Al compás de Belkidia, sus niños y sueños

Un hermoso proyecto liderado por una joven integrante de la UNEAC extrae el potencial artístico de los pequeños en Cienfuegos

Autor:

Julio Martínez Molina

CIENFUEGOS.— La joven Belkidia López es una de las personas que enriquecen la cultura de Cienfuegos por su capacidad creadora, la constancia y fe absoluta que deposita en cada una de sus materializaciones actuales, con las cuales cumple los sueños tejidos desde la infancia.

Ella no solo dio varias alegrías a la provincia en los festivales Cantándole al Sol y del Creador Infantil. Esta compositora, miembro de la Asociación de Música de la UNEAC, lleva, desde hace cinco años, el proyecto Al compás de las Olas, cuyos ecos resuenan a nivel nacional.

«Se han formado muchos niños —dice—; lograron matricular en la Escuela de Arte. Precisamente, uno de los objetivos es que en algún momento puedan entrar a la Academia de Música. Contribuir de forma positiva, aunque sea de modo modesto, al crecimiento moral, espiritual y estético de ellos es algo que agradezco de Al compás de las olas».

Además de las cuatro peñas mensuales que desarrollan Belkidia, los niños artistas y el equipo de colaboradores de la creadora (dos de ellas en el Palacio de Pioneros, los segundos y cuartos sábados de cada mes), los viernes finales de mes tiene a su cargo otra en los Jardines de la UNEAC.

«Se realiza con el apoyo de Educación y público dirigido de las escuelas, entre sus fines figura que los instructores de arte ubicados en esos planteles tengan un espacio para presentar también sus resultados de trabajo».

Belkidia presenta aquí y en otros espacios, a los 27 alumnos de segundo grado con quienes labora desde preescolar en su cantoría, así como a los otros que han permanecido durante los cinco años a su lado.

En total —expresa— son más de 60, pero si se suman los de los proyectos extensivos acometidos en diversos consejos populares, sobrepasan el par de centenares.

«Nos respalda la UNEAC, Cultura Comunitaria, las propias escuelas..., los padres son incondicionales y los niños dondequiera que vayamos encienden su chispita, que poco a poco se convierte en una gran hoguera de creación que nos da calor humano y arte a todos de forma compartida».

Todo esto de Al compás... y lo generado alrededor —añade— superó con creces mis expectativas; ha salido mucha música nueva, muchas canciones nuevas, dos discos autofinanciados. Los fonogramas son Al compás de las olas, premio Cubadisco; y Sueño de alas, de 2009, ambos elaborados de forma íntegra a partir de composiciones suyas.

«Ahora estoy preparando un nuevo disco —está en fase de arreglos—, contentivo de 14 temas, para el cual rescato obras que hace cerca de dos décadas no son cantados, de destacadas compositoras locales».

Al compás de las olas acaba de participar en el evento nacional de proyectos comunitarios del CIERIC, donde resultó finalista entre otros 32 de todo el país. Ya el año anterior obtuvo allí el Premio de la Popularidad.

Belkidia considera que constituye el resultado del quehacer sistemático suyo, de los pequeños y «un equipo maravilloso compuesto por varios artistas y una gran cantidad de promotores naturales vinculados; ello ha permitido que esto vaya creciendo de forma tan bella,».

Ojalá que siga siendo así por mucho tiempo. No solo Belkidia y sus sueños lo merecen, sino los niños que se benefician de este proyecto de crecimiento humano y artístico, y sobre todo ese gran público activo e interactuante de miles de pioneros cienfuegueros que los siguen y apoyan».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.