Apretar el paso con la sequía

Ante la disminución de las precipitaciones, que ha provocado un déficit de más de 1000 millones de metros cúbicos de agua, se hace necesario agilizar las inversiones y cambiar la matriz de riego en el país

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.- Los inversiones y acciones desarrolladas en el país, destinadas a enfrentar la actual sequía, deberán agilizarse de inmediato ante un evento que se hará más reiterado en los próximos años, señaló Inés María Chapman Waught, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

En un encuentro con autoridades del Partido y el gobierno en Ciego de Ávila, la titular transmitió la voluntad política de la dirección del país de respaldar y agilizar la ejecución de los programas para enfrentar y prevenir los efectos de un fenómeno climatológico que a nivel nacional ha originado un déficit de precipitaciones superior a los 1000 millones de metros cúbicos durante los últimos 40 meses.

«Los estudios realizados de conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) indican que en el futuro existirá un mayor déficit de precipitaciones. Por eso lo que hoy vivimos es el preámbulo de esa situación, que es posible controlar y de ahí la necesidad de acelerar el ritmo de los trabajos», expresó.

En compañía del miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, Félix Duarte Ortega, y el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Raúl Pérez Carmenate, la titular de Recursos Hidráulicos conoció del estado de las inversiones en Ciego de Ávila para enfrentar la sequía y la intrusión salina, la cual ha avanzado en ambos litorales, sobre todo en el sur donde se ha detectado salinidad a 12 kilómetros de la costa.

Sobre estos trabajos y al referirse al país, la presidenta señaló la necesidad de que toda obra nueva cuente con los sistemas de control del agua, incluidas las estructuras para colectar la lluvia. También indicó, entre otras medidas, contar con proyectos para rehabilitar las redes y solucionar, de modo paulatino, la actual pérdida de más de 1. 600 millones de metros cúbicos en conductoras urbanas.

Durante el encuentro trascendió, además, la urgencia de cambiar la matriz de riego en el país y transitar a modos eficientes, los cuales detengan el sobreconsumo en las áreas de cultivos, conflicto visible en la provincia de Ciego de Ávila donde existen 10 mil 500 hectáreas afectadas por la paralización de 900 sistemas de riego, al tiempo que en esta zafra se dejaron de producir 400 mil toneladas de caña por los efectos de la sequía, lo que significó una pérdida de más de 20 mil toneladas de azúcar.

Hoy en todos los municipios del Cuba existen afectaciones por la sequía y los territorios con mayor incidencia son Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Las Tunas, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, provincia esta última cuyas reservas se encuentran en estado crítico o muy desfavorables, y con pronósticos para el período húmedo con lluvias por debajo de la media histórica y que no implicarán una recuperación completa de los embalses y acuíferos subterráneos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.