Anillos de silicona contra la prematuridad

La técnica se aplica desde finales del pasado año en la sala de Perinatología del Hospital General Agostinho Neto y en el hogar materno donde se atienden los embarazos con mayor riesgo

Autor:

Haydee León Moya

GUANTÁNAMO.— La prolongación de la gravidez hasta el tiempo de gestación viable para el alumbramiento, muestra la efectividad del uso de anillos de silicona en embarazadas con riesgo de traer al mundo a un bebé prematuro, una de las problemáticas que más inciden en la morbilidad y la mortalidad de niños menores de un año en esta provincia.

La técnica se aplica desde finales del pasado año en la sala de Perinatología del Hospital General Agostinho Neto y en el hogar materno donde se atienden los embarazos con mayor riesgo, y hasta la fecha se han colocado cerca de una veintena de esos dispositivos.

El doctor Humberto Velázquez, especialista en Ginecobstetricia, informó que este método fue incorporado recientemente como una de las acciones del Programa Materno Infantil (PAMI), con el fin de que se haga más extensivo, pues aún no se generaliza como debiera en el territorio, a pesar de contar con especialistas adiestrados para ello, y con suficientes anillos de silicona, a los que también se denomina pesarios y se cotizan en unos 40 euros.

El procedimiento, que disminuye hasta más de un 70 por ciento los índices de prematuridad a nivel mundial, no requiere de cirugía, pues el aro de silicona se introduce por la vagina y en esta se despliega y actúa como tapón del cérvix, sin causar efectos secundarios ni molestias prolongadas.

El especialista guantanamero precisó que el método es aplicable solamente en mujeres cuyo tiempo de gestación esté entre las 22 y las 34 semanas, que no padezcan infecciones vaginales, y tengan un cuello uterino corto, con longitud por debajo de los 25 centímetros.

Con anterioridad, en Cuba se empleaban estos dispositivos para el tratamiento del prolapso uterino.

Según sitios especializados en Internet, los pesarios se usan en el mundo desde la década de los 70, aunque algunas bibliografías fijan su empleo desde el siglo XIX, fabricados de oro, plata, bronce y cobre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.