Liderazgo que inspira

Oscar López Rivera rindió tributo a Mariana Grajales, Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y a Fidel Castro en Santiago de Cuba, donde le fue conferido el Escudo de la provincia. Resaltan protagonismo del Comandante en Jefe en la Crisis de Octubre

 

Autores:

Luis Hernández Serrano
Odalis Riquenes Cutiño

Me siento bien conmovido, esperanzado de que este momento me sirva para continuar, que le dé las energías necesarias a nuestra lucha por Puerto Rico, confesó a la prensa el independentista Oscar López Rivera, tras depositar un ramo de rosas blancas frente al monolito que guarda las cenizas del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, y a los monumentos funerarios de los padres fundadores de la nación en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia. Luego, guardó un minuto de silencio.

El luchador boricua estuvo acompañado por los miembros del Comité Central del Partido, Lázaro Expósito, primer secretario de la organización en Santiago de Cuba, y Beatriz Johnson Urrutia, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular; de Fernando González, presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, y de su hija Clarisa López, entre otros. Allí conoció detalles sobre los monumentos funerarios de la madre de la Patria, Mariana Grajales Cuello; de Carlos Manuel de Céspedes, y del Héroe Nacional José Martí. 

López Rivera y quienes lo acompañaron sostuvieron, además, un intercambio con la máxima dirección de la provincia, y visitaron el Museo Histórico 26 de Julio, ubicado en áreas del otrora cuartel Moncada. 

En otro momento, Orlando Vergés, director de la Casa del Caribe, en singular acto, entregó al distinguido visitante la Mpaka, símbolo de la Fiesta del Fuego, que en su 38 edición, del 3 al 9 de julio de 2018, estará dedicada a la cultura popular de Puerto Rico.

Como muestra de admiración a su ejemplo de lucha y resistencia, la Asamblea Provincial del Poder Popular en Santiago de Cuba confirió a López Rivera el Escudo de la Provincia, máximo reconocimiento que entrega ese órgano de Gobierno a personalidades con una alta contribución al avance social.

Los días en que brilló el estadista

«No por gusto el Comandante Ernesto Guevara dijo en su carta de despedida a Fidel en 1965 —refiriéndose a la dignidad, el honor, el valor, la firmeza y la lucidez revolucionaria del Comandante en Jefe— que nunca brilló tan alto un estadista como en los días de la Crisis de Octubre, destacó este martes el Doctor Eugenio Suárez Pérez, director de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado.

Al dictar una conferencia en la que ponderó el protagonismo y el honor revolucionarios de Fidel, cuando la URSS instaló en nuestra patria, a finales de 1962, sus poderosas armas estratégicas y después las retiró, Suárez Pérez expuso numerosos ejemplos que evidenciaron su audacia y alto sentido de la circunstancia histórica ante aquella peligrosa coyuntura de hace 55 años.

En el encuentro se exhibió un documental del Noticiero Icaic de aquellos momentos, donde el Jefe de la Revolución explicaba al pueblo las razones de la Cuba amenazada por un ataque nuclear estadounidense.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.