Sin distancia entre la corbata y el taller

Las diferentes comisiones de trabajo del 7mo. Pleno del Comité Nacional de la UJC, que sesiona hasta hoy, demostraron que tenemos que atemperar la organización a la Cuba actual, a los jóvenes de hoy y las tareas que deben asumir

 

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Cuando vamos a dialogar con los jóvenes no podemos ir encopetados. Si lo hacemos con los que laboran en la industria, en la agricultura, en el azúcar, en la cultura... tenemos que ser como ellos son, utilizar sus códigos comunicativos. No podemos ir vestidos de cuello y corbata. Nos toca acortar las distancias para que así tengan una participación real y consciente en todo lo que construyamos.

Eso fue uno de los conceptos que defendió el joven pinareño Yasel Alejandro Díaz, miembro del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), al intervenir en los debates de la Comisión de Funcionamiento, como parte del 7mo. Pleno del máximo órgano de dirección de la UJC entre congresos, que sesiona hasta hoy en la capital.

Y dijo más, esa divisa de constante intercambio con la base, que es necesario consolidar, tienen que comprenderla bien los cuadros desde el nivel primario, y prepararse para eso, pues «si ellos no están bien capacitados, qué vamos a esperar de nuestras estructuras más simples».

Justamente, varios integrantes de esta misma comisión, como Jeiller Carmona Brito, al dialogar sobre la vida interna, estructuras y quehacer de la organización, destacaron que se deben aprovechar todos los espacios y hacerlo de manera creativa, y que, una vez allí, en la base, que sean los jóvenes los que propongan los temas sobre los que se quiere hablar. «Eso es algo que hemos logrado con los jóvenes del sector de la Salud. Pero todavía existen quienes no quieren ir a dialogar, y de lo que se trata es de construir juntos», expresó.

Temas como el papel de los comités de base y la militancia y sus cuadros de dirección en el desarrollo de los procesos políticos, volvieron en más de una ocasión al debate. Sobre las reuniones de secretarios generales, se dijo que estas deben incluir más asuntos que preocupan a los jóvenes para que tengan un mayor interés.

Susely Morfa Gonzáles, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, insistió en la necesidad de encontrar fórmulas para que cada vez sea mayor el número de jóvenes que desee ingresar a las filas de la organización. Reconoció que se necesita crecer, pero mantener una condición inviolable: quienes se incorporen a la Juventud Comunista deben hacerlo como resultado de una actitud ejemplar ante la sociedad.

Si no tenemos una vanguardia, cómo vamos a existir. Tenemos que atemperar  la organización a la Cuba de hoy, a los jóvenes de hoy y las tareas que deben asumir, apuntó la dirigente juvenil, quien además añadió que se requiere de madurez, conciencia, modestia y firmeza de los cuadros para resolver problemas que persisten en el funcionamiento de la UJC, y que en muchos casos, se asocian a falta de control, de organización, de chapucería y de no comprometimiento.

 

Conectados con la economía y la ideología

Profundos fueron también los debates en la Comisión Económica, que realizó una evaluación del trabajo desarrollado por la UJC en el sector azucarero. Se dijo que la organización estableció una estrategia política para la atención a los jóvenes que laboran en este sector.

Actualmente el sector cuenta con más de 24 100 jóvenes en su universo y de ellos 4 320 son militantes. Aunque se ha trabajado en acciones relacionadas con jornadas productivas principalmente relacionadas con el impulso a la zafra, la siembra de caña y otras labores, que se abanderaron 88 turnos juveniles, y que se ha fortalecido el movimiento deportivo y cultural en los bateyes y comunidades donde se encuentran los jóvenes, aún persisten dificultades.

Varios integrantes de esta comisión se refirieron a la urgencia de continuar convocando a los más nuevos a las tareas productivas, lograr mayor conocimiento sobre la implementación de las medidas conjuntas entre la UJC y Azcuba, impulsar la recuperación cañera a partir de los acuerdos del 10mo. Congreso, así como laborar con mayor intencionalidad y agilidad en la recuperación de los comités UJC en la industria.

Guarioné Aguirre Kerr, primer secretario de la UJC en Guantánamo, se refirió a la formación vocacional y orientación profesional de adolescentes y jóvenes hacia ese sector. Aludió al permanente acercamiento que tiene que existir entre los organismos para que se obtengan mejores resultados en proyectos tan nobles como las fiestas del saber, las ferias docentes agropecuarias y azucareras, los cursos vocacionales, y sobre todo, lograr alianzas con los palacios de pioneros.

Asuntos relacionados con utilizar con mayor intencionalidad las actividades y fechas de carácter histórico, trascendentales para los jóvenes, el empleo de todos los espacios que brindan las nuevas tecnologías para la producción de contenidos, así como promover la identidad nacional y la cubanía estuvieron entre los análisis de la Comisión Ideológica.

Varios de sus integrantes coincidieron en la importancia de que quienes sean capaces de generar contenidos valiosos y estén motivados por ello tengan condiciones para acercarse a la red de redes. Otros, por su parte, enfatizaron en que se debe andar con los códigos que mueven a la juventud e insertarse en los espacios que atraen su atención.

El joven historiador Elier Ramírez Cañedo ponderó la realización de giras de pensamiento y cultura, y abogó por seguir estrechando las alianzas con instituciones que se dedican al trabajo con la historia, así como la necesidad de llegar con las propuestas de la organización, en el orden ideológico, a los lugares más complejos. «Hoy existen muchos espacios coordinados por jóvenes, y eso ayuda también a mejorar el país», destacó.

A la urgencia de sentirnos en congreso todos los días y que los debates de las diferentes comisiones del Pleno lleguen a la base se refirió el mayor Leonel Rodríguez Cedeño.

Diosvany Acosta Abrantes, miembro del Buró Nacional de la UJC, al intervenir  en esta comisión, hizo énfasis en que nada de lo logrado puede perderse y este afán renovador y de perfeccionamiento ha de servir para construir una vanguardia más fuerte, dinámica y cercana a los jóvenes, en la cual puedan verse representados y que pueda cada vez más contribuir a su formación.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.