Fábulas visuales de Roberto Chile

Autor:

Toni Piñera

Este realizador cubano atrapa la esencia de la creación plástica a la manera audiovisual, en la exposición Alas con puntas, abierta en el Memorial José Martí 

La imaginación y el talento vuelan alto por estos días en una original muestra titulada Alas con puntas, abierta en el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución, en ocasión del aniversario 155 del natalicio del Apóstol, donde su «artesano», el realizador Roberto Chile, transformado en curador-cineasta, atrapa la esencia de la creación plástica a la manera audiovisual, sin olvidar la tradición expositiva...

El resultado es una exposición singular donde el espectador podrá disfrutar de una propuesta diferente que involucra el video y la plástica, de la mano de doce artistas seleccionados que, según quiso especificar Chile, «no son una élite de amigos, sino que fueron llegando por azar hasta reunir ese número, más allá de sentido generacional o promocional». Son ellos, Frémez, José Villa, Roberto Fabelo, Alexis Leyva (Kcho), Eduardo Roca (Choco), Alain Pino, Javier Guerra, Jesús Lara, José Fúster, Dausell Valdés, Jorge Luis Santos y William Pérez. Doce piezas, una por cada creador, cuelgan de las paredes o reposan en el piso de la sala, mientras que en más de una veintena de televisores, a manera de una gran instalación, amén de otras pantallas, pasan los trabajos audiovisuales, en una museografía novedosa.

Mediante los peculiares lenguajes de pintura, gráfica, instalación, escultura, arte digital... que emanan de las obras de estos artistas cubanos, se manifiestan algunas de las muchas vías por las cuales la imaginación creadora se transforma en cuadro o estampa, proyectándose de esa forma hacia la realidad donde estas surgen, enriqueciéndola. En ellos va implícita la capacidad de tornar símbolo y metáfora poética al sentimiento de nación, al propósito de tejer una fábula visual con elementos, rincones y personajes característicos del ámbito provinciano circundante, universalizándolos por conducto de sus dimensiones imaginativas; esa tendencia que utiliza el paisaje como vehículo que interiorice y sugiera efectos perceptivos de la naturaleza y valores de una cosmovisión o mística individual.

A partir de la obra plástica, su esencia y el artista, Chile, quien desde la década de 1990 ha mantenido un sostenido vínculo con las artes visuales en un conjunto de minifilmes que han exaltado, también de forma creativa, el quehacer de muchos pintores, se las ingenió para realizar ahora un videoclip que, en lugar de apostar por una obra musical, como es lo habitual, cambia de traje por la plástica. Una manera diferente de ver y hacer el videoarte. Involucrando música original para la gran mayoría, en los 12 videos donde prima un alto vuelo creativo, se imbrican de forma impecable imagen, edición y sonido. Baste señalar que nombres como los de Benny Moré, Frank Fernández, Pancho Amat, Kelvis Ochoa, Cristian Alejandro, Gerardo Alfonso, X Alfonso, Mónica O’Reilly, Combat Noise, Tendencia, Obsesión, Los Beatles..., pasean del lado musical en estos trabajos en los que Chile pretende poner en primer plano el instante creativo, la manera de «atrapar» las musas para la inspiración y el resultado final, más que realzar la figura del artista.

La personalidad de cada uno es trasmitida en todo su tamaño en la obra a pesar del corto tiempo. El mundo de cuerdas sensibles que vibra en los paisajes tan propios de Dausell Valdés, que se tornan personajes hechos de monte, toma una hermosa dimensión en Hello Chaplin, cuando el pintor y el genio del séptimo arte parecen dialogar de tú a tú, al conjugarlo con imágenes de La quimera de oro... Kcho vibra en la Plaza Vieja durante la realización de su instalación Vive y deja vivir, en la 9na. Bienal de La Habana al ritmo del rap de Obsesión... Fabelo, en Una isla y un amor, llega hasta cantar en el rejuego con la instalación de las viejas cacerolas en plena playa... Jesús Lara en Sui-génesis se sumerge en su mundo de raíces, ramas y bosque como un canto celestial... Excelente instante el de Javier Guerra, quien en Hasta siempre impresiona por el parecido con quien pinta en su cuadro (el Che) en medio de una escenografía que nos recuerda su vida eterna de guerrillero... El universo ingenuo y humorístico de Fúster se posa en el video Son de la loma, de manera muy criolla... En Cienfuegos me quedé desborda la creatividad del enorme escultor que es José Villa... Jorge Luis Santos desata su furia artística y abstracta contra las paredes en medio de una batalla campal que se torna como Arma de lucha...

Hay mucho más que ver desde la pupila innovadora de Roberto Chile, que nos refleja instantes de gran versatilidad y buen hacer en cada una de sus creaciones audiovisuales, que son resultado de la labor de un equipo tenaz y emprendedor —integrado entre otros por Salvador Combarro en la edición y Reynier Aquino en la animación—, que debe saludarse con todas las fuerzas, para continuar por estos senderos de lo novedoso y nuestro. En la sala, el espectador «tropezará» con un ejemplo del quehacer de cada artista, y en las imágenes tendrá la oportunidad de conocerlo en un momento de su creación, íntimo, relajado y único. Magia del arte en estas Alas con puntas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.