Lázaro Peña, el Capitán de la clase obrera

Huérfano de padre a los diez años, abandonó la escuela para trabajar como ayudante de carpintero, albañil, herrero

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Lázaro Peña González, el Capitán de la clase obrera, nació el 29 de mayo de 1911, en el barrio habanero de Los Sitios. Huérfano de padre a los diez años, abandonó la escuela para trabajar como ayudante de carpintero, albañil, herrero. Hijo de una despalilladora, también se ganó la vida en una tabaquería.

Ingresó en el Partido Comunista de Cuba en 1929. Fue elegido miembro de su Comité Central en 1934, cuando también lo eligieron secretario general del Sindicato de Tabaqueros y miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación Nacional Obrera de Cuba (CNOC), que pasó a dirigir en 1935, año en que estuvo enrolado en la organización de la huelga general política de marzo, por lo cual sufrió prisión y tortura (esto ocurriría con frecuencia por su actividad contra la tiranía de Gerardo Machado).

En 1939 tuvo lugar el Congreso Constituyente de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC). En su primer Congreso Nacional dejó fundada la Confederación de Trabajadores de Cuba, de la cual pasaría a ser su secretario general. Fue uno de los que defendieron las ideas más avanzadas en la Asamblea Constituyente de 1940.

En octubre de 1953 participó en el 3er. Congreso de la Federación Sindical Mundial (FSM), en Viena. La dictadura de Batista no le permitió la entrada al país. Después del triunfo revolucionario se reincorporó a la reconstrucción del movimiento sindical. En 1959 fue reelegido secretario de la CTC y en 1965 resultó electo miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, responsabilidades que mantuvo hasta su muerte, el 11 de marzo de 1974.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.