Una Ley de leyes para los nuevos tiempos

Los parlamentarios cubanos enriquecieron con sus propuestas el Proyecto de Constitución de la República

Autores:

Margarita Barrios
Alina Perera Robbio
Yuniel Labacena Romero
René Tamayo León

Los diputados respaldaron este sábado los fundamentos del Proyecto de Constitución de la República, el cual fue presentado y debatido en el Primer Período Ordinario de Sesiones de la 9na. Legislatura de la Asamblea Nacional, que se celebra en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Al debate de ayer le antecedieron varias jornadas en la que los parlamentarios agrupados en comisiones de trabajo dedicaron dos días a estudiar individualmente, y otra jornada a evacuar dudas e intercambiar con miembros de la Comisión que redactó el nuevo texto. En tal sentido este sábado se aportaron nuevas ideas a la propuesta de Carta Magna.

Durante sus intervenciones, los diputados agradecieron el trabajo de los grupos que desde 2013 laboraron en las diferentes variantes para la confección de los postulados para la reforma constitucional y sus bases, y a los 33 miembros de la comisión temporal que desde el pasado 2 de junio laboró en la confección del anteproyecto de reforma constitucional.

Miguel Barnet Lanza, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, apuntó que los miembros de la Asamblea Nacional han sentido durante estos días la presencia física de Fidel, máximo artífice de la Revolución y ejemplo vivo de Patria, y que su ejemplo de lucidez y humanismo ha prevalecido en las jornadas de debate.

La Constitución propuesta es moderna y está signada por el tiempo en el que vivimos, un proyecto de vanguardia y dialéctico, donde se resaltan los derechos humanos, y donde se reafirma la igualdad y la no discriminación de las personas por ninguna causa, señaló.

«En ninguna otra Constitución había estado tan presente como ahora la política cultural, científica y educacional, así como el tema de la discriminación. Ya era hora de que nuestro pueblo tuviera esta herramienta.

«No podíamos quedarnos atrás cuando hemos sido vanguardia política y de dignidad ante el mundo. Todos podrán decir, Cuba no falló, Cuba está ahí. Esta Constitución abre la oportunidad para crear un mejor país», dijo.

Adisvey Gálvez Juvier, responsable de Asuntos Generales de la CCS Orlando Suárez Corzo, apuntó que le complace que en los fundamentos económicos se reconozca la propiedad cooperativa. «Como joven campesino me alegra constatar que la tierra sea siempre en Cuba para quien la trabaja y bajo ningún concepto para quienes no la hagan producir. Como diputado y joven estoy de acuerdo con que los principios que nos han llevado hasta aquí permanezcan inamovibles».

La diputada Reina de la Caridad Torres Pérez, directora de la Televisión avileña, añadió que el Proyecto tiene el mérito de estar atemperado a la realidad cubana, para el presente y el futuro.

Añadió que debemos proponernos, conseguir y fomentar la educación cívica de toda la sociedad cubana, y que la Constitución no puede ser una asignatura en los diferentes niveles de enseñanza, sino debe ser transversal, para contribuir a la formación de las nuevas generaciones, y así ser un país con hombres y mujeres conocedores de sus deberes y derechos.

«Se trata de que la sociedad, la familia, los medios de comunicación y todos tributen al conocimiento y saberes jurídicos, y que la Constitución forme parte del acervo cotidiano.

«Debemos garantizar nuestra preparación, porque tenemos que seguir consultando textos para esclarecer dudas, para esclarecer a nuestro pueblo», detalló.

La importancia que tiene la inclusión del ideario de Fidel y el concepto de Revolución fue reconocida por Yordanis Santo. Por su parte, Enrique Richard López expresó que no podemos olvidar la sangre derramada durante estos casi 150 años de lucha por la independencia.

Sugirió que cuando el Proyecto se analice por la población, se edite un folleto o se divulgue por los medios lo que en Cuba había antes de 1959, y lo que ha hecho la Revolución.

La legisladora Lizette Martínez Luzardo señaló que se está analizando un documento que pone al hombre y a la mujer en el centro y defiende su dignidad plena. En tal sentido propuso incluir en el Preámbulo algunos valores y elementos históricos que pueden completarlo aún más, entre ellos que se incluya el término de justicia social, pues ese elemento «distingue a nuestro proceso y en Cuba no solo se construye una Patria libre y soberana, sino también con justicia social».

Igualmente pidió agregar que en el párrafo, donde se destaca a nuestros aborígenes, también se subraye el espíritu de resistencia del pueblo cubano a lo largo de su historia, además que se destaque a los cimarrones que lucharon por su emancipación y la importancia del ideario y el ejemplo de Fidel y José Martí.

