S.O.S. Amazonía: una alerta desde la literatura

Escrito por corresponsales de Prensa Latina conjuntamente con el Parlamento Amazónico, el texto compila trabajos publicados anteriormente en la revista Amazonía

Autores:

Talía Montes de Oca
Lisandra de la Paz Valdés

«La tragedia del Amazonas es la tragedia de la humanidad en un espacio boscoso», destacó Eddy Gómez Abreu, presidente del Parlamento Amazónico, en la presentación de S.O.S. Amazonía, libro que ya se encuentra a la venta desde este jueves en la 20 Feria Internacional del Libro (FIL) Cuba 2011.

Este volumen, escrito por corresponsales de Prensa Latina conjuntamente con el Parlamento Amazónico, recoge temas regionales y compila entrevistas, reportajes, crónicas y algunos de los trabajos publicados anteriormente en la revista Amazonía. Dicha obra abarca aspectos de interés económico, político y social que afectan a América Latina.

Con anterioridad no existían publicaciones sobre lo que ocurre en esta región del continente americano, poseedor de importantes recursos naturales como el oro, la bauxita y el plutonio, además de poseer el 37 por ciento del agua dulce del planeta, y constituir una gran reserva energética.

Los conflictos bélicos que desde hace siglos promueven las grandes potencias por la obtención de las riquezas que guarda el Amazonas, como reservas de gas y petróleo, han provocado la destrucción del 20 por ciento de estas tierras, y la despoblación y exterminio de las comunidades indígenas.

«La búsqueda incesante de oro produjo la contaminación del agua, como resultado del mercurio que se utilizaba para la extracción del mineral», apuntó Gómez Abreu. Recordó además que al eliminar un solo árbol de las tierras amazónicas destruimos una fuente fundamental de purificación ambiental y enriquecimiento de los suelos, pues estas plantas tardan mucho más tiempo en crecer debido al desarrollo horizontal de sus raíces.

A medida que se explota el terreno para la búsqueda de biocombustibles se reduce el espacio para la producción de víveres, y por cada animal que muere se desprenden hacia la atmósfera moléculas de dióxido de carbono. Esto genera crisis alimentarias, ambientales y energéticas.

Solo con el ascenso de un grado centígrado se multiplican por cuatro las tormentas tropicales y aumentan las inundaciones que han afectado a países como Brasil, Pakistán y China en los últimos tiempos. Si destruimos la Amazonía, se acentuaría el calentamiento global, y la temperatura en esta zona sería mucho mayor que en el resto del planeta.

«Es necesario que los pueblos conozcan y operen a favor de este espacio, y que los gobiernos se sensibilicen con la creación de escuelas para aplicar una política de cultura ambiental. Si logramos hacer conciencia, ganaremos la batalla», aseveró el presidente del parlamento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.