Arte cubano en múltiples espacios

El Fondo de Bienes Culturales creó un producto novedoso donde la obra de importantes artistas puede compartir espacios de nuestra vida cotidiana

Autor:

Yailin Orta Rivera

Estos productos tienen una doble función: además de contener la imágen de la obra plástica, tienen un uso decorativo y también utilitario Fotos: Roberto Suárez

Es una especie de suerte admirar la poética visual de Zaida del Río. Una se reconoce absorta en esa atmósfera de música propia que emerge de sus líneas y detalles, en un juego que no cesa. La experiencia de sumergirme en sus imaginarios me resultó sorprendente, mientras degustaba una taza de café.

La espontaneidad y agudeza que transpira su obra sobrepasa el lienzo, para sentirse desde su reproducción en un soporte novedoso: una pequeña tacita que desde la blancura de su cerámica exhibía las formas del universo creativo de Zaida.

Para compartir con el público el placer de llevar el arte a nuevos espacios de la vida cotidiana, el Fondo de Bienes Culturales presenta una colección de reproducciones sobre diferentes soportes con obras de artistas de la plástica cubana, agrupadas bajo el sello Imagen Múltiple.

Este proyecto comenzó sobre el papel, después se sumó la cerámica y actualmente dedica sus esfuerzos a la reproducción sobre lienzo.

María Milián Menrique, directora del proyecto, comenta: «Hemos participado con estas propuestas en todas las ferias Arte en la Rampa, donde cada año incorporamos más artistas. Ha sido visible la gran acogida que ha tenido por parte de la población.

«Estos productos tienen una doble función; además de tener la imagen de la obra plástica, tienen un uso decorativo y también utilitario en el caso de la cerámica: las jarras multiusos, las tazas de café, o las de café con leche», asegura.

—¿Qué criterio consideran a la hora de seleccionar las obras?

—Fundamentalmente hemos buscado artistas que tengan una obra reconocida, a la vez que hemos incorporado jóvenes creadores.

«Cada año sumamos diez autores de la plástica y para la selección tratamos de balancear los géneros. La obra también tiene que ser atractiva, que provoque placer y bienestar porque el producto va dirigido a un público amplio que no es especialista en la materia».

—Y los artistas ¿qué opinan sobre el proyecto?

—Ellos lo han aceptado con mucho entusiasmo porque además de promocionar su obra, la gente reconoce sus trabajos, es capaz de identificarlos. Es increíble cómo las personas reconocen la obra por sus títulos.

«Somos muy cuidadosos con la calidad de la imagen; el artista participa en el proceso, y el producto no sale si no tiene su aprobación.

«Entre los autores escogidos se encuentran Flora Fong, Ernesto García Peña, Carlos Guzmán, Amelia Peláez, Pedro Pablo Oliva, Kcho, René Portocarrero, Zaida del Río, Sosa Bravo, y otras figuras relevantes de la plástica. Actualmente son muchos los artistas interesados en participar en Imagen Múltiple».

El proyecto intenta nutrirse, además, con obras de artistas que no radican en la capital; pretende integrar a creadores de otras provincias.

Esta propuesta del Fondo Cubano de Bienes Culturales apuesta porque las personas puedan acercarse a la imagen plástica de diversas maneras, que no se limite la contemplación de la obra al original.

«Hemos pretendido, parafraseando al Apóstol, poner el arte —ese camino más corto para llegar a la verdad— de modo que perdure y centellee en las mentes y en los corazones», añade María Milián.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.