Un camino que ha valido la pena recorrer

Cubanos y venezolanos conmemoraron el nuevo aniversario de la alianza integracionista, en acto presidido por Raúl Castro y Nicolás Maduro. Sesionaron también en La Habana el Consejo Político del Alba-TCP y la XVIII reunión de la Comisión Intergubernamental entre ambos países

Autor:

Juventud Rebelde

El mismo día en que Fidel y Chávez firmaron hace 13 años la Declaración Conjunta que sentó las bases del nacimiento del Alba, el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y el Jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, encabezaron el acto de evocación a ambos Comandantes —los fundadores— y que conmemoró el nuevo aniversario de la alianza integracionista.

Aquella cita tuvo lugar diez años después del primer abrazo de los gigantes en La Habana en 1994 —encuentro de «dos soñadores» que también tuvieron la cualidad de buscar caminos, y crearlos si era necesario, diría Maduro, feliz de estar en La Habana y recordar aquel abrazo, confesó.

Era también la misma ciudad donde ambos se habían reunido aquel 14 de diciembre de 2004 para suscribir el acta fundacional de la que entonces se nombró Alternativa y luego ha sido Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP).

Han transcurrido 13 años desde entonces, un camino que «ha valido la pena recorrer», apuntaría Maduro, quien valoró que la obra social del Alba-TCP «se pierde de vista» en alusión a su amplitud, y que su obra política aceleró la dinámica integradora de América Latina y el Caribe.

Los exponentes de esa obra social cumplimentada con el Alba-TCP estuvieron allí, representados en la joven estudiante oriunda de Dominica que cursa el segundo año en la cubana Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam), y quien recordó que «la solidaridad tiene que ser la palabra de orden para los pueblos del mundo».

Y, también, en la doctora cubana que consideró un privilegio haber brindado sus servicios como cooperante en Venezuela, expresión de la hermandad entre nuestros pueblos, dijo, así como en los miles de venezolanos alfabetizados y los 40 000 médicos de ese país graduados bajo el concepto de la medicina integral comunitaria con la colaboración de Cuba, por solo mencionar algunos ejemplos.

Somos los continuadores del mundo que se fundó hace 13 años, aseveró el Presidente bolivariano, quien consideró que ha valido la pena recorrer este camino «de rebeldía, de alternativa».

Poemas, cantos llaneros y caribeños, y composiciones de la nueva trova cubana completaron la velada, que también patentizó la solidaridad del pueblo cubano con sus hermanos de Venezuela luego de las tres rotundas victorias electorales libradas desde el 30 de julio por las fuerzas bolivarianas frente a la agresión externa implementada desde Estados Unidos.

Refrendando esa amistad, un apretón de manos entre el General de Ejército Raúl Castro y el presidente venezolano Nicolás Maduro selló las palabras del mandatario bolivariano, quien acudió al homenaje luego de 16 horas de vuelo y recién llegado de Estambul, donde patentizó su solidaridad con el pueblo palestino.

OTROS ENCUENTROS

Este jueves también sesionó el

XVI Consejo Político del Alba-TCP cuya Declaración Final, leída por el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, se congratuló por estos 13 años del Alba-TCP y, entre otros postulados, reafirmó la unidad y la solidaridad de los pueblos latinoamericanos y caribeños como el camino hacia la victoria.

Igualmente aconteció la XVIII Reunión Intergubernamental entre Cuba y Venezuela, que concluyó este jueves con la firma de su documento final por el ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, y el titular del Exterior de la nación bolivariana, Jorge Arreaza.

Veintisiete proyectos de cooperación contenidos en nueve programas dan cuerpo al plan de cooperación entre nuestros países para el año entrante, refrenda el texto, donde ambas delegaciones reconocieron, además, que el proceso de redimensionamiento de la cooperación ha permitido incrementar la calidad y la eficiencia en la ejecución del Convenio Integral de Cooperación firmado por Fidel y Chávez el 30 de octubre del año 2000, y propiciado la incorporación a las misiones sociales de un elevado número de venezolanos y venezolanas formados al amparo del mismo. Más de 13 000 de ellos se desempeñan en el sector de la salud.

De más eficiente y centrado en las prioridades calificó Malmierca el plan de cooperación del año entrante, en tanto Arreaza destacaba el carácter solidario de nuestros nexos, como corresponde a dos revoluciones cuando son socialistas y verdaderas, dijo.

