De profesor a delegado

En el seminternado Jesús Argüelles, donde imparte clases desde hace cinco cursos, Carlos Alberto Martínez Rodríguez es un guía base de la Organización de Pioneros José Martí, labor que desempeña con entusiasmo y en la que llegó a ser el mejor a nivel provincial

Autor:

Juan Morales Agüero

LAS TUNAS.— «Esta es una de las emociones más intensas y grandes de mi vida», dijo con voz entrecortada Carlos Alberto Martínez Rodríguez, joven profesor de Educación Física del seminternado Jesús Argüelles —un centro con más de 1 300 alumnos de todos los grados—, al confirmarse su elección como el primer y único delegado directo de esta provincia al 19no. Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Allí, delante de sus compañeros de trabajo y de una representación de alumnos de la escuela, el muchacho de 24 años de edad recibió el abrazo de sus padres y de su hermano, quienes lo felicitaron efusivamente por encarnar los valores que la tradición familiar le inculcó desde muy pequeño.

«Aquí en mi centro todos me conocen y saben que allá en Sochi los representaré con la dignidad y el patriotismo de un joven cubano de estos tiempos. Será una excelente oportunidad para patentizar la vigencia de nuestro proyecto social, fundado por el Comandante en Jefe», expresó.

En el seminternado Jesús Argüelles, donde imparte clases desde hace cinco cursos, Carlos Alberto es guía base de la Organización de Pioneros José Martí, labor que desempeña con entusiasmo y en la que llegó a ser el mejor a nivel provincial.

Renuente a hablar de sí mismo, por sus compañeros se conoce de su talento como agitador político y dirigente sindical. En el Movimiento de Pioneros Exploradores dejó su huella como guía. Además, es un asiduo participante en los fórums de ciencia y técnica y en los concursos provinciales de clases, en los cuales ha obtenido posiciones destacadas. Por si fuera poco, durante tres años consecutivos le fue conferido el mérito de profesor integral de su asignatura.

«Soy militante de la Unión de Jóvenes Comunistas y en mi comité de base trato de que mis compañeros sean activos y de que estén a la altura de su época. Vivimos tiempos gloriosos, y los jóvenes de hoy tenemos la tarea de defender nuestro proyecto, porque seremos sus continuadores».

Rodeado de sus compañeros, alumnos y familiares, el joven profesor manifestó que en Rusia denunciará con fuerza el bloqueo económico, comercial y financiero al que el Gobierno estadounidense somete a Cuba desde hace más de medio siglo y defenderá el derecho de los pueblos a vivir en paz.

«Llevaré conmigo también el concepto de Revolución que nos legó Fidel. Es un patrimonio ideológico que debemos cumplir».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.