Carpentier en todas sus dimensiones

«Alejo en tierra firme, intertextualidad y encuentros fortuitos», es el resultado de un estudio completo sobre el gran autor cubano

Autor:

Juventud Rebelde

Alejo en tierra firme, intertextualidad y encuentros fortuitos, libro de ensayo favorecido en el Premio de la Crítica 2005, es una obra tan abarcadora como acabada y original.

Se trata del resultado de un estudio completo sobre el gran autor cubano Alejo Carpentier —Premio Miguel de Cervantes, 1978— y de su obra. El libro es fascinante por el cuidado de su escritura y profundidad analítica. Leonardo Acosta, el autor, nos sumerge en los resquicios de aplicación literaria, las conexiones con la historia y otras literaturas de Carpentier. Ensayo modelo no solo en erudición por parte de Acosta, más allá de escalpelo, está escrito con claridad y belleza.

Los pasos perdidos es arcilla con la que el autor construye el ensayo, destinado a develar los misterios de la novelística de Alejo Carpentier. Desde la primera premisa despeja su propósito de arrasar con ciertos mitos y encasillamientos, aceptados, sobre lo barroco y lo real maravilloso como única identificación posible de Alejo y su obra. Mas, este ensayo magistral no se circunscribe a ello. Alejo en tierra firme..., presenta al lector todo un espectáculo maravilloso, labor a cincel del novelista. Nos conduce por los senderos abiertos en los escenarios imaginarios y reales de Carpentier. Ya se trate de Los pasos perdidos, o de otras novelas ejemplares de Alejo donde la imaginación está muy bien asentada en «tierra firme», sin lastimar el estilo ni el lenguaje apropiado en cada caso.

No hay intención o propósito sin velo en la obra de Alejo que Leonardo Acosta no aborde, y entre ellos está artísticamente planteada la cuestión ideológica. El autor del ensayo, que comentamos brevemente, llega hasta la memorable polémica del siglo XIX entre los puntos de vista de Sarmiento y Martí. Como el propio Acosta suscribe, Alejo Carpentier demostró a través de su obra su oposición a la fórmula de civilización o barbarie, puesto que lo que llamaban «barbarie» comprendía lo indio, lo negro y el mestizaje americano. En este complejo haz de criterios argumenta que Carpentier, entre Sarmiento y Martí, ya mencionados, «toma decididamente el partido de Martí».

En Alejo en tierra firme..., el excelente crítico y musicólogo examina cada una de las obras que habría leído Carpentier y la música que incorpora en esta obra y en otras de la propia autoría del novelista. Los puntos de convergencia y las contradicciones aparentes; los elementos utilitarios de que se vale el Carpentier periodista para realizar su obra, y, sobre todo, las acciones que describe entre el paso de sus personajes principales por Nueva York y las selvas venezolanas. Asunto que en una rápida lectura no todos descubren al vuelo, son otros elementos fundamentales del ensayo excepcional.

No será fácil para el ensayo literario de ahora en adelante competir con esta obra que, sin lugar a duda, revoluciona el género y se convierte ella misma en un libro de personajes y argumento que podría leerse como una novela.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.