Pintor cubano Francis Fernández Trujillo se suma al recordatorio de José Lezama Lima - Cultura

Pintor cubano Francis Fernández Trujillo se suma al recordatorio de José Lezama Lima

Después de haberse graduado en la Academia de San Alejandro en 2004 y de sacar a la luz su primera muestra individual, Vías y esferas, Francis no había asumido ningún otro proyecto protagonizado solamente por él, pero ahora inaugurará el próximo 19 de diciembre su expo Travesía por el mito

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

El 2010 ha sido esencial en la carrera del joven artista de la plástica Francis Fernández Trujillo. Tanto, que después de haberse graduado en San Alejandro en 2004 y de sacar a la luz su primera muestra individual, Vías y esferas, no había asumido ningún otro proyecto protagonizado solamente por él. Ahora regresa por lo alto, al sumarse a los creadores del patio que recordarán el centenario de José Lezama Lima, cuando deje inaugurada, el próximo 19 de diciembre —justo la fecha del nacimiento del gran escritor—, su expo Travesía por el mito.

No obstante, Francis no se había detenido ni un solo segundo. De hecho, este año ya había llamado la atención con su Dádivas del ideal, el retrato de nuestro Apóstol que junto al de Juan Gualberto Gómez, realizado por su maestro Jesús Lara Sotelo, donara la Sociedad Cultural José Martí a la UPEC, justo el pasado Día Internacional del Periodista. Antes también lo había conseguido con sus propuestas para aplaudidas exposiciones colectivas curadas por el realizador Roberto Chile como la dedicada al Año de Chopin, Sencillamente Korda o Profecía, centrada en la figura del Che, por solo mencionar las más significativas.

Claro, Francis no puede dejar de referirse a Cuba pinta a Guayasamín, expuesta primero en la Capilla del Hombre y luego en la Casa Museo Oswaldo Guayasamín, en La Habana Vieja, y que fue como la puerta abierta a otro universo. «Recuerdo que una tarde Lara se apareció al taller y me dijo que hiciera un retrato del famoso pintor ecuatoriano, y que pusiera en él todo mi empeño. Cuando estuvo listo se lo mostró a Chile y al periodista Pedro Martínez Pírez, quienes coordinaban el proyecto. Y ellos quedaron muy complacidos, al punto que ese fue el primer cuadro que vio Pablo Guayasamín, el hijo de Oswaldo y presidente de la Fundación.

«Para mí fue un honor formar parte de Cuba pinta..., acompañando a Lara, a otros muy reconocidos como Nelson Domínguez, Roberto Fabelo, Agustín Bejarano, Eduardo Roca (Choco), Ángel Ramírez, Ernesto Rancaño, Ernesto García Peña..., y otros jóvenes como yo».

Por eso, cuando Lara le planteó la posibilidad de preparar la que después se convertiría en Travesía por el mito, Francis decidió que ya había llegado el momento para presentar estos 15 cuadros que se exhibirán este domingo, a partir de las 11:30 a.m., en la Casa Museo José Lezama Lima ubicada en Trocadero No. 162, en Centro Habana. «Era una oportunidad que no podía dejar escapar, por lo que significa Lezama para los cubanos.

«Estoy convencido de que no iba a hallar un motivo superior para inspirarme que hacer estos retratos de este hombre tan nuestro y tan universal; una figura inmensa no solo como poeta, sino como connotado intelectual. Estamos hablando del autor de Paradiso, pero también del fundador de Orígenes, la revista literaria cubana más importante de aquella época; del sensible autor de Muerte de Narciso y Dador, de una persona que tuvo una manera muy peculiar de ver y de sentir lo cubano.

«En lo personal, me ha permitido crecer como artista y como ser humano. Es como si Lezama me hubiese invitado a su casa para conversar, intercambiar ideas; y hubiésemos hablado de su poesía y ensayos, de aquellos libros que, según dijo al semanario Lunes de Revolución, salvaría si se produjera una hecatombe: Las mil y una noches; El Quijote, de Miguel de Cervantes; el Diario de José Martí, La Odisea, de Homero..., mientras que me iba mostrando las fotos en las que aparece en su niñez o juventud; en la intimidad de su hogar o rodeado de su familia...».

Fueron muchas de esas imágenes las que Francis utilizó para concebir las 15 piezas de diversos formatos donde aplica el collage, la técnica mixta, «al incrustar periódicos y todos los materiales que tuve al alcance de mi mano en el lienzo. Me gusta experimentar sobre la base del retrato, de la figuración, e ir en la búsqueda de la psicología del personaje, de sus cualidades, expresándolas por medio de sus miradas, expresiones, las atmósferas, las formas...».

—¿Por qué esperaste tanto tiempo hasta Travesía...?

—Cuando culminé San Alejandro estaba desesperado por exponer, pero luego comprendí que era necesario hacer una pausa para encontrar mi propio camino, beber mucho más de otras manifestaciones del arte, ampliar más mi universo y desarrollarme aún más en lo artístico, en lo espiritual e intelectualmente. Para mí fue esencial encontrar a Lara e intercambiar con otros artistas. De ese modo creo que estoy más preparado para seguir adelante.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.