Proyectos editoriales inmediatos y futuros de Casa de las Américas

Entrevista JR a Roberto Zurbano, jefe del departamento del Fondo Editorial

Autor:

En opinión de Roberto Zurbano, quien desde enero del pasado año dirige el departamento del Fondo Editorial de Casa de las Américas, la mayor contribución de esta institución es «vindicar una cultura de la emancipación y del reconocimiento de nuestra realidad y nuestro futuro, incluyendo la historia de nuestros pueblos».

Entrevistado por JR, Zurbano ofreció detalles sobre los proyectos editoriales inmediatos y futuros de Casa, que constituyen, sin duda, una demostración fehaciente de su afirmación.

—¿Qué intelectuales, escritores y artistas continúan siendo parte del patrimonio editorial de Casa de las Américas?

—Tenemos un catálogo de casi mil libros, donde hay unos 600 autores. Con los escritores vivos seguimos trabajando, y creo que debemos continuar incrementando nuestro inventario. En el mismo tenemos significativos exponentes como Sor Juana Inés de la Cruz, César Vallejo, Pablo Neruda, Alejo Carpentier y José Lezama Lima, así como otras figuras importantísimas de América Latina. Hoy nos remontamos en lo que nos falta por avanzar en literatura brasileña, infantil, caribeña y femenina. Queremos, además, incorporar más cubanos a nuestro catálogo, pues no hay muchos, a no ser los que están en la colección Premio.

—¿Cuáles son los principales proyectos editoriales de Casa?

—Fortalecer todas las colecciones. Tenemos más de diez importantes y la serie Pasamanos, que hace libros más pequeños, anuncios de obras mayores que serán publicadas en el futuro. También La Honda continuará enriqueciéndose, con la producción más contemporánea de escritores caribeños y latinoamericanos. Asimismo, es fundamental mantener un repertorio de estudio sobre autores y sus obras más significativas (Valoración Múltiple). Este año trabajaremos en la de Teorías Fantásticas de Latinoamérica, en la de Augusto Roa Bastos y en la de Martí, con unas 1 500 páginas, que se ha manejado en dos tomos: Martí literario y Martí político, así como intentamos mantener un equilibrio entre los géneros. Además, vamos a publicar a escritores tan notables como el caribeño George Lamming, quien vendrá a Cuba el próximo mes de julio para presentar su libro de ensayos Los placeres del exilio, como parte del evento El Caribe visto por George Lamming.

«Es esencial que el Fondo Editorial tribute a cada una de las diferentes direcciones de la institución, por ejemplo, el Centro de Investigaciones Literarias que prepara el premio Casa de las Américas, el Departamento de Artes Plásticas, donde estamos preparando un lindo catálogo sobre Roberto Matta, destacado artista chileno amigo de Cuba. Vamos a recordar el centenario del destacado escritor haitiano Jacques Roumain, con su novela Gobernadores del rocío, y publicaremos también los premios Novicios, galardones especiales otorgados cada año a los más importantes libros del género ensayo en el ámbito hispanoamericano.

«Igualmente serán editados varios ejemplares infantiles de la colección Colibrí, antologías poéticas y de teatro, un género no muy promovido. También verá la luz el Premio de Musicología 2006, otorgado al mexicano Alejandro Madrid, que se titula Los sonidos de la nación. Música, cultura e ideas en el México posrevolucionario.

«Es un plan ambicioso, de unos 40 títulos, que abarca las regiones del Caribe, Centroamérica y América Latina, poniendo énfasis en la literatura argentina, porque la Feria del Libro se dedica a este país. Esta vez presentaremos más de 15 títulos de autores de la hermana nación, como Atilio Borón (Imperio e imperialismo), Ana María Ramb (Pequeño sol en barrio gris) y Mempo Giardinelli (Santo oficio de la memoria).

«Integran la nómina, además, David Viñas (Los dueños de la tierra), Horacio Salas (El tango), un libro de cuentos de Vicente Battista (El mundo y los otros), Daniel Muxica (El arcano o el arca no), Roberto Fontanarrosa (Fontanarrosa: tres en uno), Raúl Zurita (INRI), Liliana Herker (Los bordes de lo real), Haroldo Conti (Mascaró, el cazador americano), Rodolfo Walsh (Operación Masacre), Jorge Luis Borges (Páginas escogidas), José Bianco (Páginas escogidas) y Paco Urondo (Trelew y otros poemas). También está Nuevo teatro argentino: dramaturgia (s), una antología de varios autores».

—A pesar del tiempo transcurrido, Casa de las Américas constituye un icono cultural para los escritores del área. ¿Qué contribuye a ello?

—Es que siempre ha sido un espacio para la integración de las literaturas y las culturas latinoamericanas. Constituye un margen de encuentro, de reconocimiento de una nación, de ideas similares que están ocurriendo, de procesos culturales que estamos descubriendo y compartiendo juntos... Sin embargo‚ faltaba ese nivel de referencia, y de saber que somos compañeros de ideas en el sentido del hallazgo, y la construcción de una nueva cultura y literatura, que va hacia la fusión latinoamericana.

«Casa de las Américas, a través de sus eventos literarios y otros que realiza en el ámbito de la música, las artes plásticas, el teatro, ha potenciado la necesidad del conocimiento, de establecer contactos y relaciones entre los países, autores, artistas, y entre los pensadores de Latinoamérica, residan o no en la región».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.