Siempre bajo la luz del faro

El filme argentino Juntos para siempre mezcla las historias de un guionista y la del personaje de su libreto, ambos seres que intentan escapar de su dolor, pero la desconexión con la realidad solo logra sumergirlos en una pena mayor

Autores:

Anays Almenares Ávila
Max Barbosa Miranda

En la atmósfera de La Habana se respira Festival. Algunos guardan su cartelera en el bolsillo, otros marcan desde temprano para alcanzar entradas, y unos piden vacaciones con tal de poder ver al menos tres películas diarias.

Muchos esperan diciembre para disfrutar de las delicias que anualmente regala el séptimo arte latinoamericano; la selección de los cines, horarios y filmes recomendados.

Argentina, país reconocido en el evento por las multipremiadas obras que cada año presenta, llega en esta ocasión con varias cintas a concursar, como El gato desaparece, Un cuento chino y Juntos para siempre.

La última, escrita y dirigida por Pablo Solarz, y que cuenta entre los roles protagónicos a Peto Menahem y Luis Luque, mezcla las historias de un guionista y la del personaje de su libreto, ambos seres que intentan escapar de su dolor, pero la desconexión con la realidad solo logra sumergirlos en una pena mayor.

«Al principio estaba improvisando con el guión y tenía dos películas separadas: una de un hombre que abandona a su familia mientras se va de vacaciones, y otra del escritor que usa la ficción para alejarse de sus sentimientos, hasta que un día se me metieron la una dentro de la otra y me di cuenta de todo lo que tenían en común», cuenta Pablo Solarz, autor de la cinta.

El también escritor de los filmes Historias mínimas, Quién dice que es fácil, El frasco y Un novio para mi mujer, mezcla en su ópera prima toques de comedia, tragedia y pinceladas irónicas en los parlamentos.

Luis Luque, el actor que interpreta al personaje de Fabián, comenta que la idea inicial era hacer un largometraje sobre la ficción que tiene la película dentro, y era tan oscura que decidieron crear algo más en el medio. Es por eso que aunque causa risa, relata una historia muy dura, dice.

«Me sentí muy bien en este tipo de trabajo que es tan poco común. He hecho bastante cine y no abundan proyectos así. Yo la acabo de ver y me quedé sorprendido, porque es muy confrontante y solitaria», confiesa Luque, protagonista también de El gato desaparece, y quien es conocido en Cuba por su personaje de Guillermo en la telenovela Mujeres de nadie.

Pablo Solarz admite que fue una suerte poder armar el elenco con que siempre soñó para dar vida a los personajes de Javier y Fabián, cada uno cargado con fuertes dosis de alienación, psicosis y tristezas, y que representan sus miedos y obsesiones.

Juntos para siempre continuará presentándose a lo largo del Festival en las diferentes sedes del evento que, a juicio del cineasta, constituye una especie de faro, de punto de llegada para creadores como él.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.