Cuerpos que yacen dormidos

El tributo a los hermanos Luis y Sergio Saíz, asesinados un 13 de agosto, hace seis décadas, se extenderá este año por toda Cuba

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Cuando los hermanos Luis y Sergio Saíz Montes de Oca fueron asesinados el 13 de agosto de 1957, solo tenían 18 y 17 años, respectivamente. Aquel monstruoso crimen acabó con la vida de esos jóvenes alegres, enamorados e intrépidos, que no renunciaron en ningún momento a la defensa de los más altos sentimientos de justicia y demostraron por qué era necesario luchar.

A esos eternos líderes, cuyo ejemplo trasciende, rendirá tributo la juventud a 60 años del trágico suceso, y lo hará esta vez no solo en el poblado pinareño de San Juan y Martínez —su tierra natal—, sino en toda Cuba, confirmó a Juventud Rebelde Ronal Hidalgo Rivera, segundo secretario del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Dijo que las jornadas que se avecinan cercanas al 13 serán días de reafirmación revolucionaria y de compromiso de las nuevas generaciones con su historia. «Talleres, matutinos, conferencias, diálogos de generaciones, presentaciones de libros, cabalgatas... se realizarán en  todos los territorios para enaltecer las figuras de los hermanos Saíz, hombres de profunda raíz martiana y antimperialista».

El dirigente juvenil significó que en San Juan y Martínez tendrá lugar el homenaje central con un acto político cultural en la Casa Museo que lleva el nombre de los dos luchadores. En la ocasión la institución recibirá la Medalla Conmemorativa Aniversario 55 de la UJC y el Sello por los 30 años de la fundación de la Asociación que los ha honrado eternamente al nombrarse como ellos.

Precisamente, apuntó, esa organización, que aglutina a los jóvenes artistas e intelectuales cubanos, ha concebido, como es tradicional, un variado programa de actividades, que iniciará el próximo día 7 —cumpleaños 107 de Esther Montes de Oca, la madre de los hermanos Saíz— y concluirá el 13 con el ascenso hasta la cima de la mayor elevación del país: el Pico Turquino.

Hidalgo Rivera convocó a los jóvenes a estremecer con su tributo a toda Cuba para demostrar que las ideas por las cuales fueron asesinados estos dos revolucionarios pinareños nadie las pudo aniquilar.

Se llevarán flores hasta el monumento erigido en el lugar de los asesinatos y donde descansan los restos de los hermanos Saíz en el cementerio de la localidad, pero en toda Cuba vibrarán los versos de Sergio: «cuerpos que yacen dormidos / abrazados al cemento / de una calle y una estrella...».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.