Sacudiéndose de Irma

Múltiples labores se ejecutan en Sancti Spíritus como parte de la etapa de recuperación

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

SANCTI SPÍRITUS.- El cielo nublado y las lluvias intermitentes presentes en gran parte de esta central geografía no han frenado las labores de recuperación que pretenden despojar poco a poco de aquí las huellas dejadas por el huracán Irma.

Un hervidero de personas se visualiza en cada uno de los rincones espirituanos para desobstruir el paso afectado por el gran número de árboles caídos y LOS escombros, desperdigados por cualquier sitio como consecuencia de las fuertes rachas que estremecieron a Sancti Spíritus.

Yoel Jiménez Fernández, trabajador de la Empresa Forestal Integral en la provincia, aunque reconoce que el cansancio ya pesa más de lo habitual, sOlo se detiene cuando la luz natural le opaca su visión. Junto al resto de la brigada que dirige, ensordece todo su alrededor con las motosierras y los tractores que trasladan los grandes troncos que yacen a la orilla de la Carretera central de la urbe del Yayabo.

«Desde que los vientos nos lo permitieron comenzamos a trabajar. La idea es dejar el espacio libre para que los eléctricos puedan hacer lo suyo a mayor velocidad. Ha habido lugares más complejos que otros porque la cantidad de árboles en el suelo parecen infinitos, pero no descansaremos hasta dejar todo despejado», explica.

Igual le ha ocurrido a Yosvany Coluñé, trabajador de Comunales, quien ha perdido la cuenta de la cantidad de camiones que han cargado en las últimas horas.

«Estamos faja´os desde bien temprano porque queremos devolver la belleza que caracteriza a nuestras calles, pero además la suciedad provoca enfermedades. Hemos recibido ayuda de muchos vecinos porque la gente también quiere que esto acabe rápido. No pararemos hasta que dejemos esto que brille», añade.

Por ello, se ha convocado a todos los vecinos y trabajadores de las localidades espirituanas a insertarse en las acciones de higienización.

SANCTI SPÍRITUS VIVE OTRO HURACÁN

El presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en Sancti Spíritus, José Ramón Monteagudo Ruiz, no exageró cuando al dialogar con el pueblo yaguayajense los llamó a vivir tiempos de otro huracán. El mismo precisa de rachas fuertes de intensas jornadas de trabajo y la organización para no desacertar en las acciones que se realicen.

Bajo esa premisa, se labora para resarcir los problemas en las cerca de 4 000 casas, que según datos preliminares de la Dirección Provincial del Sistema de la Vivienda en Sancti Spíritus, presentan huellas del fenómeno meteorológico.

Para ello, se insiste en que las comisiones de las Zonas de Defensa responsabilizadas con la confección de la documentación requerida para la solicitud de materiales, lo hagan con objetividad y disciplina para que las familias afectadas conozcan las vías instituidas para ese objetivo.

En ese sentido, se instó a aumentar las producciones locales de materiales de la construcción para surtir los puntos de venta, a partir de la intensificación de las jornadas en los centros laborales.

Igualmente, cada centro de trabajo labora para resarcir sus daños, a partir de los esfuerzos de su propio personal. Fuera de las oficinas mujeres y hombres limpian sus áreas y apuestan por devolverle los mismos colores de antaño.

LA LUZ REGRESA POCO A POCO

Poco a poco Sancti Spíritus se alumbra, luego de las severas afectaciones dejadas por el huracán Irma. Sin dudas, uno de los sectores más lacerados por las fuertes rachas del fenómeno meteorológico que no dejó de estremecer a ningún rincón de este territorio.

En la madrugada de este martes quedaron restablecidos varios circuitos, luego de que la provincia se reconectara con el Sistema Electroenergético Nacional.

«Dos brigadas nuestras partieron a Ciego de Ávila para apoyar en el restablecimiento de una interrupción en esa provincia y así poder lograr que la corriente llegara hasta nuestro territorio», dijo Misael Rodríguez, director de la Empresa Eléctrica de Sancti Spíritus.

Un total de 180 postes fueron afectados en toda la provincia, 60 de ellos en la ciudad del Yayabo. De acuerdo con las fuentes, para resarcir esos problemas ya están entrando recursos y se cuenta con el apoyo de otras fuerzas para el desbroce de árboles que están sobre los tendidos.

«Para no desgastar fuerzas, hoy estamos aislando circuitos donde existen averías y les damos servicio con otras alternativas, para que las fuerzas nuestras se concentren en los trabajos más fuertes que garantizan la vitalidad del servicio al territorio. La prioridad es restablecer aquellas zonas donde se encuentren ubicados centros encargados de ofrecer servicios vitales a la población general», concluyó.

Sancti Spíritus, luego del paso del huracán Irma por su costa norte, despierta diferente. No obstante, su pueblo no se amilana y sale a darle el pecho a las nuevas acciones que la naturaleza le ha impuesto. Poco a poco se ven los cambios porque la premisa es recuperar hasta el último rinconcito de nuestro terruño.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.