Rebeldía que no muere

Pioneros y jóvenes santiagueros y bayameses reeditaron el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, que hace 64 años estremecieron a Cuba

Autor:

Osviel Castro Medel

SANTIAGO DE CUBA.— La Ciudad Escolar 26 de Julio fue asaltada a las 5:15 de la madrugada de este miércoles por 160 pioneros y jóvenes santiagueros que reprodujeron de forma simbólica el asalto al cuartel Moncada.

Armados de lápices atravesaron la antigua Posta Tres luego de responder al «Alto, quién va?», con la frase de los moncadistas: «Abran paso que llegó el General», reportó la Agencia Cubana de Noticias.

Luego, se realizó el pase de lista a los nombres de los mártires y una gala cultural. Encabezados por Lázaro Expósito, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en la provincia de Santiago de Cuba, presenciaron el asalto simbólico los principales dirigentes del territorio, junto a familiares de mártires y combatientes de la Revolución.

De igual forma, las autoridades de la provincia colocaron ofrendas florales ante el monumento en el cementerio Santa Ifigenia que guarda los restos de los caídos por los sucesos del Moncada, a nombre de los Consejos de Estado y de Ministros y a título de su Presidente, así como también del pueblo de Cuba.

Además, depositaron rosas blancas en el mausoleo al Héroe Nacional José Martí, reconocido por Fidel como el autor intelectual de la gesta del 26 de Julio, y flores ante el monolito que atesora las cenizas del líder histórico de la Revolución Cubana.

Tributo bayamés

BAYAMO, Granma.— Un grupo de 64 pioneros de Granma reeditó en la madrugada del miércoles, de manera simbólica, el asalto al antiguo cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, una de las acciones que marcaron el 26 de julio de 1953.

Los estudiantes de secundaria básica, vestidos de verde olivo y con fusiles en ristre, dieron gritos de ¡Viva Fidel! y ¡Viva Cuba Libre!, en recordación al Líder de la Revolución, quien por primera vez no está físicamente después de 64 años de los sucesos acaecidos en Santiago de Cuba y Bayamo, que estremecieron el país.

En la rememoración, desarrollada en el patio interior del otrora cuartel, hoy Parque Museo Ñico López, fueron mencionados, ante centenares de personas, los diez combatientes asesinados luego del ataque a la fortaleza bayamesa, en el que participó un comando de 25 combatientes de la llamada Generación del Centenario.

Los asaltos simbólicos constituyen, además de un merecido tributo a los asaltantes, una singular forma de conectar a las nuevas generaciones con la historia patria. Foto: Rafael Martínez

Durante el acto de recordación recibieron la medalla conmemorativa 55 aniversario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) el Héroe de la Batalla de Cangamba (Angola, agosto de 1983) Fidencio González Peraza y Edenis Tamayo Núñez, integrante del pelotón femenino Las Marianas, que formó parte del Ejército Rebelde.

Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido en Granma, y Manuel Santiago Sobrino, presidente del Gobierno en la provincia, presidieron la solemne evocación, que contó con varios momentos culturales.

Luego, ambos dirigentes inauguraron un nuevo montaje en el museo Ñico López y en el antiguo hospedaje de los asaltantes —hoy sala-museo—, distante a unos 200 metros del otrora cuartel.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.