concentrados en lugares abiertos, una medida que nunca está de más por las posibles réplicas que se generan luego de cualquier terremoto. Siempre se exhorta, también, a ubicarse lejos de los árboles y del tendido eléctrico.

Eberto Hernández Surós, representante del Cenais en esta provincia, declararía luego al periódico local, La Demajagua, que este temblor de tierra fue el segundo perceptible en el año en Granma.

El especialista agregó que los habitantes de los municipios granmenses que más sintieron la primera sacudida fueron los de Bartolomé Masó, Bayamo, Guisa, Pilón, Niquero, Jiguaní y Manzanillo.

Sin embargo, Isabel Véliz, quien vive en el montañoso municipio de Buey Arriba, dijo que ella sintió los dos temblores. «El segundo fue más leve, cuando estaba conversando con mi hijo; pero el primero resultó extraño, porque a esa hora de la madrugada sentí como un estruendo, los perros no paraban de ladrar ni las gallinas de cacarear».

Ante esta realidad las autoridades de la provincia, encabezadas por el primer secretario del Partido, Federico Hernández, recalcaron durante el día la importancia de que la población se mantenga informada y de cumplir todas las medidas previstas antes, durante y después de la ocurrencia de un sismo; de no provocar el pánico y de seguir el desarrollo normal de la vida en el territorio.

«Esto que ocurrió nos hace recordar que estamos en una zona sísmica. No deberíamos olvidarlo nunca», reconoció Víctor Rosales bien temprano en la mañana.

Precisiones…

Acerca de los dos sismos perceptibles ocurridos a las 4 y 08 a.m. y a las 4 y 28 a.m. de este martes, a 85 kilómetros al sudoeste de Chivirico, municipio de Guamá, provincia de Santiago de Cuba, la Estación Central del Servicio Sismológico Nacional de Cuba informó que el primero fue localizado en las coordenadas 19.68 de latitud norte y 76.63 de longitud oeste, a una profundidad de diez kilómetros y con magnitud 5.8; se recibieron reportes de perceptibilidad en todas las provincias orientales.

El segundo fue ubicado en las coordenadas 19.72 de latitud norte y 76.68 de longitud oeste, a 6.1 kilómetros de profundidad y con magnitud 3.5. y los reportes de perceptibilidad se produjeron en las provincias de Granma y Santiago de Cuba.

De igual forma, se registró un sismo perceptible a las 10:46 a.m. del propio martes, localizado en las coordenadas 19.72 de latitud norte y los 76.69 de longitud oeste, a 27.6 kilómetros al sursudoeste de Uvero, municipio de Guamá, en Santiago de Cuba, a diez kilómetros de profundidad y una magnitud de 3.5 en la escala de Richter. También se recibieron reportes de perceptibilidad de las provincias de Santiago de Cuba y Granma. En ninguno de los tres casos se han reportado daños humanos ni materiales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.