Ambos ministros consideraron el Convenio Integral de Cooperación como semilla del Alba.

Cada vida salvada, cada venezolano formado, es un homenaje a nuestros Comandantes y al esfuerzo de nuestros Gobiernos para seguir luchando contra el imperialismo y por el bienestar de nuestros pueblos, expresó Arreaza.

Veintisiete proyectos de cooperación contenidos en nueve programas dan cuerpo al plan de cooperación entre nuestros países para el año entrante, refrenda el texto, donde ambas delegaciones reconocieron, además, que el proceso de redimensionamiento de la cooperación ha permitido incrementar la calidad y la eficiencia en la ejecución del Convenio Integral de Cooperación firmado por Fidel y Chávez el 30 de octubre del año 2000, y propiciado la incorporación a las misiones sociales de un elevado número de venezolanos y venezolanas formados al amparo del mismo. Más de 13 000 de ellos se desempeñan en el sector de la salud.

De más eficiente y centrado en las prioridades calificó Malmierca el plan de cooperación del año entrante, en tanto Arreaza destacaba el carácter solidario de nuestros nexos, como corresponde a dos revoluciones cuando son socialistas y verdaderas, dijo.

Ambos ministros consideraron el Convenio Integral de Cooperación como semilla del Alba.

Cada vida salvada, cada venezolano formado, es un homenaje a nuestros Comandantes y al esfuerzo de nuestros Gobiernos para seguir luchando contra el imperialismo y por el bienestar de nuestros pueblos, expresó Arreaza.

Veintisiete proyectos de cooperación contenidos en nueve programas dan cuerpo al plan de cooperación entre nuestros países para el año entrante, refrenda el texto, donde ambas delegaciones reconocieron, además, que el proceso de redimensionamiento de la cooperación ha permitido incrementar la calidad y la eficiencia en la ejecución del Convenio Integral de Cooperación firmado por Fidel y Chávez el 30 de octubre del año 2000, y  propiciado la incorporación a las misiones sociales de un elevado número de venezolanos y venezolanas formados al amparo del mismo. Más de 13 000 de ellos se desempeñan en el sector de la salud.

De más eficiente y centrado en las prioridades calificó Malmierca el plan de cooperación del año entrante, en tanto Arreaza destacaba el carácter solidario de nuestros nexos, como corresponde a dos revoluciones cuando son socialistas y verdaderas, dijo.

Ambos ministros consideraron el Convenio Integral de Cooperación como semilla del Alba.

Cada vida salvada, cada venezolano formado, es un homenaje a nuestros Comandantes y al esfuerzo de nuestros Gobiernos para seguir luchando contra el imperialismo y por el bienestar de nuestros pueblos, expresó Arreaza. 

Seremos el médico humanista que tanto necesita el mundo nuevo 

En mi condición de estudiante de segundo año de Medicina de la ELAM, constituye un alto honor representar a mi país, Dominica, y a los estudiantes de Medicina de este centro de estudios, en este escenario. Así comenzó sus palabras Alize Alana Charles en el acto en conmemoración del aniversario 13 de la fundación del ALBA, que tuvo lugar en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

Como una metáfora a su nombre, el ALBA, constituida como alternativa por los Comandantes Fidel y Chávez, «devino en una hermosa alianza que ilumina e integra en un propósito común a los países de América Latina y el Caribe», señaló la estudiante de Dominica, primera oradora en el encuentro solidario.

Apuntó que los jóvenes que han tenido el privilegio de estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina son «conscientes de que este sueño hecho realidad ha sido posible gracias al Comandante en Jefe Fidel, visionario de los proyectos y las causas más humanas y nobles para América y el mundo».

Agregó que también tienen conciencia de que «el ALBA, como convenio integrador, desde su creación, eliminando las distancias, las diferencias étnicas y la procedencia de las personas, ha favorecido la formación de médicos con la vocación humanista de la Medicina que aprendemos en Cuba».

Alize Alana enfatizó en que «en este hermano país, nos hemos convertido ya en parte de ese proceso social llamado Revolución Cubana, y hoy más que nunca estamos convencidos de que decir Cuba es decir humanidad, como estamos seguros de que decir Chávez es decir Fidel, de que decir Fidel es decir Chávez».

