Pensar en el futuro

Ernesto Hernández Chirino es un joven que desea que en Sochi sus contemporáneos piensen en el futuro y se vean reflejados en la realidad de los cubanos, con sus múltiples oportunidades, y que también defiendan las ideas de Fidel

Autores:

Yuniel Labacena Romero
Odalis Acosta Góngora/AIN

El primer abrazo, así como también las primeras emociones y palabras de Ernesto Hernández Chirino, luego de conocerse la noticia de que fue elegido como el único delegado directo de Artemisa al FMJE, fueron de reconocimiento hacia Wilkin González Álvarez, con quien compartió la candidatura para la elección hacia tan importante cita: «Él, como cualquiera de los 162 jóvenes que laboran en nuestra Central Termoeléctrica (CTE) Máximo Gómez, de Mariel, merecían ser seleccionados, por su entrega, pasión y el sacrificio con que trabajan y actúan».

Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, puso en el pecho de Ernesto la credencial por tan alto honor. Se trata de un joven que desea que en Sochi sus contemporáneos «piensen en el futuro y se vean reflejados en la realidad de los cubanos, con sus múltiples oportunidades, y que también defiendan las ideas de Fidel, a quien está dedicada la cita y merece ser el Comandante de todas las juventudes del planeta, por su legado y acción».

—No solo eres el secretario general del comité UJC de la planta...

—Ahora ocupo una plaza de especialista en Mantenimiento Industrial. Hace cinco años, cuando empecé, me desempeñaba como técnico de automatización, directo a la producción. También dedico parte de mi tiempo a los estudios. Actualmente curso el tercer año de Licenciatura en Contabilidad, en la Universidad de Artemisa.

—Siempre se te ve motivando a tus compañeros

—Creo que hago justo lo que debe hacerse desde el pedacito que toca. Motivo a mis compañeros para que sean eficientes, ayudo con mis opiniones al buen desarrollo de las actividades en el centro y propicio el debate colectivo.

—¿Y qué haces en tu tiempo libre?

—No tengo mucho tiempo disponible, pero, como cualquier joven de 26 años, me gusta compartir con mis amigos y la familia, ir a la playa, disfrutar de la brisa del malecón de mi pueblo, ver una buena película, estar a la moda… en fin, soy un joven de estos tiempos y como tal me comporto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.