El Doctor Eduardo Torres Cuevas exhortó a estudiar las propuestas de la diputada, pues permiten que la nueva Ley de leyes marque una diferenciación respecto a las tradicionales constituciones liberales o burguesas.

Abel Prieto Jiménez enfatizó en la peculiaridad que tendría la Constitución cubana al añadir el componente de justicia social, y que agregar ese concepto y poner a nuestro Héroe Nacional, José Martí, junto a otros pilares de la Revolución como Fidel Castro y los fundadores del marxismo resulta primordial.

El diputado Elier Ramírez, miembro de la Comisión redactora, argumentó que la propuesta hecha por Lizette mejoraba la Constitución desde el punto vista conceptual e histórico.

Mariela Castro Espín apoyó por su parte las intervenciones que le antecedieron. «Estoy segura —dijo— de que si Fidel estuviese aquí ya estaría trabajando en la modificación de estos acuerdos». En otro momento del debate, propuso que se utilice un lenguaje inclusivo en el texto mientras que se mantenga la coherencia de todo el documento.

Más adelante, los diputados votaron a favor de que se realice por parte de la Comisión de trabajo encargada de la elaboración del texto, un estudio del Preámbulo y se tengan en cuenta los criterios emitidos por la pluralidad de razones expuestas. Igual sucedió con otros elementos que propusieron los diputados y diputadas.

Salvar la legalidad de nuestro país

El diputado José Cabrera sugirió que como estamos a las puertas de un proceso que demandará la preparación de nuestro Parlamento y del pueblo, se divulgue y se publique un glosario de términos —nuevos o técnicos— que recoge el presente Proyecto de Constitución, para que contribuya a una mejor comprensión del mismo por la ciudadanía.

Asiel Aguada Barceló, también diputado y cuadro profesional del Comité de la UJC del Hospital Arnaldo Milián Castro, respaldó el Proyecto de Constitución a nombre de los jóvenes; y Yulady García Segura lo hizo en nombre de las mujeres, quienes han sido esenciales en una Revolución no solo como beneficiarias sino como protagonistas de su historia.

Lo que estamos haciendo es por salvar la legalidad en nuestro país, afirmó Yusuam Palacios Ortega, presidente del Movimiento Juvenil Martiano, quien añadió que el Proyecto implica toda una transformación, pues estamos adecuando la Constitución a estos tiempos y, recordando al Apóstol, señaló: «estamos haciendo verdadera política» y sin perder nuestra esencia. Apuntó que estamos en un momento trascendental de nuestra historia y esto sucede en el aniversario 150 del inicio de nuestras guerras de independencia.

Recordó asimismo las constituciones mambisas y evocó con orgullo un episodio de nuestra historia en el que Raúl Castro fue el abanderado de los jóvenes que denunciaron el golpe de Estado de 1952 y realizaron el entierro simbólico de la Constitución de 1940, pisoteada por el zarpazo.

Palacios Ortega agregó que como el Preámbulo es el rostro de la Constitución, debe mantenerse y conservarse esa aspiración legítima del pueblo de llegar a una sociedad comunista. «Aunque estamos todavía en el proceso de construcción socialista,  si algo nos distingue es esa justicia social del ideal que hasta ahora hemos defendido», abundó.

Dariana Acuña Poyedo, expresó por su parte, que en el Preámbulo debería estar plasmada la contribución que hicieron a nuestra historia y a la obra de la Revolución aquellos que no nacieron en nuestra tierra.

El apoyo al Proyecto de la Constitución presentado por la Comisión de trabajo encargada de elaborarlo continuó primando a lo largo de la sesión, no sin hacerse nuevas propuestas al Preámbulo, como más tarde sucedió con el resto de los títulos discutidos ayer.

En esencia, las proposiciones de los diputados propugnaron hacer más evidentes hechos y roles históricos de las diferentes generaciones que han construido la nacionalidad cubana a través de su protagonismo en las luchas de la revolución desde el 10 de octubre de 1868.

Al finalizar el debate sobre el proyecto de Preámbulo de la nueva Carta Magna, se suscitó un momento emotivo con la lectura por parte de Esteban Lazo de un texto enviado por el diputado José Ramón Fernández, quien no pudo asistir a la reunión del legislativo por problemas de salud, explicó el presidente de la Asamblea Nacional.

«He intentado en pocas horas revisar lo elaborado sobre la nueva Constitución —escribió el querido “Gallego” Fernández—. Deseo referirme —continuó— al mérito que tiene el trabajo realizado bajo las indicaciones del General de Ejército Raúl Castro Ruz, que ha permitido tener un texto bien organizado, claro, orientador y con un lenguaje accesible para todos».

Este es —agregaba— un documento con amplitud, claridad y útil para la ejecución de este enorme e imprescindible trabajo que es una nueva Constitución... el más importante documento que regirá a la nación —decía más adelante.

