Nuevo espacio para el audiovisual latino - Cultura

Nuevo espacio para el audiovisual latino

Se desarrrolla la primera edición del Festival Goiamum Audiovisual, que hasta el 31 del presente mes convoca a especialistas del séptimo arte de varias partes del mundo

Autor:

Frank Padrón

Fotograma del clásico cubano Memorias del subdesarrollo, de Tomás Gutiérrez Alea. Río Grande del Norte, Brasil.— El cine y el audiovisual de la región deben abrirse paso como sea para robar un poco los espacios que acumula Hollywood, o mejor, para recuperar lo que este realmente arrebata a todas las cinematografías del mundo.

Con esta perspectiva se desarrolla en Natal, hermosa ciudad-balneario de Río Grande del Norte (una de las de mayor turismo en el gigante verde-amarillo), la primera edición del Festival Goiamum Audiovisual (alude a un cangrejo azul, emblema local) que hasta el 31 del presente mes convoca a cineastas, videastas, cineclubistas, críticos y estudiosos del séptimo arte de estos sitios y de otras partes del mundo.

Fórum, muestras, encuentros, exposiciones y seminarios se desarrollan en la sede, la Capitanía das Artes, así como en cines, galerías y universidades.

Uno de los eventos más populares ha sido el inicial taller de animación para alumnos de escuelas municipales, el cual va acompañado de filmes de realizadores de la zona, así como el impartido por la especialista carioca Fernanda Luz, sobre continuidades en el cine (lo que se conoce como labor de script-girl, especie de intermedio entre el realizador y otros factores de la gestión fílmica).

Con mucha expectativa aguarda el público (muy cinéfilo y amante de lo propio) la muestra nacional de cortometrajes, así como el de invitados de escuelas de cine procedentes de Canadá, Reino Unido, Praga y Buenos Aires.

Otro momento significativo será la retrospectiva de una cineasta de estos lares: Jussara Queiroz, que curara Paulo Laguardia, autor de un documental sobre ella titulado La voz silenciada de Jucurutu, producción DOCTV. Y entre las exposiciones ya fue muy bien recibida la dedicada a la fundación de la compañía Antártida, la cual en los años 40 fue responsable de algunos de los títulos fundacionales realizados en el país, como Asas do Brasil o Moloque Tiao, y donde dieron sus primeros, firmes pasos, dos de los humoristas mayores del cine de esta parte del mundo: Grande Otelo y Oscarito.

Un encuentro de cineclubistas y el Fórum Nordeste del Audiovisual serán otros eventos significativos dentro del festival que, sin embargo (y sin nada de chauvinismo), despliega ya dentro de sus momentos más entusiastas la Muestra de cine cubano que, con el auspicio del ICAIC, está llevando a locales y visitantes algunos de los momentos más significativos de la producción nuestra realizada a partir del triunfo revolucionario.

Lucía (Humberto Solás); Hello Hemingway y La vida es silbar (ambos de Fernando Pérez); Tres veces dos, de los jóvenes Pavel Giroud, Léster Hamlet y Esteban Insausti; El Benny, de Jorge Luis Sánchez (luego del cual los espectadores solicitaban la banda sonora en CD) y Memorias del subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea) que cerrará el ciclo seguido de un intercambio con los asistentes, están motivando extraordinariamente a un público ávido por conocer a Cuba y su cine.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.