¿Navegar en aguas tranquilas?

Aunque se evidencia el trabajo y la voluntad por estabilizar la producción y disponibilidad de medicamentos en las farmacias del país, junio cerró con 48 productos en falta

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

Hace apenas un mes, en conversación con directivos del Ministerio de Salud Pública, JR publicó que durante el primer semestre de este año los medicamentos en falta en el país se habían comportado en el orden de los 45 mensuales, una cifra que daba al traste con el déficit sufrido en años anteriores.

Sin embargo, aunque el resultado evidencia el trabajo y la voluntad por estabilizar la producción y disponibilidad de medicamentos en las farmacias del país, junio cerró con 48 productos en falta, 18 de ellos catalogados como de insustituibles o vitales.

«Durante todo el semestre las afectaciones en este tipo de fármacos priorizados osciló entre 15 y 20, principalmente, debido a la falta de recursos por diferentes causales, desde proveedores que no licitaron este año, lo que conlleva a que tengamos que redireccionar la compra».

Así lo aseguró a la prensa la Máster en Ciencias Rita María García Almaguer, directora de Operaciones y Tecnología del grupo empresarial BioCubaFarma, entidad que hoy produce 482 de los 486 fármacos del Cuadro Básico de Medicamentos, integrado por 761 productos.

Entre las formulaciones farmacológicas más afectados durante el período, la directiva destacó a la amiodarona (agente antiarrítmico) y la primaquina (antiparasitario), productos específicos para los que la industria no ha podido encontrar proveedores con un suministro inmediato. «Hay uno que nos suministra la materia prima, pero para finales del año, por lo que trabajamos en la búsqueda de una alternativa de manera inmediata.

«Nosotros llevamos años tratando de tener varios proveedores para un recurso, para tener alternativas inmediatas ante situaciones de este tipo, pero aun no se ha logrado en todos los casos. En esta situación se encuentra la primaquina, por lo que el Ministerio de Salud Pública (Minsap) trabaja hoy en la búsqueda de alternativas para lograr otro medicamento que supla la misma función terapéutica» agregó.

Los más afectados

Según García Almaguer, «desde enero hemos presentado una estabilidad en cuanto a la dipirona de 300 miligramos, se entregaron 84 millones de unidades para una cobertura de 30 días. A partir de septiembre, esperamos entregar, además, la dipirona de 500 miligramos. Con esta acción esperamos mantener la estabilidad de este medicamento tan demandado», explicó.

Asimismo, dijo, este semestre no hemos tenido afectación con productos que el año pasado estuvieron en falta como el salbutamol, cuya entrega se ha mantenido estable. Tampoco con los antihistamínicos, cuyo suministro se ha mantenido estable, aunque algunos están en baja cobertura.

Entre los afectados al cierre de junio mencionó al alopurinol, que debe comenzar a distribuirse este mes; en el caso del clonazepám y el alprazolám, el proveedor no tenía disponibilidad de la materia prima, pero desde ayer y hasta el 27 debe arribar al país para entrar en producción y distribución durante agosto.

Mencionó que tenemos en muy baja cobertura algunos antibióticos como la cefuroxima, la cefotaxima, la ceftriaxona, que deben estabilizarse próximamente; y la pentoxifilina, que debe empezar a hacelo a partir del mes de septiembre.

De la aspirina de 125 milígramos actualmente en falta apuntó que es importada y que el Minsap no ha encontrado proveedor. «Desde el año pasado trabajamos en la introducción de la aspirina de 81 milígramos, que este 2018 comenzará a producir nuestra industria. Hoy estamos suministrando la aspirina de 500 miligramos, que estuvo en baja cobertura también por inestabilidad en la entrada de la materia prima, pero que ya entró en el proceso productivo».

También explicó que las tirillas para los diabéticos, producidas por el centro de Inmunoensayo se vieron afectadas por la falta de recursos que ya llegaron al país; y que los antirretrovirales también sufrieron afectaciones por carencia de los ingredientes activos que intervienen en el proceso productivo, pero estos ya arribaron y están en el proceso de análisis para incorporarlos a la producción».

Sobre las cremas alegó que siguen siendo las más afectadas. «El mes pasado cerramos con cuatro en falta y en julio debemos cerrar con nueve por carencia de recursos y rotura de equipamiento. Solucionados ambos, nos queda el hecho de que la planta productora trabaja al tope de su capacidad y no es posible recuperar de manera inmediata la capacidad que se perdió», acotó.

Del truabín, medicamento consumido por el 20,1 por ciento de la población cubana mayor de 60 años, aseguró que aunque tuvo una afectación en junio, ya está estable y a finales del mes pasado se hizo una entrega a la distribución.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.