Amaury Pérez: Es estimulante compartir escenario con colegas de otros países

El cantautor afirma que lo que unirá a los artistas cubanos y extranjeros que participarán en el concierto del domingo 20, será la solidaridad, el respeto, la humildad y el sentido de la justicia

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Asegura el reconocido trovador Amaury Pérez, que «la idea del concierto del 20 de septiembre surgió en la cabeza y el corazón de Juanes, quién sabe cuando», cuando se le pregunta sobre la esperada presentación del domingo venidero, que tendrá lugar, a partir de las 2:00 p.m., en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana.

Él, que subirá al escenario en nombre de la paz junto a un grupo de artistas cubanos y extranjeros, se enteró de los detalles en una cena con el cantante colombiano, quien estuvo en la Isla el pasado 24 de junio.

Devela a Juventud Rebelde el intérprete de Acuérdate de abril y Encuentros que «Juanes y su manager nos pidieron opinión, y nosotros sin más le dijimos que sí. Entonces, nos invitó a Silvio y a mí a participar, y ambos aceptamos. Luego, en medio de la cena, Juanes propuso a los Van Van, y el auditorio se regó de alegría. Fue así de sencillo», explica el destacado cantautor que acaba de terminar un disco llamado Bardo, y quien tiene en planes algunas giras de conciertos pendientes que debe realizar en otoño por Venezuela, España, Portugal, México; y en Cuba, para diciembre.

¿De ese encuentro salieron otros proyectos futuros que quizá nos pudiera adelantar?, le interrogo por correo electrónico. Amaury, que recién terminó un nuevo libro de cuentos, prepara otros dos discos y adelanta su tercera novela, dice que solo el del domingo, aunque deja una puerta abierta: «Imagino que dependiendo de su éxito, cosa de lo que no tengo dudas, pudieran abrirse otros caminos de colaboración».

Varios artistas de la región se sumaron a esta iniciativa de Paz sin Fronteras. Amaury piensa que siempre es grata y estimulante «la posibilidad de compartir escenario con colegas de otros países, vengan de donde vengan».

—¿Qué trascendencia tiene para la música nacional este hecho?

—Creo que poco. Si en algo somos «autosuficientes» es en nuestra facilidad para generar música y músicos de extraordinaria calidad y con signo propio. La música cubana se puede fusionar, pero el sello de lo auténtico siempre es reconocido; es lo que suelo llamar «la soberanía de lo esencial cubano», aunque hagamos rock o pop.

—¿Por qué escogieron la Plaza de la Revolución? ¿Desde cuándo no toca allí Amaury?

Se escogió por sus dimensiones y, por lo tanto, la capacidad que tiene de albergar grandes cantidades de público.

«Hace algunos años que no canto ahí, pero siempre es estremecedor hacerlo y, al menos para los músicos cubanos, es un honor y un privilegio».

—¿Cómo se decidió que fueran estos músicos cubanos los que actuarían el 20 de septiembre?

—Los solicitó Juanes y la organización foránea de Paz sin Fronteras. Nosotros, los organizadores por la parte cubana, hemos funcionado como personal de apoyo. Es una hermosa idea y la hicimos nuestra sin objeciones ni condiciones. Si por nosotros hubiera sido, el concierto duraría una semana, pero, por razones obvias, es imposible.

—¿Por qué un concierto con objetivos tan nobles ha causado tanto revuelo, sobre todo en Miami?

Para mí fue una sorpresa tanto alboroto. Me dicen que debí esperarlo. No lo hice. Hay que decir que no es todo Miami, generalizar no es bueno. Son los mismos resentidos de siempre y con acceso a los medios. La comunidad cubana en esa ciudad es grande y plural, de alguna manera todos tenemos allí un familiar, un amigo, un colega, un conocido, y no todos se comportan negativamente con respecto a su Cuba, o la Cuba de sus mayores.

—¿Qué cantará en el concierto?

—Creo que algunas de mis canciones más conocidas. Pienso en Acuérdate de Abril y Hacerte venir. Pura arqueología musical, todo depende del tiempo de que disponga, pero estaré acompañado por la mejor banda de la que puede presumir cualquier cantante.

«De todas maneras no seré tan tonto como para pretender robarle el tiempo a los artistas que verdaderamente el público cubano quiere escuchar. Es cuestión de caballerosidad y sentido común».

—Si tuviera que decir qué une a los músicos que estarán el 20 de septiembre en La Habana, ¿qué diría?

—Humanidad, solidaridad, altura, respeto, humildad y sentido de la justicia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.