 

Nuestros fundamentos políticos

Luego del debate del Preámbulo del proyecto de la Ley de leyes, que duró alrededor de dos horas, los diputados comenzaron el análisis del Título I, referido a los fundamentos políticos de nuestra sociedad.

El diputado por la provincia de Holguín Pavel Rodríguez Rodríguez, se refirió a los artículos 3, 4 y 14, en los que  pidió resaltar los fundamentos históricos y patrióticos sobre los cuales se sustentan, con énfasis en la irrevocabilidad del socialismo, la significación de los símbolos patrios y el papel de las organizaciones sociales y de masas.

El diputado Ariel Mantecón Ramos, miembro de la Comisión de trabajo encargada de la redacción del magno documento, explicó que la esencia de la Constitución es política, pero representa a la vez un texto de profunda raíz jurídica.

Los criterios constitucionales —aclaró— deben tener un criterio de normatividad. La parte argumentativa, convocatoria, debe ir en el Preámbulo, como aquí está, pues esta es la parte menos racionalizada de la narrativa de una ley de leyes.

El secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, quien moderó todo el debate de ayer, argumentó por su parte que en la elaboración del documento se trató de disminuir un lenguaje que recargara el contenido.

Los principios que ustedes están defendiendo, señaló, están recogidos en el Proyecto, y ahora lo que estamos haciendo es abundar en ellos, pero lo más importante son los principios, y estos están, reiteró.

El Doctor Eduardo Torres Cuevas, también miembro de la Comisión encargada de la redacción del texto, siguiendo el hilo de los oradores que le antecedieron, explicó que lo necesario es tener una Constitución clara, precisa y jurídicamente aplicable.

Creo que en el Preámbulo —reiteró— se centra toda la visión política que debe tener el texto, de forma tal que el cuerpo del mismo sea jurídicamente entendible, y por lo tanto más entendible políticamente.

La diputada Ania María Aparicio Alvelo, directora provincial de Justicia en Villa Clara y también miembro de la Comisión de trabajo, se afilió a lo dicho por sus colegas y explicó que el nuevo texto respeta el de la Constitución de 1976, y que lo que se ha hecho ahora es enriquecerlo con la historia de entonces a acá, básicamente con el pensamiento de Fidel.

La legisladora Yohana Odriozola Guitar, directora jurídica del Ministerio de Economía y Planificación y también parte de la comisión redactora, defendió la necesidad de dotar a la Constitución de flexibilidad y perdurabilidad en el tiempo.

El destacado jurista José Luis Toledo Santander, otro miembro de la comisión, agregaba al respecto que la Constitución, en sentido general, debe estar caracterizada por su carácter normativo, por la aplicación directa de los conceptos, evitando expresiones que la hagan excesivamente extensa, para su mejor aplicación y maniobrabilidad en la cotidianidad.

En un momento del debate que se extendía, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido, intervino y enfatizó en que en la sesión de la Asamblea se estaba presentando un documento que van a discutir millones de cubanas y cubanos, por lo que sugirió ir a las esencias y hablar con toda claridad, tomando en cuenta la intervención en la jornada matutina del Secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, quien explicó en detalle los contenidos del Proyecto.

Los jóvenes presentes

El estudiante Suniel Johnson Valenciano, diputado por Santiago de Cuba, destacó y agradeció que el artículo 6 de la nueva carta magna resaltara el papel protagónico de la Unión de Jóvenes Comunistas, y de los jóvenes en cada una de las etapas de la revolución cubana desde el 10 de octubre de 1868.

Su colega Ania Yelina Fernández Lara, presidenta de la FEU en la Universidad de Granma, subrayó el hecho de que la UJC, como vanguardia de la juventud cubana, apareciera después del artículo 5, que fija al Partido como fuerza dirigente superior de la sociedad, significa compromiso. «La generación histórica confía en los jóvenes, el pueblo confía en los jóvenes y nuestra meta es cumplir», afirmó.

Avanzado el debate, uno de los temas más discutidos por los parlamentarios fue la propuesta de incorporar al texto, como uno de los principios, evitar la concentración de la riqueza, como mismo se hizo con lo relativo a la concentración de la propiedad.

El diputado Elier Ramírez Cañedo señaló que este es uno de los temas más debatidos, y en su consideración lo seguirá siendo en los debates que se generen durante la consulta popular.

Pasada las seis de la tarde, eran 84 las intervenciones realizadas por los diputados durante la tarde de ayer, una muestra de la amplia discusión que generó el Proyecto del texto constitucional solo en lo referido al Preámbulo del mismo y al título que versa sobre los fundamentos económicos.

En la mañana de hoy se reanudarán los análisis y debates de un texto que promete un enriquecedor y democrático intercambio ciudadano, ahora entre los diputados, próximamente entre la población.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.