Atascos agrícolas puede que digan adiós

Una nueva línea de procesamiento de frutales se encuentra en su montaje final en el municipio avileño de Majagua

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

MAJAGUA, Ciego de Ávila.— La unidad empresarial de base de Ciego de Ávila, perteneciente a la Empresa Nacional de Conserva y Vegetales del Ministerio de la Industria Alimentaria, se encuentra en el montaje final de una línea de procesamiento de frutales en el municipio de Majagua, uno de los mayores productores de tomates del país.

Con la puesta en marcha de este equipamiento, cuyas pruebas iniciales se encuentran previstas para el 19 de julio próximo, se deben solucionar los innumerables conflictos que originaba la línea anterior, con más de 60 años de antigüedad, y que generaba atascos en la producción junto con pérdidas a la industria y los productores por encima de un millón de pesos en cada campaña.

Noemí Iglesias Falcón, directora de la UEB avileña, informó que la nueva tecnología, se ejecuta por un valor de seis millones de pesos, de ellos tres millones en moneda convertible y será capaz de procesar 300 toneladas de frutas y tomates en un día, volumen que duplica lo que procesaba la línea anterior, cuyos topes, con bastantes dificultades, alcanzaban las 150 toneladas en 24 horas.

Junto con otros objetos de obra también se tendió una conductora de seis kilómetros desde los pozos ubicados en el poblado de Orlando González para asegurar el abasto de agua y así eliminar los conflictos medioambientales de tomarla del río de Majagua, sobre todo en tiempos de sequía, cuando la industria se veía en peligro de parar las máquinas.

De vencer la fase de pruebas, en cuyo montaje participan especialistas cubanos y extranjeros, con esta nueva línea, se podría liberar las fuerzas productivas en un municipio, donde se ha llegado a cosechar más de 14 000 toneladas de tomate —como ocurrió en el 2017— con rendimientos por encima de las 30 toneladas por hectárea, además de propiciar trabajo a más de 2 000 personas de territorios cercanos.  

Con esta inversión, la cual presentó atrasos que impidieron su puesta en marcha en la pasada campaña de tomate, se espera procesar también 150 toneladas de mango y cien de guayaba en un día, y producir distintas variedades de jugos y segmentos de frutas; en tanto la vieja línea pasará a reparación y se alistará para apoyar los picos de cosecha.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.