Tres rostros de los Oscar en París con Roman Polanski

Desde este lunes el laureado realizador franco-polaco comenzó el rodaje de su próxima película. Un Dios salvaje contará con las brillantes actuaciones de Jodie Foster, Kate Winslet y Christoph Waltz

Autor:

Redacción Digital

Tres rostros de los premios Oscar de distintas nacionalidades, Jodie Foster, Kate Winslet y Christoph Waltz, serán figuras de la nueva película del realizador franco-polaco Roman Polanski, en rodaje desde este lunes, según aseguró PL.

Un Dios salvaje (Le Dieu du carnage), de la dramaturga, escritora y actriz francesa Yasmina Reza, es la propuesta de Polanski, su primer trabajo luego de pasar más de siete meses en prisión domiciliaria en su residencia de Suiza.

Autor de una filmografía de lujo que incluye El Pianista (Oscar al Mejor Director, Actor y Guión adaptado), Chinatown, Rosemary Baby y Tess, entre otras, Polanski se enfrentó a una demanda de extradición de Estados Unidos por un caso de violación de 1977.

Ahora se lanza al abordaje de un tema complicado y violento en torno a la historia de dos familias y un grave conflicto entre sus hijos, pero se apoya en el set de la comuna de Bry sur Marne y en actores de alto vuelo.

La estadounidense Jodie Foster (Oscar por The Accused y El silencio de los corderos), quien presidirá la ceremonia de los César de Francia en París dentro de unas semanas, y la británica Kate Winslet (laureada por The Reader), serán sus musas.

Se añaden el austriaco-alemán Waltz (también distinguido con la estatuilla por Inglorius Basterds) y el norteamericano John C. Reilly (Step Brothers, Gangs of New York, Magnolia, Chicago).

Yasmina Reza es considerada una de las más relevantes escritoras de teatro del mundo y su obra Un Dios salvaje ya fue protagonizada en Paris por Isabelle Huppert. También Robert de Niro y Al Pacino se interesan por interpretar sus trabajos.

Parisina nacida en 1959, de madre húngara y padre ruso, Reza intenta mostrar esa suerte de dioses salvajes que cohabitan en cada persona como síntoma de sus frustraciones.

Juego de alianzas de los personajes, según la crítica francesa, capaz de crear entes contradictorios, la Gran Premio de Teatro de la Academia Francesa busca la complicidad del espectador, tanto como para sentirse reflejado en el escenario, a partir de una trifulca de apariencia simple.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.