La joven estudiante rindió homenaje a «los dos comandantes de la vanguardia, los dos comandantes que siempre lucharon por acabar con las injusticias y creyeron que un mundo mejor es posible».

En sus emocionadas palabras en el acto, que también constituyó expresión de solidaridad con Venezuela, subrayó que ellos estudiaban Medicina «pero la Medicina del amor, seremos el médico humanista que tanto necesita el mundo nuevo. Nuestras manos y nuestra inteligencia son las herramientas para construir una sociedad de seres humanos plenos, sanos de mente y cuerpo. La solidaridad tiene que ser la palabra de orden para los pueblos del mundo».

Añadió que no defraudará a Dominica «país que nos vio nacer y del cual siempre estaremos orgullosos, no podemos defraudar tampoco al ALBA, ni a los Comandantes Chávez y Fidel», para quienes expresó gratitud y «el compromiso de realizar nuestra profesión apegada a los principios de internacionalismo, humanismo y sensibilidad que nos inculcaron». 

 

Alize Alana Charles.  

El ejército de batas blancas no los defraudará 

DE uno de esos cambios trascendentales nacidos de las mentes proféticas de Chávez y Fidel, «dos gigantes de nuestro continente y el mundo», calificó la doctora cubana Yadzia Limonta Sánchez al ALBA-TCP.

Protagonista ella misma de la solidaridad que el mecanismo lleva implícita, la Doctora narró que, como médico cubana y mujer, tuvo la oportunidad de cumplir misión internacionalista en la hermana República Bolivariana, y consideró un privilegio hacer uso de la palabra en el acto que recordó precisamente el aniversario 13 del ALBA, y homenajeó a sus fundadores.

Los profesionales de la salud cubana hemos tenido la hermosa oportunidad de combatir el dolor y ayudar a los países necesitados ante terremotos, ciclones y otras catástrofes, recordó la doctora, segunda oradora de la velada que presidieron Raúl y Maduro.

Somos heraldos de la paz, del amor, y llevamos el mensaje solidario, con el concepto de esa unión integradora del ALBA para asistir, sin distinción de clases, raza o procedencia social, a quien lo necesite.

La presencia de los cooperantes cubanos constituye una expresión de hermandad que ha unido y une a las naciones, afirmó la Doctora, quien recordó al Comandante en Jefe.

Fidel sabía que para lograr un futuro diferente para el continente eran necesarios el aliento y la solidaridad. Fidel, una vez más, nos demostró que todas las utopías son posibles.

Al iniciar sus palabras, la médico había evocado también al líder revolucionario cubano cuando este aseguró, el 7 de octubre de 1988, durante la clausura del Tercer Encuentro Continental de Mujeres que «(…) este hemisferio lleva adentro la criatura de los cambios, y de los cambios profundos, y esos cambios vendrán con dolor o sin dolor (…) Desde luego, los partos necesitan parteros y los pueblos son los grandes parteros de los cambios».

Así, dijo, Fidel definió a este continente: como el sueño que nace por el empuje y unidad de los pueblos, esos pueblos que despiertan ante la dirección de verdaderos líderes que conducen profundos y necesarios cambios para beneficio de todas las naciones, aseveró.

Apuntó también que hasta el nacimiento de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América hace 13 años no pudo hablarse de integración regional, y destacó de ella su estrategia de complementariedad, solidaridad y cooperación, con la unidad en la diversidad como mecanismo integrador.

También evocó a Martí y a Bolívar y aseveró que, apoyados en sus preceptos y como expresión de la continuidad de sus ideas, Fidel y Chávez fundaron este proyecto integracionista que hoy defienden Raúl y Maduro, y que se erige sobre los conceptos de antimperialismo, latinoamericanismo e internacionalismo.

La doctora Yadzia Limonta ratificó el compromiso con el legado de Fidel y Chávez y manifestó a Raúl que «el aguerrido ejército de batas blancas no los defraudará. Continuaremos llevando a los pueblos hermanos la luz de la solidaridad y el internacionalismo», afirmó.

 

Yadzia Limonta Sánchez. 

 

Piezas musicales venezolanas fueron interpretadas por Yuniel Lombino, Mario Salvador y ernesto Roble, ganadores del JoJazz 2017. Poemas y composiciones de la nueva Trova cubana completaron la velada en la que participó una audiencia joven. Fotos: Abel Rojas Barallobre

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.