Recordarán rencuentro de Fidel y Raúl en Cinco Palmas

Un grupo de 82 pioneros y jóvenes destacados de esta provincia y de Las Tunas reeditará la ruta que siguió Fidel desde Alegría de Pío hasta Cinco Palmas

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO, Granma.— Un grupo de 82 pioneros y jóvenes destacados de esta provincia y de Las Tunas reeditará la ruta que siguió Fidel desde Alegría de Pío hasta Cinco Palmas, lugar donde el líder de la Revolución se rencontró con su hermano Raúl, el 18 de diciembre de 1956, después de 13 días de una forzosa dispersión del naciente Ejército Rebelde.

La tropa de bisoños que realizará simbólicamente parte del itinerario del Comandante en Jefe estará compuesta, en su mayoría, por pioneros y sus guías, quienes realizarán una acampada el día 17 en el propio Cinco Palmas, paraje ubicado a unos 28 kilómetros de la cabecera municipal de Media Luna.

Yulieski Tamayo Verdecia, presidente de la Organización de Pioneros José Martí en Granma, explicó que el periplo iniciará el 16 de diciembre y que los pinos nuevos pasarán por la casa donde nació, en El Plátano (hoy municipio de Pilón), el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, el primer campesino en incorporarse al Ejército Rebelde.

«Es la vigésimotercera ocasión en que se hace esta hermosa y conmovedora travesía por sitios de nuestras serranías y siempre deja muchos conocimientos o lecciones para los niños, que viven la historia de otro modo», sentenció Tamayo.

Los pequeños participarán el lunes 18, junto a una representación de pobladores de Granma, en un acto de recordación del abrazo de los dos hermanos, momento singular de la historia de Cuba porque entonces Fidel, con apenas ocho hombres y siete fusiles, pronunció su célebre frase de «¡Ahora sí ganamos la guerra!», una profecía que se cumpliría el primer día de 1959.

Fidel, junto con dos combatientes, llegó el 16 de diciembre al lugar donde se reunieron, luego de 11 agotadoras jornadas de camino entre montes y cañaverales desde Alegría de Pío —sitio del bautismo de fuego—, en las que fueron apoyados por algunos campesinos.

El grupo de Raúl tocó Cinco Palmas dos días después, luego de burlar también el cerco del Ejército, tras una marcha no menos tortuosa, pero alentados por la fe en la victoria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.