Las opciones recreativas del verano llegaron para quedarse

Aun cuando vivimos embates de la crisis mundial y otros dilemas en casa, el país no ha escatimado esfuerzos en hacer que este verano deje cosas buenas. Y para cuando agosto diga adiós, ya está en pie la voluntad de mantener esas iniciativas durante todo el año

Autor:

Alina Perera Robbio

Todo lo que se logre de bueno en esta temporada —cuando la palabra «esparcimiento» no es una más en el glosario cubano—, merece prolongarse al resto del año. Dicho así, el concepto parece fácil de llevarse a la práctica, pero su defensa entraña asuntos más hondos como entronizar la constancia, la mirada larga, el pensamiento antiburocrático, el desvelo por la eficiencia en pos de la satisfacción de la gente.

Resultó esa la idea más recurrente durante la reunión, este miércoles, de la Comisión Central del Verano, donde se pasa revista, con las instituciones y los organismos implicados, a los esfuerzos que se han venido realizando para convertir esta temporada estival en un tramo lo más provechoso y gratificante posible.

«Tenemos comisiones constituidas. Contamos con suficientes instituciones, con espacios, fuerzas, iniciativas. Ahora debemos seguir mejorando nuestros métodos de trabajo, acrecentar la intencionalidad, medir mejor el impacto de cuanto se hace. Debemos seguir adelante, conscientes, incluso, de que surgirán nuevas necesidades recreativas», reflexionó Víctor Gaute, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido.

Sobre cuán posible será prolongar el desarrollo de determinadas actividades más allá de agosto, Gaute resaltó que esa potencialidad debe ser asumida realista y objetivamente, «buscando metas superiores, siendo creativos, pero sin dispersión, sin llenarnos la cabeza de múltiples ideas a la par, de las cuales muchas no podrían sustentarse materialmente. De lo que se trata es de hacer bien y perfeccionar aquellas que sean viables o que ya han mostrado resultados en la práctica».

La agenda de la reunión incluyó la revisión de diversos acuerdos tomados en encuentros precedentes. Volvieron a ser temas de análisis, entre otros, las visitas a los centros nocturnos del país; las opciones que se brindan en las playas del este de la capital; el uso de las instalaciones a nivel de Consejo Popular; la situación actual del Plan Turquino y de los bulevares con que cuenta la Isla; y el movimiento de artistas aficionados.

Especial momento tuvo lugar cuando dos presidentas de Consejos Populares de Ciudad de La Habana compartieron con la Comisión sus experiencias sobre cómo este verano ha sido una realidad tangible a nivel de comunidad. Sara Esther Pereira, presidenta del Consejo Popular Villa Uno en Guanabacoa, y María Regla Rodríguez, del Consejo Popular Pilar-Atarés, en el Cerro, enumeraron diversas vivencias que prueban cuántas reservas hay en el pueblo y cuánto puede hacerse cuando las personas participan en la concepción de su propio bienestar.

Del mundo femenino y obrero

La Federación de Mujeres Cubanas (FMC) tomó la palabra en el encuentro para hablar sobre las actividades que se están haciendo, y las que vendrán, con motivo del aniversario 49, este 23 de agosto, del nacimiento de la organización.

La jornada conmemorativa tendrá lugar a través de actos de iniciación de jóvenes federadas y de entrega de carnés de la FMC a lo largo y ancho de la Isla. Habrá, además, encuentros con la historia, visitas a museos, tarjas y monumentos, así como intercambios con mujeres campesinas, y reconocimientos, en las comunidades, a maestras, especialmente aquellas jubiladas que volvieron al sector, y jóvenes que han optado por carreras pedagógicas.

No faltará el homenaje a fundadoras de la organización, a trabajadoras sociales y a brigadistas sanitarias. Igualmente serán destacadas las familias que más energía eléctrica ahorraron durante la temporada, y tendrán lugar los actos de otorgamiento de la Distinción 23 de Agosto.

Una exposición de pinturas en el Memorial José Martí, un foro interactivo sobre nuestras féminas, un recital de destacadas poetisas cubanas, el lanzamiento del libro de Celia Hart sobre Haydée Santamaría (Haydée del Moncada a Casa), y una jornada de trabajo voluntario en la producción de alimentos, forman parte del itinerario concebido para reverenciar el valor de las protagonistas más tiernas de la sociedad.

Por su parte, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) hizo un recuento de las tareas realizadas durante este verano. Merecieron particular énfasis las actividades realizadas en muchos lugares del país para festejar el cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel Castro; así como las jornadas de donaciones de sangre en provincias como Santiago de Cuba, Holguín, Granma, Las Tunas y La Habana.

Se sumó la entrega, en todas las provincias, del Sello Aniversario 70 de la CTC a personalidades y colectivos laborales con suficientes méritos. Y en centrales azucareros y bateyes, muchos trabajadores pudieron emplear el tiempo libre en competencias de la Liga Azucarera.

Casi cerrando la agenda de esta última reunión de la Comisión Central del Verano, el primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunista (UJC), Julio Martínez, expresó que es justo reconocer el esfuerzo de los trabajadores que no han hecho pausas en sus jornadas de entrega, enfrascados en hacer posible que los demás puedan disfrutar los días de esta temporada.

«Son personas —reflexionó Víctor Gaute— con un alto sentido de la responsabilidad, comprometidos con la suerte de los otros». Y más adelante compartió su percepción de que este año se ha trabajado con mayor organización y unidad en aras de alcanzar éxitos en este verano cuyo cierre, en términos de recreación, no será definitivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.