Cineasta cubano Tomás Piard prepara documental sobre Lezama Lima

El filme, cuyo título "Trocadero 162, bajos" alude a la dirección de la casa donde habitó José Lezama Lima desde 1929 hasta su muerte en 1976, abarcará la última etapa de su vida y su novela póstuma Oppiano Licario

Autor:

Juventud Rebelde

Lezamiano confeso, el cineasta cubano Tomás Piard emprenderá en breve un viaje a los últimos años del autor de Paradiso en un documental concebido como homenaje y celebración del centenario de su nacimiento.

El filme, cuyo título "Trocadero 162, bajos" alude a la dirección de la casa donde habitó José Lezama Lima desde 1929 hasta su muerte en 1976, abarcará la última etapa de su vida y su novela póstuma Oppiano Licario.

Piard explicó a la prensa que toda la acción transcurrirá en esa casa, recientemente restaurada y convertida en Museo, en la cual Lezama dio rienda suelta a su obra. Un lugar que conserva intacta la atmósfera de su quehacer literario, su huella y aromas cotidianos.

Respaldado por la Productora Octavio Cortázar, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el Instituto Superior de Arte (ISA) y el de cine de la isla, el filme, sin perder su carácter documental, contará con un reparto de actores.

También participarán el escritor y ensayista Reynaldo González, quien fuera amigo entrañable del novelista, y el poeta José Luis Moreno del Toro, médico de profesión, quien lo asistió hasta su muerte.

El documental tendrá dos versiones, una corta de 27 minutos y otra de largo metraje para el cine. El estreno de ambas será el 19 de diciembre, lo que imprime al rodaje y posproducción un ritmo trepidante, un vértigo al que Piard está acostumbrado y asume como estimulante reto creativo.

En ese proceso lo secundará un equipo integrado por recién graduados de la Facultad de medios audiovisuales del ISA, junto a otro de mayor experiencia del que forman parte Daniel Diez Jr, en la edición, Juan Piñera en la música y Esther García Mariño en la producción ejecutiva.

Profundo conocedor del legado literario de Lezama, explorado con delectación, es la segunda vez que Piard se aproxima al universo del poeta. La primera fue con su largo de ficción El viajero inmóvil , una cinta polémica pero a la cual la crítica reconoce su acercamiento enriquecedor a una de las voces mayores de la literatura en lengua hispana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.